Qué hacer ante el fracaso de un proyecto

Por Alberto Losada Gamst

 

Ya es evidente. Esa propuesta o proyecto que parecía tener tanto futuro resulta que no funciona.

Y ahora, ¿qué hacemos?

Empecemos estableciendo la mentalidad -eso que en inglés se dice mindset– desde la que vamos a pensar, decidir y actuar. La que proponemos es la que nos parece mejor: la práctica, la que busca el lado positivo de cualquier experiencia para aprovecharla cara al futuro.

Ponernos a buscar culpables, humillar o despedir a las personas involucradas o recortar partidas presupuestarias destinadas a nuevos proyectos es el peor y más caro camino que se puede tomar.

 

LAS CONSECUENCIAS DE UNA MALA GESTIÓN DEL FRACASO DE PROYECTOS

Sobrevivir es adaptarse y evolucionar. Ello pasa necesariamente por hacer muchas pruebas que, en un buen porcentaje, nos llevará al fracaso.

Si desde la Dirección de la empresa u organización se lanza una campaña de reproches y señalamientos hacia los responsables del proyecto fallido conseguiremos:

  • Detener en seco toda iniciativa de pensar y proponer cosas nuevas
  • Calificar a quienes piensan mirando al futuro de frikis excéntricos potencialmente culpables de nuevos fracasos
  • Crear un ambiente de resignación, en el que las rutinas y el “así lo hemos hecho siempre” se apoderarán del ánimo de todos
  • Poner en evidencia la incompetencia emocional y pragmática de las personas que integran esa Dirección, lo que las encastillará aún más en sus conservadoras creencias
  • Alentar a los profesionales más dinámicos y creativos, aquellos que construyen el futuro de la organización, a buscarse su propio futuro profesional en otro sitio
  • Reforzar el poder intimidatorio de esos mandos intermedios vocacionalmente alérgicos y contrarios al cambio
  • Hacer un gran favor a la competencia, que sí que será capaz de gestionar más inteligentemente sus propios proyectos fracasados.

 

PENSEMOS ANTES DE ACTUAR

Sobre todo, hay que tener claro qué queremos conseguir tras ese proyecto fracasado. ¿Evitar riesgos? ¿Ahorrarnos nuevos fracasos? ¿Alentar o cortar la innovación? ¿Revisar las habilidades de gestión de proyectos de mi equipo? ¿Buscar otros enfoques?

Sin un objetivo claro, meditado tranquilamente, es muy probable que nos equivoquemos. O que dejemos pasar futuras oportunidades.

Es el momento de decidir qué estrategia vamos a seguir de cara a gestionar los cambios, promover el pensamiento crítico y fomentar la presentación y desarrollo de propuestas para desarrollar nuestro negocio. O para que nuestra organización funcione mejor y sea más capaz de adaptarse a un entorno tan líquido como el de hoy.

¿Qué mensaje queremos transmitir a nuestro equipo humano? ¿Uno desalentador y oscuro o, por el contrario, uno motivador que anime a seguir pensando en el futuro y a proponer cosas nuevas?

 

CÓMO GESTIONAR INTELIGENTEMENTE EL FRACASO DE UN PROYECTO

Lo primero es no montar una escena, literal y figuradamente hablando, por el fracaso. Un liderazgo emocionalmente competente es el que sabe sacar lo mejor de las personas, no el que las atemoriza y empequeñece.

Así que vamos a lo práctico.

1. Empezaremos por averiguar, en plan constructivo y no reprochativo, por qué se ha dado ese fracaso.
Las causas más frecuentes del fracaso suelen ser:

  • Expectativas y objetivos mal o pobremente definidos
  • Mala planificación
  • Mal cálculo de los tiempos
  • Una pobre comunicación entre las personas y departamentos implicados
  • Inadecuado seguimiento de la marcha del proyecto
  • Insuficiente motivación de las personas, que no terminan de ver la utilidad de todo el proyecto y el valor de la aportación propia.
  • Insuficiente identificación y gestión de otras partes a las que el proyecto pudiera afectar.
  • Mal cálculo o distribución del presupuesto
  • Inexperiencia en los responsables del equipo
  • Distribución poco clara de roles y responsabilidades
  • Falta de sentimiento de grupo ente sus participantes

Ese análisis forense nos permitirá recoger y ordenar conocimientos y prácticas que nos serán de una enorme utilidad para el próximo proyecto.

Porque habrá más, ¿verdad?

 

2. ¿Qué se puede salvar o aprovechar del proyecto fracasado?
Seguro que hay algo que podremos aprovechar. Contactos personales, dinámicas de colaboración que funcionaron bien, información generada y susceptible de ser aplicada en otros proyectos, personas que hemos descubierto gracias al proyecto que tienen talentos y habilidades que no conocíamos, …

En todo caso, ahora dispondremos de una experiencia de la que antes carecíamos y que nos permitirá acercarnos más al éxito en el próximo proyecto.

 

3. ¿Cómo evitar que vuelvan a fracasar futuros proyectos?
Al 100%, imposible. Y si consiguiéramos ese 100% de éxitos, es que no estamos arriesgando lo suficiente ni estamos haciendo cosas realmente innovadoras. Esas que nos diferenciarán de nuestros competidores.

  • Aprendamos de los errores: un fracaso enseña bastante más que un éxito. Sin tomarnos las cosas personalmente sino con la voluntad de aprender. Ese análisis post mortem del proyecto anterior nos ahorrará repetir errores.
  • Asegurémonos de tener claro el objetivo del nuevo proyecto. Establezcamos hitos intermedios, metas volantes que nos permitirán hacer un seguimiento sensato y objetivo.
  • Para conseguir ese objetivo nos harán falta recursos. Asegurémonos de dotarlo de suficiente financiación, de los medios materiales imprescindibles y del tiempo que anticipamos como razonable para su ejecución.

Finalmente, seamos especialmente cuidadosos con el equipo humano que integra el proyecto y que hará posible que pase de las ideas a las realidades. ¿Cómo?

  • Seleccionando el conjunto de habilidades, competencias y personalidades cuyo mix permita la suficiente diversidad como para que sea difícil dejar algún área importante sin representar.
  • Demos la formación necesaria, tanto técnica como de habilidades humanas, para que cada integrante se sienta seguro de su capacidad y cómodo en el equipo.
  • Asegurémonos de que quien ejerza el liderazgo sea emocionalmente competente, capaz de aunar los esfuerzos y las capacidades de los demás. Que sepa inspirar y orientar, motivar, halagar y corregir, haciendo que todos se sientan parte de un algo con una misión clara y compartida.

 

Los fracasos de los proyectos vienen derivados de una deficiente planificación técnica y de una inadecuada interacción de las personas participantes. Creo que la parte técnica es más fácil de cubrir que la humana: esta última es mucho más intangible y voluble. Depende mucho de factores emocionales que por definición son cambiantes y personales. Hay que conseguir que eso que llamamos inteligencia colaborativa en la empresa ocurra de una forma ejemplar dentro del equipo del proyecto.

Como se suele decir, un equipo pequeño pero comprometido con un sentido de propósito común es capaz de conseguir cualquier cosa.

 

Un equipo como el de tu próximo proyecto.

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación e innovación en las organizaciones, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: Rumpel en Pixabay

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

La inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas

Son las personas las que hacen que el mundo avance. Sus ideas, su creatividad, su ambición, su capacidad de trabajar en equipo y su voluntad pueden superar los más difíciles obstáculos.

Las mejores propuestas suelen venir de grupos de personas. De profesionales que juntan sus conocimientos y experiencia para sacar adelante la organización en la que trabajan. Propuestas que mejoran su funcionamiento interno haciéndolo más ágil y flexible, que reducen costes, que aumentan la productividad, que muestran nuevos mercados, que ven cómo alcanzar nuevos segmentos de cliente.

Esto de trabajar en equipo no se ha dado históricamente bien en los países del sur de Europa. Por razones culturales, porque somos como somos para lo bueno y para lo no tan bueno. Pero los pretextos para no adoptar de corazón y convencidos una forma de trabajar de éxito probado se acaban.

 

EL MOMENTO DE LA INTELIGENCIA COLABORATIVA

Ha llegado el momento de aprovechar en serio la inteligencia colaborativa en las empresas. Ahora es cuando debemos establecer unos sistemas de gestión de ideas que refuercen los necesarios cambios y adaptaciones que casi toda empresa deberá emprender cuanto antes.

La tecnología viene aquí a ayudarnos. Se acabaron los antiguos buzones de sugerencias que en realidad casi nadie usaba. Tampoco tiene ya mucho sentido el que un departamento de la empresa habilite un correo electrónico (la versión digital del buzón de metacrilato) para recibir ideas. No. Nada de esto. Lo que en este momento nos ayudará a canalizar las propuestas de mejora será una plataforma online diseñada específicamente para esto.

 

LAS VENTAJAS DE UN SISTEMA DE GESTIÓN DE IDEAS

El primer objetivo de una empresa es sencillo: ganar dinero. Una empresa rentable crea riqueza en forma de empleo, de innovación, de trabajo para otras empresas, de vidas personales, de carreras profesionales, y de lo que aporte a la comunidad en la que esté establecida. Para conseguir ese objetivo necesita aprovechar todos los recursos de los que dispone, y hacerlo con método y mente abierta.

Para eso nacen los sistemas de gestión de ideas. Son plataformas que canalizan las ideas y propuestas que seguro que tienen muchos de quienes trabajan en ellas.

Las ventajas de un sistema de gestión de ideas son:

  • Crea una sensación de pertenencia a la organización. El hecho de que cada colaborador sepa que se cuenta con sus propuestas ya anima a implicarse más.
  • Hace que todas las personas se sientan parte del departamento de I+D. Que no está compuesto solamente por un grupo de frikis de lenguaje poco comprensible, sino que cualquiera que tenga una buena propuesta tiene dónde presentarla.
  • Su transparencia anima a la participación en la empresa. Ya queda atrás ese legítimo miedo a que otros se aprovechen de las ideas de uno. Ahora se sabe quién propone qué, y quiénes apoyan esa propuesta. Fomenta un entorno más colaborativo, tanto presencial como virtualmente.
  • Fomenta el trabajo en equipo. Una buena propuesta suele necesitar el concurso de varias áreas de conocimiento: ventas, desarrollo de producto, finanzas, … El hecho de que sean personas de distintos departamentos quienes integran el equipo que propone esa mejora es un magnífico ejemplo para el resto de la organización.
  • Mejora la comunicación dentro de la empresa. Consecuencia de la ventaja anterior, la existencia de flujos de información y participación entre profesionales de varias áreas da pie a que se extienda al resto de la organización.
  • Reduce los costes de operación. Como casi todos los trabajadores entienden que cuanto más rentable sea su empresa mejor les irá a ellos, contribuirán activamente a este objetivo.
  • Identifica a los colaboradores que más valor aportan. O a los más ambiciosos, creativos, líderes o gestores de equipos. Da una información utilísima al departamento de RRHH a la hora de decidir nombramientos y ascensos.
  • Sustituye el hábito de la queja por una cultura de la propuesta. ¿Que ves algo que no te gusta? En vez de protestar, piensa en formas de superar ese problema.
  • Hace mucho más ágil a la empresa. Porque ese sistema de gestión de ideas recoge las propuestas que los colaboradores hacen en base a lo que ven en su día a día, y a lo que en función de los datos que manejan prevén que vaya a suceder.
  • Supone una ventaja competitiva. Una empresa que sabe cómo aprovechar la energía creativa de sus trabajadores lo tendrá mucho más fácil para adelantarse en su mercado. Hay muchas más personas buscando y articulando ideas innovadoras, que se canalizan y materializan gracias a ese sistema de gestión de la innovación interna.

Son muchas las razones que aconsejan adoptar un sistema eficaz de gestión de ideas. Cada empresa decidirá cuáles están más alineadas con sus objetivos, aunque desde la experiencia sabemos que esta lista cubre los intereses de la inmensa mayoría.

 

EN RESUMEN

¿Te interesaría saber más sobre cómo canalizar las propuestas de tus colaboradores? Llámanos. Este tiempo de confinamiento en las casas de profesionales que siguen en funcionamiento gracias a la fórmula del teletrabajo, es perfecto para introducir novedades en nuestra cultura de empresa. Nuevas medidas para tiempos extraños. Invertir en un plan para aprovechar las iniciativas del personal, así como en un software de gestión de ideas, es invertir en el futuro de la empresa.

Hay mucho trabajo -y muchas oportunidades- por delante. Es necesario un cambio de mentalidad para adoptar con provecho esta nueva forma de trabajar. Puedes ver una guía en este artículo: “Sistemas de gestión de ideas: las claves para su éxito”.

Cuando las cosas vuelvan más o menos a la normalidad, nos preguntaremos cómo es posible que no hayamos adoptado antes métodos que aprovechen la riquísima inteligencia colaborativa de las personas que integran nuestra organización.

Probablemente ya llevabas un tiempo pensando en incluir algo parecido en tu organización. No sigas pensándolo más.

Empieza hoy a escuchar con método las propuestas de tu gente. Y a poner en marcha las mejores. ¿Te imaginas el éxito de lanzar un desafío preguntando, por ejemplo, qué nuevos productos o servicios podría ofrecer tu empresa? ¿O a qué nuevos mercados acudir? Tus profesionales tienen respuestas, y estarán felices de ser cómplices en el éxito futuro.

Tu cuenta de resultados te lo agradecerá.

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

En colaboración con Exago, plataforma para la gestión de las ideas y la innovación interna de las empresas

 

IMAGEN: montaje propio. El fondo de personas en red es de Gordon Johnson, y la imagen circular de conversaciones es de Gerd Altmann ,  ambos en Pixabay

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

5 consejos para crear una fuerte visión de producto

Toda empresa de nueva creación y orientada al crecimiento necesita centrarse en la innovación para poder crear historias y mensajes de marca convincentes, productos y servicios atractivos y tácticas de marketing sorprendentes que sitúen a la empresa en el mapa y le permitan convertirse en una autoridad en su nicho.

 

Traducido y adaptado del original «5 Tips to Create a Strong Product Vision«, por Emma Miller en el blog de Innovation Management

 

Uno de los elementos esenciales de una innovación exitosa es la capacidad de crear una visión de producto poderosa y atractiva, un plan global que debe construirse antes de intentar empujar cualquier producto nuevo al mercado competitivo.

En resumen, la visión de producto es tu plan a largo plazo y global para tu nuevo producto que mira más allá de los primeros meses e incluso el primer año de su vida, y que se centra en el panorama general. Esta visión sirve como la base de toda tu estrategia de desarrollo de productos, que te permitirá asegurar el éxito de tu producto en la próxima década y el crecimiento de tu empresa.

Con eso en mente, aquí están los pasos que necesitas dar para crear una fuerte visión de producto.

 

1. LIDERA TALLERES DE PRODUCTO

No hace falta decir que la creación de una visión de producto no es un proceso de una sola persona, o al menos no debería serlo. Dada su complejidad y los numerosos factores internos y externos que guiarán el proceso de desarrollo en los próximos meses, es importante que te rodees de visionarios y personas experimentadas de diferentes departamentos para poder llevar a cabo talleres exitosos que generen ideas de calidad y te ayuden a dar forma a tu visión.

Esto significa que debes dejar que tus empleados clave participen en el proceso, y que debes organizar talleres frecuentes de brainstorming. Puedes dividirlos en equipos más pequeños y discutir los puntos débiles y las cuestiones que haya sobre el producto y la visión, los desafíos futuros y más. Intenta encontrar sobre la marcha tantas soluciones como puedas, y luego compara y contrasta los resultados con otros equipos.

 

2. INNOVA CON UN TABLERO DE VISIÓN DE PRODUCTO

Para ayudarte a llevar a cabo esos talleres de visión de productos de una manera eficiente y efectiva, también es importante utilizar una tabla de visión de producto. Puedes utilizar una pizarra en la sala de reuniones, una digital que todos tendrán en sus portátiles, o puedes dibujar una en una hoja de papel – lo importante es esbozar los elementos clave que te ayudarán a impulsar el proceso de innovación. La pizarra de visión de producto se utiliza comúnmente en el Design Thinking, ya que permite a los líderes empresariales encontrar soluciones eficaces a problemas complejos en un plazo razonable.

Los elementos clave de una tabla de visión de producto incluyen su objetivo demográfico, sus necesidades/puntos de vista/desafíos, las características y atributos de su producto que responden a resolver estos problemas, sus objetivos empresariales y cómo el producto contribuye al crecimiento empresarial y, por supuesto, la visión global. Comienza con tu visión a largo plazo en la parte superior, y ve bajando a través de estas categorías utilizando conocimientos relevantes del sector y datos concretos.

 

3. HAZ QUE TU VISIÓN SEA FÁCIL DE ENTENDER

A fin de «vender» tu visión a todos los actores e interesados clave como tus empleados, tus vendedores y minoristas, tus inversores, etc., tendrás que combinar datos procesables con elementos visuales convincentes que cuenten la historia de tu producto de manera que la gente lo entienda. Por eso es importante crear un contenido visual que capte todos esos elementos y transmita la información clave de manera atractiva.

En los últimos años, este ha sido un gran enfoque de empresas como Infostarters para crear extensos y visualmente atractivos catálogos y folletos de productos que capturen la esencia de la marca, la visión del producto, y combinen estos elementos con los datos relevantes de sus tableros de visión del producto. Este tipo de contenido visual atractivo es ideal para presentaciones y talleres, y puedes utilizarlo para tus estrategias de ventas y marketing, y ayuda a poner todo el proyecto en perspectiva.

 

4. ¿CÓMO SABES QUE TU VISIÓN ES LA BUENA?

Este es un problema común al que muchos líderes de negocios se enfrentan después de numerosas sesiones de tormentas de ideas y talleres de visión de productos. Con todas estas ideas fluyendo, con todos esos datos en la pizarra de visión de producto, y con toda esa creatividad impregnando tu equipo, puedes empezar a dudar de la visión y de si ya estás o no en el camino correcto.

Para evitar caer en esta trampa tan frecuente, asegúrate de hacer referencia a los siguientes elementos de una gran visión global. Tu visión debe ser amplia y atractiva, relevante interna y externamente, clara y concisa, perspicaz y basada en datos procesables, y por supuesto, alcanzable.

 

5. ESTABLECE OBJETIVOS Y TÁCTICAS INDIVIDUALES

Por último, recuerda usar tu visión como base para todas las demás metas, estrategias y tus pequeñas tácticas y tareas diarias. La visión es la estrella que te guía, y si intentas innovar un producto sin ella, inevitablemente te encontrarás con obstáculos en el diseño y el desarrollo, confusión entre tus filas, e invariablemente perderás todo tipo de plazos y fechas en el camino.

En vez de ello, haz siempre referencia a tu visión cuando establezcas objetivos a largo, medio y corto plazo. Construye una estrategia en torno a la visión, y luego empieza a trazar un mapa de las tácticas individuales para lograrla. Desglosa estas tácticas en tareas individuales, equipos y plazos más pequeños para que el proyecto siga avanzando en todo momento.

 

RESUMIENDO

Para establecerte como un contendiente viable en el mercado competitivo, necesitas golpear dicho mercado con una poderosa oferta de productos. Y la única manera de crear una línea de productos asombrosa es empezar con una visión de producto. Asegúrate de usar estos consejos para construir una fuerte visión de producto que lleve a tu compañía hacia adelante como un todo.

 

AUTORA

Emma Miller es una marketera y escritora de Sidney, que trabaja con empresas australianas de reciente creación en el desarrollo de negocios y marketing. Emma escribe para muchas publicaciones digitales relevantes y relacionadas con ese sector, y realiza un trabajo de Editora Ejecutiva en el blog de Bizzmark y como profesora invitada en la Universidad de Melbourne.

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

6 Razones por las que algunas personas se sienten incómodas con la innovación

Cuando hablamos de innovación, a veces olvidamos que no todo el mundo está de acuerdo con lo nuevo y revolucionario. Algunas personas prefieren apegarse a su mismo horario y hacer lo mismo, día tras día: una rutina predecible y reconfortante. Para los campeones de la innovación, esta mentalidad es difícil de entender. Sin embargo, es probable que conozcas a muchas personas a lo largo de tu carrera que simplemente se sienten incómodas con la innovación, y tendrás que aprender a trabajar con ellas. El primer paso para llegar a un compromiso es la comprensión, así que echemos un vistazo a algunas de las razones por las que la gente a veces se siente incómoda con la innovación.

 

Traducido y adaptado del original «6 Reasons Some People Are Uncomfortable with Innovation«, por Ryan Ayers, en el blog de Innovation Management

 

1. Temen el cambio

El cambio no es cómodo. Todos estamos naturalmente configurados para tener miedo al cambio, al menos hasta cierto punto: es nuestro cerebro el que trata de protegernos. Es una ruptura de confianza en nuestros cerebros, y tiene el efecto instantáneo del estrés. Cualquier cosa nueva es un riesgo: es sólo que algunas personas se han vuelto menos reacias al riesgo que otras, y son capaces de ver los beneficios de sobrepasar los límites de sus zonas de comodidad. Estas personas son los innovadores: saben que, al otro lado del cambio, una innovación suele ser una gran recompensa.

 

2. Piensan que el nuevo proceso o producto no funcionará

El pensamiento que hay detrás del viejo dicho «si no está roto, no lo arregles» es a veces descartado en el proceso de innovación, reemplazando características que a la gente ya le gustan en favor de soluciones innovadoras. Ahora bien, esto a menudo funciona con nuevas características que mejoran el concepto antiguo, pero los cambios también pueden tener el efecto contrario. La gente a menudo se preocupa de que los cambios empeoren el proceso en lugar de mejorarlo. Esta es una preocupación válida: basta con mirar el caso de la Sidra Strongbow, que cambió de fórmula en los EE.UU. en 2014, alejando a los clientes de todo el país que preferían la antigua fórmula. La innovación debe ir acompañada de cautela, investigación y sentido común para tener éxito, y muchas personas se muestran escépticas de tratar de mejorar algo que los clientes ya aprecian.

 

3. Se sienten amenazadas

Muchos ejecutivos o líderes de organizaciones son difíciles de incorporar a la innovación, porque el cambio puede hacer que se sientan amenazados. Es fácil sentir que tu jefe tiene la última palabra y cero consecuencias; normalmente hay mucha presión sobre los ejecutivos por parte de los accionistas. Podrían sentirse amenazados por el cambio, y temen ser reemplazados a medida que los cambios llegan a la oficina.

 

4. No son creativas

Muchas personas que son reacias a la innovación simplemente están más inclinadas a la lógica que a la creatividad. Estar cómodo con la innovación normalmente significa que tienes muchas ideas imaginativas y no tienes miedo de ponerlas a prueba. Cada persona tiene un conjunto de habilidades diferentes, y algunas personas simplemente no piensan tan creativamente como otras.

 

5. Son cautelosas

Es comprensible que algunas personas sean cautelosas con respecto a la innovación. Los errores pueden ser costosos, y aunque el fracaso es parte del proceso de innovación, sumergirse a toda velocidad puede llevar a pérdidas masivas. Aquellos que son cautelosos pueden no sentirse incómodos con la innovación en sí, sólo con la velocidad del progreso y el cambio. Tal vez una idea en particular no sirva a la organización en la actualidad, pero lo hará en el futuro. Vale la pena tener un poco de precaución en la innovación, siempre y cuando esta precaución no obstaculice la creatividad.

 

6. Evitan el fracaso a toda costa

El fracaso es una parte normal del proceso de innovación, pero muchas personas se niegan a aceptar este hecho. En cambio, ponen expectativas irracionales en las innovaciones y en los innovadores, o simplemente evitan por completo las nuevas ideas. Nadie está exento del aspecto de fracaso de la innovación: muchas grandes empresas tuvieron algunas innovaciones famosas que fracasaron, como Pepsi, Ford e incluso Apple. Estas empresas tenían productos que fracasaron por varias razones: el mercado objetivo no estaba definido, el producto era demasiado caro, la idea estaba demasiado lejos del ámbito de la marca.. son tantas las razones por las que las innovaciones no funcionan. La gente creativa sólo tiene que aceptar que no todas las ideas funcionan, lo cual es difícil para algunos.

 

ENTENDIENDO A LOS NO INNOVADORES

Si bien es fácil frustrarse con personas que no son innovadoras o creativas cuando estás lleno de ideas, es muy importante aprender a trabajar con ellas. Estas personas aportan mucho al conjunto, sólo que de una manera diferente a la de los innovadores. Además de tener que trabajar con ejecutivos, como un Director de Operaciones, que se preocupan por los esfuerzos de innovación, es necesario tener comprometidos y motivados a todos también en los niveles más básicos de la organización – eso es lo que hace fuerte a una cultura. Si bien es posible que no todos a tu alrededor se sientan realmente cómodos con la idea del cambio, es importante no desestimar sus preocupaciones, simplemente tratar de entenderlas y trabajar juntos para llegar a un compromiso agradable en materia de innovación.

 

AUTOR

Ryan Ayers ha realizado consultoría con muchas empresas dentro de múltiples sectores incluyendo Tecnologías de la Información y Big Data. Después de obtener su MBA en 2010, Ayers también comenzó a trabajar con empresas de nueva creación y aspirantes a empresarios, con un gran interés en la recopilación y el análisis de datos.

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Producto mínimo viable: ¿qué es y por qué debería importarte?

Un producto mínimo viable es una gran manera de crear servicios digitales centrados en el usuario en una fracción del tiempo habitual. También supondrá un gran ahorro de costes.

 

Traducido y adaptado del original «Minimum viable product (MVP). What is it and why should you care?«de Paul Boag en el blog de Boag World

 

Puedes escucharlo en su Podcast

 

Escribo mucho sobre la idea de un producto mínimo viable (MVP). Pero creo que nunca me he tomado el tiempo de explicar exactamente qué es. Si has oído el término pero no estás seguro de lo que significa o por qué es importante, entonces este artículo es para ti.

 

¿QUÉ ES UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE (PMV)?

Para entender qué es un producto mínimo viable, primero debes entender cómo se crean la mayoría de los productos. Para demostrar el proceso, usemos un proyecto sencillo para construir un nuevo edificio.

 

1-Se forma la idea

El primer paso es que alguien tenga la idea de un nuevo edificio. Suele ser un alto directivo de algún sitio. La idea podría haber aparecido en alguna investigación sobre el mercado, pero a menudo no lo es. Incluso cuando lo es, a menudo carece de definición en esta etapa.

 

 

 

2-Se hacen los planes

El segundo paso es una fase de planificación o especificación. Aquí es donde se marcan todos los detalles del edificio. Esta es una etapa importante, porque el coste de hacer las cosas mal sería alto. Los edificios no son baratos y el coste de cambiar las cosas es alto.

Las organizaciones a veces consultan con los posibles usuarios -los futuros ocupantes-  en esta etapa. Pero no hay nada que mostrarles, por lo que es difícil tener una idea detallada de lo que necesitan.

 

 

 

3-El proyecto se lleva a cabo

A continuación, se ejecuta el plan. El edificio comienza a construirse. El enfoque en esta etapa es cumplir a tiempo y dentro del presupuesto. El enemigo es la afluencia d ecambios y modificaciones o ampliaciones del proyecto,  o los eventos inesperados. Pero si la fase de planificación fue lo suficientemente minuciosa, estos riesgos se pueden minimizar.

 

 

 

 

 

4-El resultado se revela

Una vez que la construcción ha sido terminada, el edificio final se presenta  al mundo. Este es el momento crucial. ¿Les gustará a los ocupantes? ¿Habrá proporcionado lo que realmente necesitan, en lugar de lo que dijeron que querían? ¿Realmente se mudarán?

Es imposible saber las respuestas a estas preguntas hasta que el producto sale al mercado. Esto es cierto incluso cuando se ha hecho alguna investigación durante su desarrollo. Peor aún, si no responden bien no hay presupuesto ni tiempo para hacer cambios. El proyecto sólo presupuestó un poco de mantenimiento básico una vez que se terminó el edificio.

 

 

CÓMO FUNCIONA UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE

Por el contrario, un producto mínimo viable permite obtener datos fiables por la reacción de los clientes. Mejor aún, no hay peligro de sobreingeniería de la idea. Puedes estar seguro de que sólo estás creando características que tu público utilizará.

Tomemos el ejemplo de la creación de un parque público.

Llega al mercado rápidamente

El parque inicial podría ser básico. Unos cuantos árboles y algo de hierba. Pero como resultado puedes abrirlo al público desde el principio. No hay una larga fase de especificación porque el coste de ejecución es bajo y siempre podemos mejorarlo con el tiempo.

A medida que los jardineros atienden el parque todos los días, pueden hablar con el público que lo utiliza. Pueden observar cómo utilizan el parque y adaptarse en consecuencia.

 

 

Proporciona una mejor información de los usuarios

Por ejemplo, podríamos recibir comenrarios frecuentes que aluden a la falta de color en nuestro parque. Los jardineros podrían entonces decidir plantar algunas flores para alegrar las cosas. Después de todo el coste no es alto y ellos ya estaban trabajando en el jardín de todos modos.

 

 

 

 

Permite una investigación más informada

Luego, la gente empieza a decir que sería bueno tener un estanque. Esta es una inversión mayor. Pero un poco de investigación revela que atraería a un nuevo tipo de público: los aficionados al modelismo naval. Con ese conocimiento los propietarios deciden hacer la inversión en el estanque.

 

 

 

 

Permite observar el comportamiento natural

Finalmente, los jardineros observan que la gente tiene que sentarse en el césped. Eso no es un problema para la mayoría, pero a algunas personas mayores les cuesta hacerlo. Así que deciden añadir un banco, y se dan cuenta de que los ancianos pasan más tiempo en el parque.

 

 

 

POR QUÉ UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE OFRECE UNA VÍA MEJOR

Como se puede ver, un producto mínimo viable es una forma mucho más flexible de trabajar. No es la mejor en en todas las circunstancias. Pero para un proyecto digital donde el coste del cambio es bajo, vale la pena considerarlo. Esto se debe a que ofrece algunas ventajas claras:

  • Reduce el coste de desarrollo porque sólo se construye lo que la gente usará. Nuestros guardaparques podrían haber construido un parque de patinaje, por ejemplo. Pero resultó que no había demanda, así que no hicieron esa inversión.
  • Es más rápido de comercializar porque se puede empezar con algo básico y no hay necesidad de una larga etapa de concreción. Esto le da una ventaja competitiva cuando se trata de ganar cuota de mercado.
  • Nos lleva a un producto más deseable. Esto se debe a que le da a la gente exactamente lo que necesita, y no termina pagando por características que simplemente confunden la experiencia.
  • Esto a su vez conduce a una mayor satisfacción del cliente y a recomendaciones boca a boca.

También en el caso de los productos digitales, esto conduce a soluciones más fáciles de usar. Elo no sólo aumenta la satisfacción, sino que también reduce los costes del soporte técnico.

 

No me malinterpretes. Un producto mínimo viable no es una técnica mágica. No siempre es el enfoque correcto. Pero cuando se crea y desarrolla un servicio digital, a menudo es mejor que las alternativas.

 

 

 

EL AUTOR
Paul Boag es un líder en la transformación digital y en el Design Thinking aplicado a las experiencias del usuario. Tiene más de 20 años de experiencia trabajando con clientes como Médicos Sin Fronteras y la Comisión Europea. Es autor de cinco libros y un ponente muy respetado.

IMAGEN: Hal Gatewooden Unsplash

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

3 preguntas para ayudarle a decidir si invertir en un software de gestión de la innovación

Independientemente del sector, si ha trabajado en una gran organización en los últimos años, y especialmente si está involucrado en la gestión de la innovación, es probable que haya escuchado o incluso utilizado alguna forma de caja de innovación ingeniosa o software de gestión de la innovación empresarial.

 

Traducido y adaptado del original «3 questions to help you decide if you should invest in an innovation management software«, por Diana Neves de Carvalho, CEO de Exago, en su blog.

 

La realidad es que, a medida que las necesidades de las empresas crecen continuamente para responder a la transformación digital, el software de gestión de la innovación se ha convertido en una poderosa herramienta para gestionar la innovación colaborativa y generar estratégicamente nuevas ideas con valor empresarial. Han evolucionado más allá de impulsar la ideación y los procesos de innovación interna para explorar todo el potencial del ecosistema de innovación de una organización.

En los sectores más variados, las empresas innovadoras con la transformación digital en mente están utilizando estas herramientas para racionalizar y centralizar eficazmente las iniciativas de innovación, alineándolas con las crecientes demandas de la transformación digital. Siguiendo esta tendencia, el software de gestión de la innovación se ha vuelto muy complejo y adaptable, lo que dificulta aún más la tarea de elegir el producto que mejor se adapte a las necesidades de su organización.

Pero si usted está involucrado en la gestión de la innovación de su organización y se le ha asignado la tarea de tomar esta decisión, la primera pregunta que debe hacerse es:

¿Realmente necesitamos una herramienta para gestionar la innovación?

Por ejemplo, ¿es la opción lógica para su organización en este momento? ¿O hay otras opciones que debería explorar antes de comprometerse con un software de gestión de la innovación?

Las siguientes 3 preguntas le ayudarán a dar un paso atrás y a tomar una decisión sobre el futuro de su estrategia de innovación, antes de dar el salto. Se refieren a tres dimensiones clave de cualquier programa de gestión de la innovación:

Primera dimensión: EVALUACIÓN DE NECESIDADES
1. ¿Su empresa realmente necesita un software de gestión de la innovación?

Tal vez esta sea la pregunta más obvia de todas, pero para responderla, es necesario que primero la entiendas:

La realidad de la innovación y el estado actual de su empresa. Existen varios tipos de innovación, cada uno de los cuales ofrece sus propias ventajas y potencialidades, pero también se complementan entre sí, según el caso:

Naturaleza
Para algunas empresas, la innovación disruptiva puede ser el enfoque más poderoso para el crecimiento impulsado por la innovación, ya que crea nuevos mercados y redes de valor, lo que a la larga perturba los mercados y las redes de valor existentes. De hecho, ofrece varios beneficios, como permitir una expansión de mercado potencialmente rápida y ayudar a su empresa a liderar el cambio en lugar de temerlo. Sin embargo, no todas las innovaciones radicales son disruptivas. La mayoría, de hecho, no lo son, pero representan un gran avance tecnológico. Además, la innovación incremental se basa en una serie de pequeñas mejoras o actualizaciones continuas, en lugar de cambios drásticos. No sólo es típicamente más asequible, sino que también hace que las ideas sean más fáciles de vender.

Método utilizado
Además de los laboratorios de innovación dedicados, existen varios métodos utilizados para ayudar a impulsar la transformación que no involucran herramientas de gestión de la innovación, tales como:

  • El Design Thinking es un enfoque de la innovación centrado en el ser humano y basado en la comprensión de las necesidades insatisfechas de las personas y en la búsqueda de soluciones prácticas para el consumidor, combinando inspiración, ideación e implementación;
  • El Lean Startup se basa en un proceso de diseño iterativo que utiliza ciclos de diseño cortos para probar rápidamente productos o servicios, aprender y luego iterar para asegurar que el producto sea óptimo para el mercado;
  • El Lienzo del Modelo de Negocio es un gráfico visual basado en una hoja A4 para desarrollar nuevos modelos de negocio o documentar los existentes. El método estratégico de la gerencia incluye elementos tales como proposición de valor, clientes y finanzas.

Enfoque
La innovación también puede significar varias cosas y puede verse en varios frentes que, cuando se enfocan individualmente, pueden ser más eficaces. Entre ellas se incluyen:

por qué invertir en un programa de gestión de la innovación en la empresa

 

  • Innovación de productos – además de inventar nuevos productos, la innovación de productos también implica mejorar el diseño y la función de los productos existentes, y el uso de nuevas tecnologías y procesos de fabricación.
  • Innovación de Procesos – este tipo de innovación permite a las empresas añadir valor para los clientes sin tener que cambiar radicalmente el enfoque de la empresa. Las nuevas soluciones o la mejora de los productos existentes pueden ayudar a impulsar el crecimiento y la rentabilidad.
  • Innovación en el mercado: para satisfacer las preferencias de compra de los clientes en diversos mercados, la innovación en el mercado implica la implementación de un nuevo método de comercialización. Esto implica cambios significativos en el diseño del producto, la colocación del producto, la promoción del producto o la fijación de precios.
  • Innovación organizativa: al implementar un nuevo método organizativo en la realización de las prácticas empresariales, las empresas pueden ver mejorada la dinámica del lugar de trabajo y una mano de obra más comprometida, y crear un caldo de cultivo para el pensamiento creativo e innovador arraigado en la cultura de la empresa.

Cuestionar la naturaleza, el método y el enfoque de sus iniciativas de innovación actuales le ayudará a despejar su mente, aclarar lo que se necesita y establecer un camino para hacer que evolucione.

Esto nos lleva a: ¿Quién lo necesita realmente? Decidir para quién será útil esta herramienta le ayudará a mapear las expectativas y los resultados deseados de los actores clave en el proceso. Sólo así es posible ver si un software de innovación puede satisfacer sus necesidades.

También debe entender si tiene el patrocinio adecuado en el nivel C o en el nivel de la junta directiva y, de no ser así, si puede obtenerlo. La innovación debe considerarse un activo para la empresa en su conjunto. Por lo general, la cultura de la innovación se extiende desde arriba, y los actores estratégicos y de nivel C comparten la misma visión y los mismos objetivos de innovación. Enmarcar la innovación en torno a las preocupaciones clave de sus líderes – y presentar sus resultados potenciales a todos los niveles – les ayudará a adoptar su programa de innovación. Cada iniciativa debería tener también embajadores que ayuden a dirigir el programa en los diferentes departamentos clave y a conseguir que la gente trabaje en colaboración. Consiga que los responsables de ventas, marketing, operaciones y recursos humanos participen escuchando sus retos más importantes y demostrando cómo la innovación puede mejorar su trabajo.

Sobre todo, la inversión en innovación no es algo que se hace una sola vez y suele implicar inversiones en diferentes frentes, movilizando a diferentes actores. Debe ser continuo, duradero y ser capaz de crear una cultura de innovación que implique con éxito a toda la plantilla. En este caso, optar por una herramienta de innovación que centralice los esfuerzos y permita a todo el mundo participar en su programa de innovación tendría mucho sentido para su empresa.

 

Segunda dimensión: ESTABLECER METAS
2. ¿Cuál es el objetivo principal de su programa de gestión de la innovación?

Esta segunda pregunta requiere que reflexione sobre lo que desea lograr con su programa de innovación. Un software de gestión de la innovación puede ser útil si desea invertir en innovación colaborativa de forma continua, permitiendo a su organización recopilar, evaluar y desarrollar ideas que creen valor para la empresa. Vale la pena recordar que la gestión de la innovación no se trata sólo de mejorar los procesos, los productos o incluso la evolución de la organización. Se trata de encontrar soluciones de negocio, identificar mercados o modelos de negocio y mejorar la experiencia del cliente, a la vez que se lideran las tendencias y se anticipan los riesgos.

La herramienta también le permitirá crear un alineamiento estratégico, centralizando y agilizando el proceso de innovación, ofreciendo resultados tangibles en el proceso.

Desde un punto de vista más humano, los resultados de un software de gestión de la innovación son muy relevantes para la plantilla de la empresa. Cuando la innovación es impulsada por los empleados, conduce a un mayor compromiso y, por lo tanto, a un mayor rendimiento general de sus esfuerzos de innovación.

Su personal es el activo más fuerte de su organización, y su participación a través del intercambio de ideas, la mejora de las ideas de los demás – y la recompensa por ello – es una de las mejores maneras de garantizar el compromiso continuo de los empleados..

Al recurrir a la sabiduría del conjunto para que el todo sea más grande que la suma de sus partes, se crea una cultura de innovación colaborativa de abajo hacia arriba. Si bien los resultados pueden manifestarse tanto en cambios cotidianos como en cambios más transformadores, las percepciones y el conocimiento compartido de los empleados pueden ayudar a resolver desafíos empresariales específicos dentro de su organización.

Un software de gestión de la innovación no sólo le permite obtener valiosa información desde dentro de su organización, sino que también le permite obtener información de fuentes externas.

Un enfoque abierto de la innovación le permite ampliar su comunidad de innovación, aumentar su alcance y establecer conexiones fuera de la empresa, así como reclutar nuevos talentos en beneficio de su organización.

Si cree que nada de lo anterior es cierto para su organización y la realidad de su programa de innovación, existen otras herramientas, métodos y procesos que podrían ser más adecuados para responder a sus objetivos actuales.

Además, dependiendo del tipo de conocimiento específico que busca y de la audiencia que quiere cubrir (más o menos personas), debería invertir en diferentes aspectos:

razones para invertir en un programa de innovación en la empresa

  • Para una experiencia más específica, los laboratorios de innovación o las relaciones con las academias de innovación serían una opción adecuada, por ejemplo, con acceso a una investigación más técnica y a conocimientos específicos;
  • Para obtener información experta de una comunidad más amplia, que se basa en la experiencia y los conocimientos colectivos de su fuerza de trabajo y más allá -desde ideadores, comentaristas y triunfadores hasta la obtención de información más crítica-, un software de innovación podría ser una buena opción, permitiendo que las empresas evalúen e implementen ideas prácticas recopiladas de empleados, clientes y socios por igual.
  • Con un software de innovación también puede dirigirse a audiencias para desafíos más complejos, o permitir la exploración dirigida por expertos o el intercambio de inspiración pura, pero su verdadero potencial radica en la capacidad de alcanzar y movilizar a toda su comunidad.

En este aspecto, es importante evaluar qué tan grande se espera que sea el grupo y dónde se ubicará físicamente. Si el colectivo es mayor, un software de innovación tendría sentido – por su naturaleza, los mercados predictivos, los mecanismos de multitud y la gamificación logran mejores resultados con más participantes. Esto no quiere decir que no puedan utilizarse con grupos más pequeños, pero en este caso, una opción más simplificada sería más adecuada. Además, si tiene un grupo más pequeño en una misma ubicación, los métodos complementarios como las sesiones de tormentas de ideas, los hackatones periódicos y las sesiones de generación de ideas pueden ofrecer un buen comienzo para movilizar a su equipo en torno a la innovación.

La ubicación es otra cosa a tener en cuenta: el software de gestión de la innovación se puede utilizar en cualquier parte del mundo, lo que abre la puerta a la colaboración entre diferentes departamentos y ubicaciones, tanto dentro de la organización como fuera de ella.

De esta manera, no sólo puede involucrar a su comunidad y beneficiarse de la riqueza de conocimientos de su gente que de otro modo no se aprovecharía (al mismo tiempo que ayuda a desarrollar y detectar talento dentro de su fuerza de trabajo actual), sino que también le permite utilizar su red en su totalidad.

 

Tercera dimensión: EXPERIENCIA EN LA INNOVACIÓN
3. Por último, ¿tiene usted y su equipo experiencia previa en gestión de la innovación?

La tercera y última pregunta se refiere al tema de la experiencia y la preparación. Si no tiene experiencia previa, no significa que sea demasiado tarde para empezar. Si, después de las dos preguntas anteriores, usted siente que este tipo de herramienta es relevante para su organización, ya que da sus primeros pasos en la construcción de un programa de innovación sólido, debería considerar una versión más simplificada que tenga la capacidad de evolucionar a medida que sus necesidades y requerimientos crezcan.

niveles de experiencia en la innovación en la empresa

Si usted o los miembros de su equipo han utilizado otras herramientas como intranets, bandejas de entrada de correo electrónico y hojas de cálculo complejas, comprenderá el mayor reto de la mayoría de las iniciativas de innovación: las tareas de gestión, a veces complejas y que a menudo requieren mucho tiempo. Aquí es donde un software de innovación le ayudará más, liberando su tiempo y encontrando una forma altamente eficiente de recopilar y evaluar esas ideas, al mismo tiempo que mantiene a la gente viniendo y participando activamente. Aunque un software de innovación puede ser una opción para obtener un compromiso adicional o desarrollar un proceso más eficiente, siempre vale la pena estudiar cuidadosamente las características de colaboración de cada herramienta.

Si, por otro lado, su organización tiene altos niveles de madurez en innovación y ha utilizado herramientas en línea anteriormente, es posible que esté buscando refinar el proceso. Para ello, primero analice lo que ha ido bien y lo que podría mejorarse, y comprenda las expectativas de su programa de innovación. Además, si ya ha cultivado un programa de innovación, vale la pena entender con los posibles proveedores de software cómo puede integrar todos los datos y conocimientos adquiridos anteriormente para avanzar en este nuevo capítulo.

Independientemente de lo que decida, la elección de un buen software de gestión de la innovación va más allá de la tecnología – teniendo en cuenta sus necesidades específicas y la realidad de su empresa, debe elegir un proveedor que pueda garantizar un paquete de servicios adecuado que garantice el éxito de su iniciativa de forma generalizada y continua.

 

AUTORA

Diana Neves de Carvalho es CEO de Exago, empresa que se dedica a ayudar a las empresas de todo el mundo a acelerar sus resultados de innovación utilizando tecnología de crowdsourcing inteligente.

IMAGEN: ar130405 en Pixabay

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Los cinco factores que impulsan la innovación digital

La innovación es la actividad central de la evolución humana para cambiar el medio ambiente, alcanzar un alto rendimiento y lograr un progreso colectivo.

 

Traducido y adaptado del original «The Five Factors That Drive Digital Innovation«. por Pearl Zhu en el blog de Innovation Management

 

Hoy en día, con los rápidos cambios y la competencia feroz, la innovación ya no es una competencia «agradable de tener», sino una competencia «imprescindible» para el éxito empresarial a largo plazo. La era digital que se avecina es la era de la innovación. Las organizaciones digitales altamente innovadoras, sin importar cuán grandes o pequeñas sean, son dinámicas y flexibles, y se centran en resolver problemas de forma creativa y en liberar el potencial de negocio de forma implacable. La innovación no siempre está a la altura de los últimos gadgets o tecnologías brillantes; se trata de las personas, la cultura, la asociación y la manera de construir un entorno de trabajo altamente creativo y desarrollar competencias de innovación diferenciadas.

He aquí cinco factores para impulsar la innovación digital.

 

INSATISFACCIÓN

La innovación consiste en encontrar una mejor manera de hacer las cosas, o crear productos o servicios satisfactorios. La innovación es el proceso que combina la insatisfacción inquieta con el estado actual junto con el entusiasmo de individuos o equipos líderes para descubrir soluciones alternativas que se adapten a las necesidades del negocio y produzcan grandes resultados.

La mayoría de las personas protegen consciente o inconscientemente su status quo y se acostumbran al pensamiento convencional. Pero en una sociedad digital con una cultura abierta y el creciente ritmo de los cambios, el pensamiento convencional a veces tiene una connotación negativa sobre el apego a conceptos anticuados, tradiciones, culturas o las viejas formas de hacer las cosas y obtener resultados mediocres. Es como caminar en la cinta del gimnasio, incluso dar pasos, pero estresarse sin avanzar y preguntarse qué está pasando.

Con la insatisfacción, las personas pueden diagnosticar la causa raíz de los problemas que enfrentan, ampliar los pensamientos multidimensionales y conectar puntos más amplios para activar la creatividad. Hay un ciclo completo de emociones detrás de la innovación. Ser innovador es un estado de ánimo; se trata de pensar de forma diferente, actuar de forma diferente, resolver problemas de forma diferente, ofrecer resultados de forma diferente y añadir valor de forma diferente.

 

SIMPLIFICACIÓN

En general, la innovación consiste en simplificar las cosas. Siempre hay limitaciones; la simplicidad implica construir lo menos posible. Más específicamente, la capacidad de simplificar significa eliminar lo innecesario para encontrar una solución premium.

Las cosas deben ser tan simples como sea posible, pero no más simples. -Albert Einstein

La innovación es un proceso que se puede gestionar. Sin embargo, los procesos de innovación a menudo caen en uno de los dos campos: el primera es tan detallado y específico que los procesos carecen de flexibilidad para adaptarse a los cambios y el cumplimiento del proceso no es práctico; el otro es de un nivel demasiado alto y abstraído de los temas en cuestión, no proporciona orientación práctica o carece de procesos formales para implementar la idea paso a paso.

Para seguir el principio de simplicidad, la innovación efectiva requiere un proceso bien gestionado como parte de un sistema holístico y un alineamiento estratégico, que abarque muchos aspectos clave del negocio como el liderazgo, la estrategia, la comunicación, la cultura o la tecnología, etc., en un enfoque sistemático.

Algunos problemas difíciles se resuelven de forma intuitiva y elegante, pero entre bastidores hay mucho esfuerzo o complejidad para que alguien los implemente. Durante todo el proceso de innovación, asegúrate de que todo el personal esté al tanto de la planificación, los procesos, los cronogramas o las dificultades, y que estate preparado para asumir la responsabilidad de desarrollar la competencia en materia de innovación.

 

DIVERSIFICACIÓN

El florecimiento de la innovación viene con la diversidad. La diversidad es un excelente motor para la creatividad, aunque no significa que sea el único factor de éxito para impulsar la innovación.

La diversificación y la diferenciación hacen que el negocio destaque al permitir que la organización solucione los cuellos de botella de la innovación y desarrolle competencias empresariales únicas. La diversidad es un facilitador para fusionar elementos significativos de ideas y conceptos emergentes y existentes o mezclarlos para crear algo nuevo.

Todas las empresas ambiciosas se esfuerzan por desbloquear su rendimiento en innovación y liberar todo su potencial digital mediante la diversificación y la colaboración. Las tecnologías y prácticas digitales emergentes permiten ampliar el talento, crear equipos altamente innovadores con una diversificación coherente, como diferencias cognitivas, experiencias diversas y conjuntos de habilidades complementarias.

También es importante definir el modelo de competencias actualizado, evaluar las capacidades generales del talento para resolver problemas y encontrar el equilibrio adecuado entre la diferencia cognitiva, el aprendizaje de la plasticidad, los personajes, las habilidades, las experiencias, las personalidades y la energía dentro de los equipos.

Muchas empresas con visión de futuro de todos los sectores industriales también han salido de los estándares convencionales de su sector, y tratan a los clientes, socios y otros participantes del ecosistema sectorial como agentes activos para generar nuevas ideas y proponer soluciones empresariales alternativas.

 

AMPLIFICACIÓN

La innovación sigue principios fundamentales o reglas básicas, que se adaptan en función de la estrategia, competencia y circunstancias de la empresa. Para ampliar las prácticas de innovación y amplificar su efecto, las organizaciones necesitan pensar en formas de planificación dinámica para ampliar la perspectiva de su ecosistema y volverse altamente flexibles y resistentes.

El verdadero desafío es comprender dónde y cómo puede y debe innovar para obtener el mayor efecto y ampliar las mejores prácticas de innovación en todo el ecosistema digital sin esfuerzo. Las organizaciones necesitan desarrollar prácticas de innovación a medida aprovechando herramientas o metodologías eficaces y utilizándolas sabiamente con la experiencia necesaria para añadir realmente valor.

También es importante afinar muchos factores críticos del negocio, incluidos los factores «hard» como la política, los procesos, el rendimiento y los factores «soft» como la cultura, el liderazgo, la comunicación, etc., con el fin de configurar la capacidad de innovación de la empresa.

Las empresas altamente innovadoras pueden conectar los recursos o activos clave en su entorno y contexto con el centro o clústeres de información y ricos en recursos en todo el ecosistema empresarial para sembrar semillas de innovación, convertirse en plantas fructíferas y cosechar los beneficios empresariales.

 

EJEMPLIFICACIÓN

El liderazgo es uno de los pilares fundamentales de la gestión de la innovación. Los líderes innovadores ven el panorama completo y aplican la creatividad en áreas donde no ha sido aún probada. Los líderes digitales de mente abierta, competentes, curiosos, valientes, adaptables, colaborativos y dispuestos a escuchar a los empleados son más propensos a ser los ejemplos de líderes de innovación con exito.

El liderazgo creativo está esencialmente anclado en los recursos multifacéticos del líder. Requiere la fuerza para recopilar comentarios y revisar las recomendaciones para la resolución de problemas o la toma de decisiones. En la práctica, muchos líderes dicen que están de acuerdo con la nueva forma de hacer las cosas pero muestran lo contrario.

La ejemplificación del liderazgo es importante para fomentar una cultura de innovación que lleve a las personas a crecer más allá de los niveles existentes de rendimiento y capacidad de la empresa. Los líderes innovadores no sólo se motivan a sí mismos, sino que también motivan a los equipos para que piensen «fuera de la caja», desarrollen la capacidad de innovación y descubran el nuevo camino de la innovación.

La innovación es la actividad central de la evolución humana para cambiar el entorno y lograr un alto rendimiento y progreso colectivo. No existe una solución única para desarrollar un entorno de trabajo creativo y construir una competencia de innovación diferenciada. Siempre es importante comprender en profundidad los ingredientes y factores de innovación cruciales para que la empresa alcance el siguiente nivel del ciclo de crecimiento y alcance la prosperidad empresarial a largo plazo.

 

AUTORA

Pearl Zhu es una innovadora «Corporate Global Executive» con más de veintiún años de experiencia técnica y empresarial en planificación estratégica, tecnología de la información, desarrollo de software, comercio electrónico y comercio internacional, etc. Tiene un máster en Ciencias de la Computación de la Universidad del Sur de California y vive en el área de la Bahía de San Francisco desde hace más de 15 años. Es autora de la serie de libros «Digital Master» y del blog «Future of CIO«.

IMAGEN: la del artículo original

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

56 Razones por las que fracasan las iniciativas de innovación

La innovación está de moda. La palabra está en los labios de casi todos los CEO, CFO, CIO, y cualquier otra persona con un acrónimo de tres letras después de su nombre. Como resultado, muchas empresas están lanzando todo tipo de «iniciativas de innovación», con la esperanza de dar vueltas a la sopa. Esto es comprensible. Pero también es, con demasiada frecuencia, muy decepcionante….

 

Traducido y adaptado del original «56 Reasons Why Innovation Initiatives Fail», por Mitch Ditkoff en Innovation Excellence

 

Las iniciativas de innovación suenan bien, pero por lo general no están a la altura de las expectativas. Las razones son muchas.

Lo que sigue son cincuenta y seis de las más comunes: son obstáculos organizacionales que hemos observado en los últimos veintidós años y que se interponen en el camino de una empresa que realmente sube el listón de la innovación.

Mira cuáles te son familiares. Luego, siéntate con tus directores… CEO… comité de innovación, o con tu mejor amigo y comienza el proceso de ir más allá de estos obstáculos.

Que empiece el juego:

  1. La «innovación» enmarcada como una iniciativa, no como la forma normal de hacer negocios.
  2. Ausencia de una definición clara de lo que realmente significa «innovación».
  3. Innovación no vinculada a la visión o estrategia existente de la empresa
  4. No hay sentido de urgencia
  5. Los trabajadores sufren de «fatiga de iniciativa».
  6. El CEO no asume plenamente el esfuerzo
  7. No hay una visión convincente o una razón para innovar
  8. El equipo directivo no está en sintonía
  9. Los actores clave no tienen tiempo para centrarse en la innovación
  10. Los campeones de la innovación no tienen poder
  11. Los procesos de toma de decisiones son inexistentes o difusos
  12. Falta de confianza
  13. Cultura de aversión al riesgo
  14. Excesivo énfasis en la reducción de costes o en la mejora incremental
  15. Los trabajadores y colaboradores se rigen por supuestos pasados y modelos mentales anticuados
  16. No existe un proceso para la financiación de nuevos proyectos
  17. No hay suficientes programas piloto en marcha
  18. El equipo senior no predica con el ejemplo
  19. No existe un proceso de gestión de ideas a nivel de toda la empresa
  20. Demasiadas guerras territoriales. Demasiados silos.
  21. Parálisis por análisis
  22. Reticencia a canibalizar los productos y servicios ya existentes
  23. Síndrome del NIA (no inventado aquí)
  24. Canales de comunicación extraños
  25. Sin motivación intrínseca para innovar
  26. Puertas poco claras para evaluar el progreso
  27. Una burocracia que adormece la mente
  28. Procesos de lanzamiento de ideas poco claros
  29. Falta de métricas de innovación claramente definidas
  30. No hay rendición de cuentas por los resultados
  31. No hay formas de celebrar los triunfos rápidos
  32. Reuniones con una pobre dirección
  33. Sin formación para liberar la creatividad individual o de equipo
  34. Evaluación vudú de ideas (=sin criterios, N. del T.)
  35. Intercambio inadecuado de las mejores prácticas
  36. Falta de trabajo en equipo y colaboración
  37. Estrategia poco clara para mantener el esfuerzo
  38. Los equipos de innovación se reúnen con muy poca frecuencia
  39. Mandos intermedios no comprometidos
  40. Reparto desequilibrado del esfuerzo entre trabajadores y colaboradores
  41. Falta de herramientas y técnicas para ayudar a las personas a generar nuevas ideas
  42. La iniciativa de innovación se percibe como otro «sabor del mes» (=algo periódico y sin mayor interés, N. del T.)
  43. Los individuos no entienden cómo pueden ser parte del esfuerzo
  44. No se respetan los diversos aportes u opiniones contradictorias
  45. Desequilibrio entre el cerebro izquierdo y el derecho
  46. Baja moral
  47. Dependencia excesiva de la tecnología
  48. Falta de garantía de una financiación sostenida
  49. Plazos poco realistas
  50. Falta de consideración hacia los problemas relacionados con la escalabilidad
  51. Incapacidad para atraer talento hacia nuevas y arriesgadas iniciativas
  52. Falta de consideración hacia los problemas vinculados a la comercialización
  53. No existe un programa de recompensas o reconocimiento
  54. No hay procesos establecidos para obtener feedback de una forma rápida
  55. No hay un sentido real de lo que tus clientes realmente quieren o necesitan
  56. El proceso de contratación de la empresa excluye a los innovadores potenciales

¿Hay otras que nos hayamos dejado?

AUTOR

Mitch Ditkoff es cofundador y presidente de Idea Champions y autor de los libros «Storytelling for the Revolution» y «Storytelling at Work» , así como del popular blog Heart of Innovation. Dice de sí mismo, «Mi trabajo consiste en ayudar a las organizaciones que piensan en el futuro a salir de la caja y elevar el listón de la innovación. He estado haciendo esto desde 1987 y continuaré haciéndolo el mayor tiempo humanamente posible. Mi premisa es muy simple: «Las organizaciones no innovan. La gente innova».

IMAGEN: post-its de Jeon Sang-O, y conos de Kalhh en Pixabay

 

 

 

 

Por qué la diversidad es la madre de la creatividad

La diversidad es la clave de la creatividad. No sólo la diversidad entre tus trabajadores, sino también en tu vida personal,en  los equipos que formas y en los responsables que contratas y asciendes, explica Jeffrey Baumgartner.

 

Traducido y adaptado del original «Why Diversity is the Mother of Creativity» por Jeffrey Baumgartner en el blog de Innovation Management

 

Podría decirse que uno de los ingredientes más importantes para el pensamiento creativo es la diversidad. Todos sabemos que los equipos diversos producen resultados más creativos que los equipos en los que todos los miembros tienen una formación similar. Las pruebas han demostrado que la única forma segura de mejorar tu creatividad es irte al extranjero. No viajar, sino moverse. Vivir en una nueva cultura, aprender nuevas formas de hacer las cosas y, en definitiva, diversificar tu vida te hace más creativo. Eso no es sorprendente.

Para entender por qué es así, veamos qué es la creatividad. Es un proceso mental en el que dos o más bits de información se unen en tu mente para crear una idea nueva y útil. (Utilizo la palabra «útil» en su sentido más amplio aquí. La evidencia científica muestra que la esquizofrenia es similar: varios fragmentos de información se unen para formar nuevas ideas y creencias. Sin embargo, en este caso las nuevas ideas no se basan en la realidad y pueden llevar a delirios, alucinaciones y paranoia).

Oarece bastante simple. Pero nuestras mentes organizan la información de una manera estructurada, de modo que piezas similares de información se asocian entre sí y existen efectivamente en la proximidad. Esta estructura es necesaria para procesar y gestionar todos los datos que se almacenan en nuestra cabeza.

Como resultado, cuando estás buscando soluciones a un problema – y prácticamente toda la creatividad es el resultado de tratar de resolver algún tipo de problema – tu cerebro tiende a trabajar con información que está relacionada con el problema. Por ejemplo, si deseas impresionar a un cliente con una presentación comercial, tu reacción mental inmediata será probablemente pensar en el PowerPoint, imágenes, eslóganes, casos prácticos y ese tipo de cosas. Todos estos pensamientos están asociados en tu mente con presentaciones .

Pero, si quieres ser creativo, necesitas diversificar tu pensamiento y animar a tu mente a buscar información asociada con otros conceptos. Por ejemplo, podrías pensar en el drama, que está vagamente relacionado con las presentaciones, y tener la idea creativa de realizar un pequeño juego de roles para un cliente, con el fin de demostrar los servicios de tu empresa de una manera más realista. Este último enfoque es más creativo, básicamente como resultado de la diversificación de tu pensamiento.

 

DIVERSIFICACIÓN DE LA CREATIVIDAD PERSONAL

Si estás buscando generar más ideas creativas para resolver un problema, lo mejor que puedes hacer es diversificar tu pensamiento. Una manera clásica de hacer esto es abrir un diccionario, o cualquier libro, y seleccionar una palabra al azar. Luego trata de generar ideas que usen esa palabra. Esto obliga a tu cerebro a diversificar su pensamiento y a buscar soluciones en rincones mentales más distantes. Por cierto, una variación más moderna de ese enfoque es buscar en Google la palabra y seleccionar el cuarto enlace en la octava página de resultados (o usar algún otro par de números al azar).

Asimismo, dar un paseo, visitar una galería de arte o aplicar un modelo lejanamente relacionado al problema también puede ser efectivo. El último método, aplicando un modelo lejano, puede ser muy efectivo. Elige un concepto – como un modelo de negocio, un objeto complejo o un juego – que sólo esté ligeramente relacionado con el problema en cuestión. En el ejemplo anterior, mirar el drama para encontrar una solución a un problema de negocios es un ejemplo. Otro ejemplo es un banco que quiere proporcionar servicios más racionalizados a los clientes. Podrían usar el modelo de un restaurante de comida rápida. Ambos son negocios orientados a los servicios, pero poco más en común tienen. Sin embargo, observar cómo un restaurante de comida rápida administra la comida, atiende a los clientes rápidamente y promueve nuevos productos puede ser una fuente de inspiración para un banco.

 

DIVERSIFICACIÓN EN LOS EQUIPOS

Los equipos pueden utilizar técnicas de creatividad personal y diversidad para generar ideas más creativas. Además, los líderes de equipo y los que forman los equipos deben esforzarse por diversificarse. Tráete a mujeres de varios departamentos, con diferentes antecedentes educativos e, idealmente, con diferentes trasfondos culturales. Estas personas proporcionarán una gama más amplia de conocimientos de los que extraer información y basarse en ideas.

Sin embargo, el ambiente de trabajo no sólo puede sofocar la creatividad, sino que también puede forzar a la gente a pensar de manera corporativa. En términos de imagen corporativa, esto es bueno. Pero para la creatividad es malo. Por lo tanto, llevar al equipo a lugares externos para generar y desarrollar ideas también inyecta diversidad en el pensamiento del grupo.

 

DIVERSIFICACIÓN EN LAS EMPRESAS

Para tener equipos diversos en su empresa, es esencial que tu gente sea diversa en formación, educación, conocimiento y experiencia. Idealmente, contrata también a personas de otros países y culturas. Estas personas no sólo proporcionan diversidad dentro de tu fuerza laboral, sino que cada una de ellas también tendrá redes de asociados profesionales cuyos conocimientos pueden aprovechar para resolver problemas y realizar tareas. Y no es necesario decir que las personas diversas tendrán redes diversas, y pondrían a disposición de tu empresa una vasta y diversa meta-red.

La diversidad también debe incluir, en la medida de lo posible, una mezcla equilibrada de sexos, no sólo a nivel de los empleados, sino también a nivel de la dirección y del consejo de administración.

 

DIVERSIDAD Y DIRECTIVOS

Claramente, los gerentes deben contratar a diversas personas para sus divisiones y formar diversos equipos para manejar los proyectos. Idealmente, esos equipos también incluirán personas de otras divisiones. Más importante aún, los gerentes necesitan dar responsabilidad a sus subordinados y confiar en ellos para que manejen esas responsabilidades a su manera. Esto a menudo puede ser difícil para los nuevos gerentes, que han encontrado su propia forma de llevar a cabo sus obligaciones con eficacia. Y a menudo puede conducir a la microgestión. Pero adoptar este último enfoquesupone más trabajo para el gerente y menos creatividad para el departamento.

En cambio, los gerentes necesitan confiar en su gente, hacer las cosas a su manera y aprender de los nuevos enfoques que los miembros del equipo adoptan para resolver problemas.

 

TUS DEBERES DE DIVERSIDAD

Incluso cuando no intentas activamente resolver problemas, añadir diversidad a tu vida te proporciona más conocimientos, experiencia y perspicacia de la que tendrías sin esa diversidad. La diversidad puede ser algo tan sencillo como probar nuevas comidas, tomar clases nocturnas de algo nuevo, viajar al extranjero y leer libros sobre nuevos asuntos. Mudarse al extranjero es aún mejor, pero no siempre es práctico.

Gracias a la popularidad de webs como LinkedIn y Facebook, muchos de nosotros ahora tenemos redes que incluyen a personas que nunca hemos conocido. Así que, de vez en cuando, ¿por qué no seleccionar a alguien de tu red online y reunirse para tomar un café sólo para intercambiar ideas y conocerse? Es una gran manera de aprender y diversificar.

Y, por supuesto, si alguna vez estás por la zona de Bruselas, en Bélgica, ¡siempre puedes invitarme a un café! ¡Me encantaría conocerte!

 

AUTOR

Jeffrey Baumgartner es el autor del libro «The Way of the Innovation Master«; es el autor/editor de Report 103, un popular boletín informativo sobre creatividad e innovación en los negocios. Actualmente está desarrollando y dirigiendo talleres en todo el mundo sobre el Pensamiento Anticonvencional, un nuevo enfoque para alcanzar metas a través de la creatividad.

IMAGEN: iStock en GMS Group

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

La Co-Innovación y sus ventajas

La innovación es la clave para obtener y mantener una ventaja competitiva, especialmente en el acelerado ecosistema empresarial de hoy en día, impulsado por la tecnología. Tradicionalmente, muchas organizaciones utilizaban su propio monopolio del conocimiento para innovar y ofrecer al mercado tecnologías y productos dominantes. Sin embargo, las empresas pronto comprendieron que la innovación no puede tener lugar en el vacío y que requiere diferentes puntos de vista, diversos conjuntos de habilidades y colaboración. La innovación abierta reemplaza a la innovación cerrada para permitir a las empresas utilizar ideas tanto internas como externas para lograr avances en su tecnología. Este cambio de mentalidad en el entorno empresarial colectivo mejora la capacidad de las organizaciones para innovar mejor y más rápido.

 

Traducido y adaptado del original «Co-innovation: the concept, its benefits, and why you need to embrace it«, de Vivek Siva en el blog de Hacker Earth

 

La co-innovación es una innovación que va más allá de la innovación abierta. Y sólo en los últimos años se ha introducido formalmente como un proceso estructurado que lleva a las empresas a colaborar con sus clientes, socios y otras partes interesadas.

 

¿QUÉ ES LA CO-INNOVACIÓN?

concepto de co-innovación

En su trabajo de investigación, Henry Chesbrough y su colega Marcel Bogers definieron la innovación abierta como un proceso distribuido de innovación que depende de los flujos de conocimiento gestionados de forma deliberada a través de las fronteras de una organización, utilizando mecanismos financieros y no financieros conformes al modelo de negocio de la empresa.

En sus términos, la co-innovación es innovación abierta conjunta que involucra a dos o más socios que utilizan procesos parejos de invención y comercialización para gestionar sus respectivos flujos de conocimiento. En términos sencillos, la co-innovación es la cooperación y colaboración para innovar y es un elemento crucial de creación de valor para cualquier organización.

Los avances en tecnología y conectividad hacen que la colaboración colectiva sea más fácil que nunca. Incluso las empresas situadas en los rincones más remotos del mundo pueden aprovechar la innovación desde cualquier lugar. Las empresas ya no mantienen la innovación detrás de las puertas. Están trabajando junto con sus consumidores, usuarios principales, proveedores, organizaciones asociadas, proveedores e incluso laboratorios universitarios para obtener nuevos conocimientos e ideas. Sin embargo, perseguir la co-innovación requiere encontrar el equilibrio adecuado entre la inhibición y la imprudencia. En la mayoría de los casos, los equipos que trabajan en proyectos de co-innovación comparten algunas o todas las capacidades comunes, incluyendo las técnicas, organizativas, financieras y de marketing. La mejor práctica para el éxito de la co-innovación y para evitar futuras decepciones es llenar los vacíos de conocimiento antes del comienzo de un proyecto.

el proceso de la co-innovación

BENEFICIOS DE LA CO-INNOVACIÓN

Hacer que los clientes, proveedores y otras partes interesadas formen parte del proceso de innovación es una estrategia que muchos negocios de éxito utilizan para mantenerse a la vanguardia. Un reciente estudio de investigación encargado por Hitachi y dirigido por Longitude Research estableció que el 58 por ciento de las empresas encuestadas han llevado a cabo proyectos de co-innovación que les ayudaron a innovar. El informe también encontró que más del 51 por ciento de los encuestados fueron testigos de una mejora en su desempeño financiero, mientras que el 54 por ciento encontró una mejora en su impacto social.

Sobre la base de los resultados de este informe, los siguientes son algunos de los principales beneficios de la coinnovación.

  • Tiene el potencial de crear nuevas oportunidades comerciales.
  • Aumenta las posibilidades de crear más productos y servicios nuevos que tengan éxito.
  • Puede reducir el coste total del desarrollo de nuevos productos o servicios.
  • Puede mejorar el rendimiento financiero de una empresa.
  • Puede tener un impacto social positivo.
  • Puede cambiar el enfoque general de las organizaciones hacia la innovación.

la co-innovación con sus desafíos, estrategias y propuestas

Fuente: Datavard

 

Eso no es todo. La co-innovación tiene muchas más ventajas. He aquí cómo puedes beneficiarse de la co-innovación.

1. Puedes crear mejores productos centrados en el cliente
Lo mejor de la co-innovación en términos de producto es que no tienes que esperar hasta diseñar y lanzar un nuevo producto para saber si a tus clientes les gusta o no. Te permite enviar un prototipo o versión beta de tu nuevo producto a tus clientes, recibir sus sugerencias, experimentar más y crear un producto final lo más cercano posible a sus necesidades. Esto también significa menos variantes de producto y menos recursos que gastar en ellas.

2. Puedes obtener información más significativa
La co-creación te permite aprender directamente de los patrones de comportamiento y experiencia más amplios de tus clientes colaborando con ellos en plataformas de medios sociales, como Twitter y Facebook, a diferencia de la investigación de mercado, que te ayuda a recopilar sólo información específica de los clientes.

3. La Co-innovación te ayuda a mitigar los riesgos
Cuando colaboras con tus clientes ydemás interesados, y todos ellos aportan ideas para la creación de productos, se evitan en gran medida las posibilidades de que tu producto se convierta en un fracaso.

4. La Co-innovación te ayuda a fidelizar tu marca
Cuando involucras a tus clientes y demás interesados desde la fase de ideación de un nuevo producto, creas un sentido de propiedad. Esto te ayuda a construir una relación sólida con el grupo de usuarios de tu producto. Son precisamente estos leales a la marca los que eventualmente pueden convertirse en los evangelistas de los productos de tu empresa.

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

EJEMPLOS DE EMPRESAS QUE ESTÁN APROVECHANDO LA CO-INNOVACIÓN

Muchas empresas han desafiado, y siguen haciéndolo, el pensamiento convencional y las prácticas de innovación obsoletas. La co-innovación es una de las fuentes de gran ventaja competitiva que estas empresas están aprovechando. Algunas de las organizaciones de todo el mundo que utilizan la co-innovación para mantenerse a la cabeza de su juego son:

TATA MOTORS: la producción y el suministro del modelo de coche Nano de Tata Motors implicaron muchas asociaciones de colaboración entre la empresa y sus proveedores. La participación de los proveedores comenzó en la fase de concepción del coche antes de que los componentes del coche se modularizaran. Sin embargo, el diseño arquitectónico general fue controlado por Tata.

SAP: utiliza el concepto de co-creación a través de sus laboratorios de co-innovación, que es una red global que facilita la co-innovación basada en proyectos entre la empresa y sus miembros. La red de co-innovación permite a SAP mejorar las capacidades de su ecosistema de clientes y partners en todo el mundo.

APPLE: subcontrata la fabricación y controla internamente su línea de producción piloto. La empresa destaca la necesidad de que los diseñadores y las unidades de fabricación trabajen juntos para que los nuevos productos sean más radicalmente innovadores. Esta colaboración también garantiza una integración fluida entre el hardware y el software.

BMW: El Laboratorio de Co-Creación de BMW es una comunidad en la que los clientes de la empresa comparten sus ideas y sugerencias de diseño, y forman parte del desarrollo de vehículos conceptuales. Esto asegura que los clientes estén involucrados en el proceso de diseño desde el inicio de la idea hasta la potencial finalización del proyecto y, por lo tanto, mejorando su interés en el producto final.

HITACHI: La plataforma Internet de las Cosas (IoT, en inglés) de Hitachi, Lumada, es otro ejemplo de co-innovación. Se desarrolló para abordar los retos relacionados con la creación de soluciones de IoT. Cuenta con una arquitectura abierta y flexible que permite a la empresa, a sus socios y a sus clientes co-innovar para adaptar soluciones personalizadas. Hitachi dedica tiempo a sus clientes para desarrollar los resultados comerciales que necesitan y desean.

FIAT: la empresa italiana de automoción ha probado el nuevo concepto de diseño del Punto permitiendo a 3.000 clientes potenciales visitar la página web de la empresa y elegir las diferentes características que se ofrecen como opciones. Esta encuesta le dijo a Fiat lo que querían exactamente los clientes, lo que permitió a la empresa probar múltiples conceptos de diseño a un coste relativamente más bajo y ofrecer a los clientes un coche de su elección.

 

CONCLUSIÓN

La co-innovación no es un concepto nuevo. Las continuas innovaciones disruptivas en el mundo de la tecnología exigen que las empresas aprendan a adaptarse más rápido que nunca. El enfoque tradicional de la innovación a puertas cerradas no funciona en esta era de avances tecnológicos. La colaboración es la clave para mantener una ventaja competitiva. Para obtener lo mejor de la innovación abierta y, por lo tanto, de la co-innovación, es importante dejar atrás los procesos antiguos y obsoletos y los principios de gestión de la vieja escuela y abrir las fronteras de su organización. La co-innovación es una combinación de aprender a dejar ir y saber qué conservar. Si aún no has comenzado a co-innovar, ahora es el momento adecuado para hacerlo no sólo porque los clientes la demandan, sino porque es uno de los elementos centrales de las modernas metodologías de desarrollo.

 

EL AUTOR

Vivek Siva:  Aprendió lo que no se debe hacer como empresario. Un optimista amante de los negocios, el aire libre y el cine. Su superpoder: la capacidad para sonreír incluso cuando se desata el infierno. Sus gustos: los juegos World of Witchcraft y Wizardry

IMÁGENES: las del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.
¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box