Las Habilidades Humanas o Soft Skills

Presentación del ciclo de publicaciones sobre estas habilidades.

Por Alberto Losada Gamst

 

¿De verdad que falta poco para que un robot o un programa informático me dejen sin trabajo? ¿Qué puedo hacer para que esto no me afecte?

Estas preguntas y otras muy parecidas aparecen cada vez más en las conversaciones y en artículos y reportajes en los medios de comunicación. ¿Qué respuesta hay? Pues que tu exposición a esa realidad depende en buena parte de lo que tú hagas.

 

ERAS Y MODELOS ECONÓMICOS

En su libro “Una nueva mente”, («A Whole New Mind«) el autor, periodista y presentador de televisión estadounidense Dan Pink explica cómo la Humanidad ha pasado por varias eras en términos de modelo económico:

  • La Era de la Agricultura, en la que son los campesinos quienes crean la riqueza con su esfuerzo físico.
  • La Era Industrial, en la que las fábricas con sus máquinas son la nueva fuente de riqueza. Ya no cuenta tanto el esfuerzo físico sino que lo que se impone es el método y la técnica.
  • La Era del Conocimiento, en la que los ordenadores son una de las herramientas para gestionar ese conjunto de experiencia y saber hacer que los profesionales van acumulando en su mochila. El análisis lógico ya no es tan importante: el valor está en saber aprovechar esa información.
  • La Era Conceptual, en la que ya estamos: el diseño y la comunicación se convierten en las principales herramientas de competitividad.

El cerebro humano se divide en dos hemisferios: el izquierdo, que es el lógico-analítico-lineal, y el derecho, que es el creativo-emocional-empático. En las dos primeras eras -la Agrícola y la Industrial- se daba mucha más importancia al hemisferio izquierdo; en la del Conocimiento se empieza a llegar a un equilibrio. En la Conceptual se valoran más las prestaciones del hemisferio derecho, no siendo ya suficientes las del izquierdo.

 

LLEGA LA AUTOMATIZACIÓN

¿Qué quiere decir esto? Pues algo que ya sabemos: el mundo evoluciona, y con él la economía, la sociedad, la política y las tendencias de todo tipo. Por tanto, tendremos que hacer un esfuerzo por evolucionar también nosotros si queremos evitar quedarnos atrás.

La automatización comenzó por las tares repetitivas, sucias y peligrosas (“dull, dirty & dangerous”). La robotización de la producción es un hecho. Cuando llamamos a un servicio de atención al cliente solemos empezar la “charla” con un asistente virtual que clasifica y, cada vez más frecuentemente, soluciona la consulta. En las páginas web cada vez hay más chatbots que dialogan con nosotros. Las figuras de Siri y Alexa no son más que el comienzo visible de la aplicación al día a día de la Inteligencia Artificial.

 

ES EL MOMENTO DE LAS PERSONAS

Y entonces, ¿qué me queda a mí como humano? Pues una relación con los demás humanos de mucha mejor calidad. A día de hoy, el mundo emocional es cosa de las personas. Saber entender, empatizar, visualizar, liderar y comunicar la información de una forma emocionalmente competente es el camino no ya del futuro sino del presente.

Entran en juego las Habilidades Humanas, las llamadas Soft Skills. Aparece el concepto de Inteligencia Emocional Emotional Intelligence«)  (Daniel Goleman, 1995): empezamos a ver la importancia de habilidades como la empatía, el liderazgo, la comunicación, el aprendizaje continuo, la autogestión, el sentido del propósito, la gestión de conflictos, la creatividad, … Estas habilidades facilitan la conexión con los demás, la mejor comprensión de uno mismo en la vida, la consciencia de lo que ocurre en nuestro entorno. Mejoran nuestra vida y le dan más contenido, lo que incluso redunda en nuestra salud física y mental. Profesionalmente favorecen la carrera y la integración del individuo en la organización, ya que esas habilidades humanas o soft skills lo convierten en un jugador de equipo y en un líder mucho más útil para conseguir los resultados deseados.

 

EL FUTURO DEL EMPLEO

En su informe de 2018 “El Futuro del Empleo”, el Foro Económico Mundial ya predice que en 2025 habrá más tareas realizadas por robots que por personas (en 2018 éstas realizan el 71%). La buena noticia es que la rápida evolución de las máquinas y los algoritmos en el trabajo podría crear 133 millones de puestos nuevos, contra los 75 millones que desaparecerán de aquí al año 2022.

Y hay una advertencia: es urgente organizar y apoyar la formación de las personas en nuevas habilidades, nuevas profesiones y nuevos conocimientos que les permita adaptarse con éxito a esta evolución.

Para que las empresas sigan siendo dinámicas, diferenciadas y competitivas en la era de las máquinas, deben invertir en su capital humano. Existe tanto un imperativo moral como económico para hacerlo. Sin enfoques proactivos, las empresas y los trabajadores pueden perder el potencial económico de la Cuarta Revolución Industrial.Saadia Zahidi, Jefe del Centro para la Nueva Economía y la Sociedad en el Foro Económico Mundial

Los cambios tecnológicos que provocan los cambios en los modelos económicos y organizativos exigen revisar los perfiles competenciales de los trabajadores. En muchos casos habrá que aprender nuevas técnicas, nuevos programas, nuevas tecnologías o nuevos procesos. Lo que en todo caso tendremos que hacer las personas es aprender a conectar mejor entre nosotros. El trabajo en equipo, la atención al bienestar físico y emocional de las personas, la capacidad de transmitir de una forma emocionalmente competente la información para asegurarnos de que sea entendida y comprendida, se convierten en requisitos imprescindibles para el éxito de cualquier empresa u organización. La empatía, el liderazgo y la capacidad de comunicar definen con frecuencia el éxito o fracaso individual y colectivo.

 

LAS HABILIDADES HUMANAS PARA EL ÉXITO EN EL TRABAJO Y EN LA VIDA

Con la intención de ayudar a conocer, comprender y practicar estas habilidades, inicio una serie de artículos explicando cada una, sus ventajas, sus aplicaciones y unas ideas para ponerlas en práctica y reforzarlas. También sugeriré la lectura de algunos libros, artículos, vídeos o podcasts relacionados.

Siguiendo el concepto del Circulo Dorado de Simon Sinek Empieza con el Por Qué«, «Start With Why«), a la pregunta de ¿Por qué hago esto? diré que lo hago para extender la comprensión de la importancia de esas habilidades humanas, esas soft skills, como forma de mejorar el funcionamiento y la calidad de organizaciones, empresas, sociedades y grupos. Y, ya puestos, para ser más felices.

 

Esta es la lista de las Habilidades Humanas que vamos a tratar:

Cada semana iré publicando en el blog de Avantideas un post sobre cada una: suscríbete para no perderte ninguna.

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: StockSnap en Pixabay

 

— Para no perderte ningún artículo sobre estas soft skills… ¡suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box