8 Formas de tratar con personas criticonas

Imagínatelo. Hoy estás de buen humor. Acabas de recibir una gran noticia que te entusiasma y se la cuentas a tu amiga con alegría. Sin embargo, ella escucha sin interés mientras hablas emocionada. Peor aún, encima va y dice que eso de los que estás hablando no es tan bueno. Antes de que te des cuenta, has pasado de estar contenta a sentirte desanimada.

 

Traducido y adaptado del original «8 Helpful Ways to Deal with Critical People«, por Celestine Chua en el blog de Personal Excellence

 

¿Te ha pasado esto antes? A mí sí, y desafortunadamente, este comportamiento es bastante típico de la gente crítica. No importa lo que digas, la gente crítica siempre encontrará una manera de hundir la conversación. No puedes recordar la última vez que esas personas te hicieron un cumplido o mostraron una reacción positiva. Tienden a escudriñar y a ser quisquillosos con cada pequeño asunto, después de lo cual insistirán en ello y ofrecerán opiniones negativas que nadie les ha pedido.

Si eso no es suficiente, las personas críticas a menudo están dispuestas a desanimarte. Parece que tienen un filtro que bloquea lo que es bueno y se centra en lo malo. Más que elogiar, parece que sólo saben cómo criticar.

Naturalmente, las personas críticas no son las primeras personas con las que quieres quedar, pero es habitual encontrarse con ellas en la vida.

Estos son mis ocho consejos para manejar a esas personas que te critican.

 

1. NO TE LO TOMES PERSONALMENTE

A menudo, las críticas de la gente crítica tienden a reflejar más sobre ellos que sobre ti. Reaccionan críticamente debido a sus propias creencias sobre la vida. Tú puedes pensar que esta persona crítica está muy interesada en tu persona, pero es probable que él/ella actúe de esta manera también con otras personas.

He aquí una forma sencilla de comprobarlo:

  • ¿Tienes algún amigo en común con esta persona? ¿O conoces a otras personas que se relacionan con esta persona?
  • Estate presente la próxima vez que esa tercera persona esté con ella. Observa cómo esta persona crítica actúa con ellos. ¿Cómo se comporta? ¿Da el mismo patrón de comentarios? ¿Se centra en las cosas negativas? ¿Se presenta como crítico? Si es un sí, entonces tienes tu respuesta.

En el pasado, solía tomar en serio los comentarios de un amiga crítica. Me preguntaba por qué me quería desanimar tanto con las cosas que decía y me ponía a la defensiva cada vez que me criticaba sin pedírselo.

Pero cuando observé el trato que daba a la gente con la que salíamos, me di cuenta de que ella también hacía lo mismo con los demás. Los mismos cortes y comentarios negativos, aunque nunca vi nada malo en lo que hacían o decían. También había una tendencia en el tipo de cosas en las que ella más se fijaba.

Fue entonces cuando me di cuenta de que no se trataba de mí, sino de sus propias estructuras en la vida. Esta fue una realización liberadora. Desde entonces, dejé de tomar nada de lo que ella decía personalmente y pude contemplar la situación de una forma más objetiva.

 

2. AVERIGUA LA REALIDAD QUE HAY TRAS LOS COMENTARIOS – Entendiende el mensaje subyacente

Algunas personas críticas pueden ser mal interpretadas. Pueden estar tratando de ofrecer buenos consejos que nos llegan negativamente debido a su falta de tacto. A veces, esto se convierte en un gran malentendido. Las personas críticas son etiquetadas como cretinas aunque no sea lo que estén intentando ser.

Céntrate en «qué» se está comunicando (el mensaje) en lugar de «cómo» se está haciendo la comunicación (las palabras, el tono utilizado). Puede que te sorprendas, pero a veces las personas críticas no tienen ni idea de cómo son percibidas por el prójimo hasta que se ven en una situación idéntica pero con los roles cambiados.

Filtrar sus palabras y profundizar en su mensaje. Pregúntate a ti mismo: «¿Qué intentan decir? ¿Por qué dicen eso? ¿Realmente están tratando de ser ofensivas, o tienen buenas intenciones?»

Por ejemplo, digamos que deseas iniciar un negocio en Internet. Tu amigo (un experimentado empresario online) dice que no deberías empezar en absoluto, porque es probable que vayas a fracasar. Tal vez está tratando de advertirte de los abrimadores obstáculos que hay, dada su amplia experiencia online, y después de haber visto el número de personas que han fracasado tratandode hacer lo mismo. En lugar de estar a la defensiva, investiga sus palabras. Pregúntale: «¿Por qué dices eso?» Trata de comprender lo que dice y de aprender de sus conocimientos. ¿Quién sabe? ¡Él puede tener algunas ideas sobre lo que deberías hacer para tener éxito!

Si se puede superar el «cómo» y centrarse en el «qué», se obtiene acceso a una gran cantidad de información en la mente de las personas. Aquí pasan dos cosas:

  • Ya no reaccionas de forma instintiva a las palabras de otras personas, sino que te concentras en el significado subyacente. Te vuelves más perceptivo como persona.
  • Te vuelves más consciente desde que te enfocas en el mensaje en sí, no en cómo se comunica el mensaje. Puede aprender interpretando y aplicando lo que la gente está tratando de decir. Esto no puede suceder si siempre estás obsesionado con cómo alguien dice algo.

Solía trabajar en una empresa multinacional donde la gente hablaba de una manera muy directa. Algunas personas eran muy cortantes a veces, especialmente cuando se enfrentaban a plazos ajustados. Algunos gerentes fueron sinceros y no se abstuvieron de contarte sus problemas directamente. Como se suele decir, «si no puedes soportar el calor, deberías salir de la cocina».

Trabajar en un lugar así me hizo más perspicaz porque en lugar de concentrarme en las palabras exactas que se dicen (lo que tiende a pasar desapercibido), aprendí a escuchar lo que alguien está comunicando. «Escuchar» significa entender más allá de las palabras que se articulan, y entender el mensaje interior. Esto es especialmente crucial en el mundo de hoy, ya que las diferentes culturas y personas tienen diferentes estilos de comunicar y expresar sus mensajes, y es importante que aprendamos a «escuchar» para entender lo que cada uno está diciendo, y a conectarnos como humanos.

 

3. TÓMATELO COMO UN FEEDBACK SINCERO

Una manera de ver a la gente crítica es tomar su crítica como una fuente de honestidad. Al menos con ellos, lo que ves es lo que hay.

Me he encontrado con gente aparentemente buena antes y aunque la amistad comienza con una nota alta, después resultan ser falsas y deshonestas. Por otro lado, he conocido a gente extrañamente franca y crítica que luego resulta ser gente muy agradable.

¿Tiene que ser una elección entre gente crítica y honesta, y gente buena y falsa? No, por supuesto que no, es una falsa dicotomía. La gente también puede ser amable y honesta, y no debemos excusar la grosería cuando ocurra, especialmente respecto de la gente que es grosera sin razón. Es sólo que cuando se trata de una persona crítica, una forma de verlo es que al menos la persona está siendo sincera con sus sentimientos. Puedes pedirle una opinión y sabes que probablemente te dirá lo que piensa, sin endulzar ni ocultar hechos, y eso es útil cuando quieres un comentario directo o el tipo más duro de valoración para ayudarte a mejorar.

 

4. ABORDA LA INCOMODIDAD QUE SIENTES EN TU INTERIOR

Así como la crítica de las personas críticas refleja algo acerca de sus estructuras internas, nuestra incomodidad con sus críticas también refleja algo acerca de nosotros mismos, especialmente si nos seguimos molestando por ello.

Siempre que me siento incómoda con los comentarios de los demás, miraré dentro de mí para entender por qué. Lo más probable es que haya tocado la fibra sensible de una creencia interna. Mi siguiente paso es descubrir qué es.

Recomiendo hacer esto con todo lo que enfrentamos en la vida. Las fuentes de incomodidad deben ser vistas como brújulas para el crecimiento. Algo que digo a menudo: «El miedo, la incertidumbre y la incomodidad son sus brújulas hacia el crecimiento.»

Pregúntate a ti mismo: «¿Por qué me siento incómodo con su comentario? ¿Por qué no estoy contento con lo que acaba de decir? ¿Qué es lo que me molesta?»

Sigue preguntando y profundizando hasta la raíz de la causa. El primer conjunto de respuestas se dirigirá al mundo externo, tales como cuestiones con esa persona o con otras personas. Pero a medida que se profundiza, las respuestas pasan de estar enfocadas en lo externo a estar enfocadas en lo interno.

Esto significa que la incomodidad no es realmente por la persona; es por algo en ti. Podría ser una situación similar en el pasado cuando alguien dijo lo mismo, o una creencia negativa que tienes acerca de tales comentarios. La respuesta final que obtengas de este ejercicio te ayudará a cerrar tu malestar y a tomar medidas sobre la situación, sin esperar que nadie más cambie.

 

5. NO PIDAS OPINIONES SI LUEGO NO LAS PUEDES ACEPTAR

Si no puedes aceptar lo que la persona tiene que decir, entonces no le pidas su opinión. Esto incluye hablar sobre el tema en general, lo que abre la ventana para que la persona comparta sus opiniones.

Algunos de mis amigos a menudo se quejan de cómo sus amigos críticos los desprecian constantemente. Sin embargo, por alguna razón, siguen poniéndose en la misma situación -es decir, recibiendo sus críticas- hablando de lo mismo a esas personas. Pero puedo entender por qué. A veces hacemos esto para conseguir la aceptación de la gente crítica porque es muy difícil obtener ánimo de ellos. Por ejemplo, con padres críticos. Con un socio crítico. O con un amigo crítico.

Pero si una persona a menudo critica lo que dices, entonces es probable que lo siga haciendo, al menos hasta que decida cambiar su comportamiento. Así que si hablas con ellos con la esperanza de que te animen y te elogien, detente. Ya has visto su comportamiento crítico antes, así que no debería sorprenderte si continúan criticando lo que dices. Albert Einstein dijo una vez que hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes es la definición de locura, y tiene razón. Si quieres un resultado diferente, entonces cambia tu manera de actuar. Deja de ponerte en la misma situación, y deja de someterte a sus críticas simplemente por no hablar de las cosas que te preocupan – por el momento, de todos modos, hasta que estés de acuerdo con sus críticas.

 

6. DESCONECTA / IGNORA

He aquí una reveladora historia que he oído antes, pero de la que nunca me canso:

Buda era bien conocido por su habilidad para responder al mal con el bien. Había un hombre que sabía de su reputación y viajó millas y millas y millas para probar a Buda. Cuando llegó y se puso de pie ante Buda, abusó de él verbalmente constantemente; lo insultó; lo desafió; hizo todo lo que pudo para ofender a Buda.

Buda no se conmovió, simplemente se volvió hacia el hombre y le dijo:

«¿Puedo hacerte una pregunta?»

El hombre respondió: «Bueno, ¿qué?»

Buda dijo: «Si alguien te ofrece un regalo y te niegas a aceptarlo, ¿a quién pertenece?»

El hombre dijo: «Entonces es de la persona que lo ofreció».

Buda sonrió, «Eso es correcto. Así que si me niego a aceptar tu abuso, ¿no sigue siendo tuyo?»

El hombre se quedó sin palabras y se alejó.

Algunas personas pueden ofrecer voluntariamente críticas aun cuando no las pidas. Sus críticas pueden estar fuera de lugar y ser de mal gusto. Una forma de responder es tomar represalias con ira.

Sin embargo, como es probable que la persona tenga alguna angustia de estar voluntariamente dispensando negatividad en primer lugar, es igualmente posible que tus represalias inviten a que se hagan más comentarios de este tipo. Muy rápidamente esto se convertirá en un debate acalorado y feo, una discusión que probablemente no terminará bien.

Como dicen sobre la negatividad en Internet, «No alimentes a los trols.» Si no puedes evitar que expresen sus opiniones, entonces tienes la opción de ignorarlas. Da una respuesta sencilla de 1 a 2 líneas, una que reconozca que has escuchado el comentario, pero que no te involucres más en la discusión. Y si la persona sigue adelante, simplemente ignórala. En este punto, es obvio que él/ella quiere encender una respuesta en ti. Al no hacerlo, mantienes el control de la situación.

Del mismo modo que las personas críticas deben asumir la responsabilidad de sus comentarios, nosotros también debemos asumir la responsabilidad de nuestra reacción. En cada situación siempre está el acontecimiento y nuestra percepción del acontecimiento. No podemos cambiar la forma en que la gente actúa o habla a nuestro alrededor, pero sí podemos cambiar la forma en que actuamos a su alrededor. Siempre tenemos una opción. Si no queremos aceptar la negatividad, entonces simplemente no la aceptemos. La negatividad no es nuestra si no la tomamos.

 

7. MUÉSTRALES AMABILIDAD

Esto puede ser un gran paso adelante para algunos. Probablemente te estarás preguntando, «¿Por qué debería ser amable con ellos? Me están causando tanta angustia… ¡Ciertamente no se merecen mi amabilidad!»

Vi la película «El Guerrero Pacífico» hace un tiempo y hay una cita que me gusta mucho:

«Las personas más difíciles de amar son las que más lo necesitan.«

Pensé que esta es una cita muy poderosa. Es verdad, ¿no es así? Si lo piensas, ¿por qué la gente crítica es tan crítica? ¿Por qué es tan difícil para ellos ser positivos? ¿Por qué son tan tacaños con sus emociones? Es porque ellos mismos carecen de ellas. Por eso no pueden ofrecerlas a los demás. Y si son tan críticos con los demás, lo más probable es que se traten a sí mismos con el mismo nivel de crítica, si no superior. No se están dando el amor que desean.

Trátalos con amabilidad. Se generoso con tus emociones hacia esas personas. Diles un cumplido. Dales una sonrisa. Di hola. Pídeles salir a comer. Ayúdalos en aquellos aspectos que sabes pueden beneficiarles. Conócelos personalmente.

Pueden reaccionar de manera adversa al principio, pero eso se debe a que tu amable comportamiento les coge desprevenidos. Lo más probable es que sean cautelosos porque rara vez han sido tratados de esta manera. Tú continúa con tu amabilidad, y pronto reaccionarán con positividad también.

Aunque los efectos pueden no ser inmediatos y pueden ser sólo una pequeña mejoría ante tus ojos, para ellos es un cambio enorme. Y con el tiempo, tu relación con esa persona puede evolucionar hacia una de diferente tipo. Por supuesto, si todo lo que hacen es seguir siendo unos vampiros de energía, o dar por sentada su bondad, entonces debes cortarles para que no sigan quitándote energía.

 

8. EVÍTALOS

Cuando todo lo demás falla, evítalos. Reduce el contacto, limita las conversaciones con él/ella, pasa el tiempo con otras personas si coincidierais en el mismo grupo, o como último recurso – sácalos de tu vida. Incluso si ambos trabajáis en el mismo sitio, no podéis estar trabajando juntos todo el tiempo. Usa los 7 consejos anteriores en los momentos en los que inevitablemente tengas que interactuar, y mantente alejado de él/ella en el resto de los momentos.

Solía tener una amiga cercana que era particularmente crítica. Estar cerca de ella era sofocante. No importa lo que yo dijera, ella tendría una manera de añadir un sesgo negativo. Por ejemplo, si yo compartía algo que me entusiasmaba, ella me respondía con un comentario negativamente tendencioso, como que no era para estar tan emocionada o que eso que tanto me emocionaba era de lo más normalito. En nuestras conversaciones diarias, ella apenas tenía algo alentador que decir, eligiendo enfocarse en las cosas negativas. Incluso cuando yo buscaba consuelo, era difícil obtener de ella una respuesta empática. La mitad del tiempo sentí que necesitaba prepararme para un comentario negativo cuando hablaba con ella.

A veces puede ser que ambos no sean compatibles como amigos en esta fase de vuestras vidas, y que estais mejor separados el uno del otro. Si la relación te está causando angustia, entonces hazte un favor a ti mismo y a esa persona rompiéndola, o al menos reduciendo el contacto. Permite que ambos crezcáis como individuos primero, y luego ved si encajáis mejor como amigos en el futuro.

Obtén la versión gráfica del manifiesto de este artículo «Cómo tratar con gente crítica».

 

AUTORA

Celestine Chua (mejor llámala Celes).  Es la escritora y fundadora de PersonalExcellence.co.  Dice de sí misma: «Mi mayor pasión es ayudarte a alcanzar tu mayor potencial y vivir tu mejor vida. El propósito por el que vivo cada día, y por consiguiente mi declaración de misión para la Excelencia Personal, es: «Para alcanzar mi máximo potencial y vivir mi mejor vida. Ayudar a otros a alcanzar su máximo potencial y unir al mundo como uno solo».

IMAGEN: Conmongt en Pixabay

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box