Seis pasos para reinventarte a ti mismo y para mejorar tu vida

 

¿ES YA HORA DE UNA REINVENCIÓN TOTAL DE TU VIDA?

¿Alguna vez te has sentido atascado?

 

Traducido y adaptado del original “Six steps to reinventing yourself and for upgrading your life“, de Adam Sicinski en el blog de IQ Matrix

 

Puedes, por supuesto, sentirte físicamente atascado, pero el tipo de “atasco” al que me refiero es el estancamiento emocional y mental que se acumula con el tiempo debido a los resultados por debajo de la media que traen muy poca satisfacción.

No me malinterpretes, tu vida probablemente esté bien. Quiero decir, es habitable, ¿verdad? Puedes soportarlo, y eso normalmente estaría bien, pero lo que te está comiendo es que parece que estás progresando muy poco.

Por supuesto, no eres una persona perezosa. Trabajas consistentemente hacia tus metas, parece que te mantienes ocupado, pero por una razón u otra las cosas no están avanzando como te habías imaginado.

Te sientes un poco insatisfecho, no completamente presente, y estás constantemente cuestionando tus elecciones, decisiones, comportamiento, hábitos y acciones. En resumen, la vida te presenta más preguntas que respuestas, y esto se percibe como un poco perturbador.

Sientes como si tuvieras todo este potencial sin explotar encerrado dentro de ti mismo, pero parece que no puedes sacarlo. Y ese es tu mayor problema.

Internamente, tienes este intenso deseo de cambiar, pero externamente, las cosas no están saliendo como esperabas. Lo que estás haciendo, simplemente no está funcionando para ti. De hecho, podría estar lastimándote, y a lo grande. Sólo, tal vez, es hora de hacer algunos cambios drásticos. Sólo, quizás, es hora de una reinvención total de la vida.

 

LO QUE SIGNIFICA REINVENTARSE A SÍ MISMO

Reinventarte a ti mismo significa dejar ir las cosas que actualmente te están reteniendo. Significa dejar atrás hábitos, rutinas, roles y responsabilidades obsoletos que te impiden vivir la vida al máximo.

Reinventarte significa cambiar la dirección de tu vida. Significa tomar un nuevo conjunto de decisiones y forjar un nuevo camino que amplíe las oportunidades, las opciones y las posibilidades. Sin embargo, para cambiar tu vida, primero debes comenzar por cambiarte a ti mismo. Y para cambiarte a ti mismo es necesario pasar por un proceso de autodescubrimiento.

Un proceso de autodescubrimiento puede implicar encontrar nuevas formas de pensar o de hacer las cosas. Podría incluir establecer nuevos hábitos y rutinas que amplíen sus opciones o le ayuden a adaptarse a la adversidad y a los reveses de manera más óptima.

Reinventarte a ti mismo también puede significar establecer un nuevo conjunto de metas y objetivos, y luego trazar un plan para alcanzarlos. Esto, por supuesto, requerirá la construcción de un nuevo conjunto de patrones y comportamientos que estén alineados con las metas que deseas alcanzar. Pero más sobre eso un poco más adelante.

Reinventarte a ti mismo requiere, sin embargo, algún sacrificio. Quizá necesites renunciar a cosas a las que te has estado aferrando durante muchos años. De la misma manera, es posible que necesites reunir el valor para hacer cosas que normalmente no te sientes cómodo de perseguir. Esto también requerirá una gran cantidad de energía mental, planificación y enfoque.

Para reinventarse a sí mismo es probable que tengas que desafiarte continuamente a ti mismo y a tu perspectiva de la realidad. Necesitarás estirar activamente tu zona de confort y empujarte proactivamente en una nueva dirección.

Cuando te reinventas a ti mismo estás construyendo una mejor versión de ti mismo. Esto, por lo tanto, requiere un compromiso con el crecimiento y el desarrollo. Requiere un compromiso de hacer las cosas de manera diferente y empujar los límites de lo que antes se pensaba que era posible.

Dado todo esto, este viaje de reinvención probablemente no será fácil. Por lo tanto, es posible que necesites mucho apoyo de tu familia y amigos para superar este período de cambio y transformación. Sin embargo, la reinvención siempre comienza contigo. Comienza cuando te comprometes a cambiar tu forma de trabajar, vivir e interactuar con el mundo que te rodea.

 

UN PROCESO DE SEIS PASOS PARA LA REINVENCIÓN TOTAL DE LA VIDA

Lo que sigue es un proceso de seis pasos que te ayudará a comenzar el proceso de reinvención total de la vida.

A medida que avances en este proceso de pasos te encontrarás con una serie de preguntas. Tómate tu tiempo para responder estas preguntas a fondo. Te ayudarán a comprenderte mejor a ti mismo, así como los compromisos que tendrás que asumir a medida que te adentras en este nuevo y apasionante camino.

Ten en cuenta que es posible que estos pasos no te proporcionen todas las respuestas que estás buscando. Pero ciertamente pondrán las cosas en marcha y te ayudarán a establecer el ímpetu necesario para comenzar el proceso de transformación.

 

Paso 1: Acepta toda la responsabilidad

Tu vida y circunstancias actuales son un resultado directo de las decisiones que has tomado. En otras palabras, todas las decisiones que has tomado te han llevado a este punto de tu vida.

Toda la alegría y felicidad que experimentas actualmente se debe a ti. De la misma manera, todos los problemas y cuestiones a los que te enfrentas ahora son el resultado directo de una culminación de las decisiones que has tomado.

Dado todo esto, la única persona responsable de tu vida es sólo tú. Sí, otras personas podrían o no haber jugado un papel importante. De alguna manera lo han hecho. Pero en última instancia tú elegiste avanzar por este camino, y por lo tanto todo lo que tienes o no tienes en tu vida en este momento es de tu propia creación. Y debido a que es de tu propia creación, debes comprometerte a asumir la responsabilidad.

Sí, tu vida puede estar lejos de ser perfecta pero jugar la carta de víctima, o evitar la responsabilidad, sólo agotará tu poder personal. Y con un poder personal limitado a tu disposición, es poco probable que encuentres la fuerza y la motivación necesarias para instigar un cambio positivo.

La clave, por supuesto, es tomar plena responsabilidad por tu vida y sus circunstancias. Asume toda la responsabilidad por lo bueno, lo malo y lo feo. Y, por supuesto, ese es el primer paso para reinventarse a uno mismo.

Asumir la responsabilidad requiere que valores el momento presente. Valora lo que tienes, lo que no tienes y las posibilidades que tienes por delante.

Ahora, tómate un momento para reconocerlo abiertamente:

  • Acepto cómo es mi vida y cómo soy en este momento.
  • Acepto las decisiones que me han llevado a este momento.
  • Hay un valor real en este momento, sólo necesito encontrarlo.
  • Aprecio todo lo que tengo y todo lo que soy en este preciso momento.
  • Soy totalmente responsable de la vida que he creado.
  • Estoy listo para dejar atrás el pasado y avanzar hacia un futuro más grande, más brillante y más emocionante.

El cambio sólo es posible si estás abierto y dispuesto a hacer que el cambio suceda. Y asumir responsabilidades es una gran parte de ese proceso. Ayudará a poner las cosas en marcha.

 

Paso 2: Realiza una autoevaluación

Para reinventarte y transformar tu vida necesitas hacerte algunas preguntas difíciles. Hacer estas preguntas puede no ser fácil. La autoevaluación y la introspección rara vez son fáciles. De hecho, todo el proceso puede ser bastante desalentador. Sin embargo, es una parte necesaria de la transformación y un requisito esencial para la reinvención total de la vida.

Para empezar, considera por qué exactamente quieres emprender este proceso de reinvención. Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Por qué quiero reinventarme?
  • ¿Por qué es importante para mí reinventarme? ¿Por qué ahora?
  • ¿Qué es lo que honestamente quiero obtener de este proceso?
  • ¿Son estas razones suficientemente buenas para querer esto?
  • ¿Reinventarme a mí mismo está dentro de mi control personal?

Tus razones para reinventarte a ti mismo deben ser lo suficientemente convincentes como para empujarte hacia adelante. Esa es la única manera en que comenzarás a hacer los cambios necesarios.

Un deseo de cambio a medias nunca funciona. Si eres poco entusiasta, simplemente no harás lo que sea necesario para que el cambio se mantenga. No funcionará, y permanecerás atascado indefinidamente donde ahora estás  hasta que finalmente decidas que el cambio es necesario.

Habiendo identificado suficientes razones convincentes para cambiar, es hora de identificar tus pasiones, tus valores y clarificar tu visión para el futuro. Estas son todas las cosas que te excitarán y te impulsarán a hacer los cambios necesarios en tu vida.

Con esto en mente, pregúntate:

  • ¿Qué encuentro personalmente satisfactorio?
  • ¿Cuáles son mis habilidades y talentos?
  • ¿Qué es lo que me apasiona intensamente?
  • ¿Qué cosas no me apasionan tanto?
  • ¿Qué es lo que más valoro en la vida?
  • ¿Qué es lo que realmente quiero?
  • ¿Qué es lo que quiero conseguir de la vida?
  • ¿Cómo veo mi vida en el futuro?
  • ¿Cómo me veo en el futuro?
  • ¿Cuál es mi visión para el futuro?
  • ¿Qué metas específicas conforman esa visión?
  • ¿Son estos objetivos congruentes con mis valores?
  • ¿Estos objetivos entran en conflicto con otras prioridades de la vida?
  • ¿Cuándo se lograrán específicamente estos objetivos?
  • ¿Qué tipo de persona quiero ser?
  • ¿Cómo sabré que estoy progresando?
  • ¿Qué se necesita para hacer estos cambios de manera realista?

Responder a estas preguntas te ayudará a tener muy claro qué es lo que más te apasiona, las cosas que quieres cambiar y los requisitos para hacer que esos cambios se mantengan. Sin embargo, el cambio sólo es posible si se toma la iniciativa para promoverlo. Y ahí es donde las oportunidades entran en escena. Vuelve a preguntarte:

  • ¿Qué oportunidades hay disponibles en este momento que puedan ayudarme a reinventarme de manera óptima?
  • ¿Cómo podría aprovechar estas oportunidades para crear un cambio positivo en mi vida?
  • ¿Qué oportunidades podría crearme a mí mismo que me ayudaran a instigar un cambio positivo?

Para hacer con éxito cambios en tu vida necesitas tomar conciencia de las oportunidades que podrían hacer posible ese cambio.

Las oportunidades son, por supuesto, abundantes. Están en todas partes. Sólo se necesita la mentalidad ideal para aprovechar al máximo las oportunidades que se te presentan. Utilízalas como plataforma para iniciar el proceso de cambio y reinvención.

 

Paso 3: ¡Suelta amarras!

¿Por qué tan a menudo la gente no consigue que el cambio se mantenga? Existe toda esta motivación y voluntad de hacer cambios transformadores en su vida, pero por una razón u otra simplemente no los siguen. ¿Por qué es eso?

La razón por la que la mayoría de la gente no hace cambios es que existen demasiados conflictos. Puedes, por ejemplo, querer alcanzar una meta en particular. Sin embargo, también tienes todas estas otras metas, prioridades, compromisos, obligaciones y responsabilidades que esencialmente asfixian tu meta antes de que se materialice.

Por ello necesitas estar dispuesto a dejar atrás todas las cosas que puedan impedirte seguir adelante. En otras palabras, abandona todas las cosas que no apoyan tu visión o la visión de la persona en la que quieres convertirte. Y sí, eso también significa dejar ir a las personas, lugares, situaciones, hábitos y, literalmente, cualquier cosa que no esté alineada con esa visión. Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Qué cosas debo dejar para seguir adelante?
  • ¿Qué cosas me frenan o me mantienen atascado?
  • ¿Qué cosas no apoyan mi visión para mi vida y para la persona en la que deseo convertirme?
  • ¿Qué personas, lugares, situaciones, hábitos y creencias podrían impedirme hacer los cambios necesarios que deseo hacer?
  • ¿Cómo voy a empezar a dejar atrás todas estas cosas?
  • ¿Qué sacrificios a corto plazo tendré que hacer?

El cambio requiere cierto sacrificio. Necesitas estar dispuesto a sacrificarte y dejar atrás cosas que ya no sirven para nada.

Podrías, por ejemplo, tener este hermoso abrigo de invierno grueso y cálido que es la envidia de todos tus amigos. Sin embargo, ahora estás eligiendo mudarte permanentemente a un clima más cálido. El sentido común dice que, por supuesto, ya no necesitas ese abrigo. Usarlo no sólo te hará sentir incómodo, sino que también te retrasará en tu proceso. De hecho, usar el abrigo a lo largo de tu viaje te hará sentir un calor insoportable. Tan caliente, de hecho, que te obligará a abandonar tu objetivo y volver a la comodidad de un clima más fresco.

Sí, esta analogía puede parecer extraña, pero espero que se entienda que tenemos que dejar atrás algunas cosas o, de lo contrario, esas cosas nos llevarán de vuelta a donde empezamos.

No puedes convertirte en la persona que quieres ser aferrándote a la persona que eres hoy. Eso no es posible. Por lo tanto, déjala atrás y sigue adelante sin el equipaje de tu pasado.

 

Paso 4: Es hora de reinventarte

Habiendo completado todo el trabajo de los pasos anteriores, es hora de comenzar a reinventarte a ti mismo y a reinventar tu vida. Esto es esencialmente donde comienzas a actuar proactivamente sobre tu visión de una manera muy específica y directa.

Lo que esencialmente harás en este paso es transportarte hacia el futuro a través de la narración de historias. En otras palabras, te vas a contar a ti mismo una historia sobre tu yo futuro y sobre la vida que vives.

Imagina por un momento tu yo futuro en algún momento. Podrían ser 5 años, 10 años o incluso 25 años a partir de hoy. Visualiza ese yo. Y pregúntate:

  • ¿Dónde vivo exactamente?
  • ¿Dónde estoy trabajando específicamente?
  • ¿En qué objetivos estoy trabajando?
  • ¿Cómo paso mi tiempo libre?
  • ¿Con quién paso más tiempo?
  • ¿Qué es lo que más valoro en la vida?
  • ¿Qué habilidades y conocimientos tengo?
  • ¿Qué tipo de papeles interpreto?
  • ¿Soy padre, maestro, líder, empleador, socio?
  • ¿Cómo soy como persona en cada uno de estos roles?
  • ¿Cómo me hace sentir imaginar mi vida de esta manera?

Mientras imaginas esta vida futura, también imagina cómo te ves, la ropa que usas, tu peinado, cómo mueves tu cuerpo, tus gestos faciales, etc. ¿Sonríes a menudo? ¿Acaso frunces el ceño? ¿Te ríes? ¿Cómo es que estás exactamente en varias situaciones?

Considera también tus patrones de habla. ¿Hablas menos y escuchas más? ¿Hablas más rápido o más lento? ¿Hablas más alto o más suavemente? ¿Hablas de cosas diferentes de las que hablas hoy en día? ¿Qué cosas? ¿Qué nuevos intereses podrías tener? ¿Cómo hablas e interactúas con los demás?

Además, considera cómo se desaarrolla un día típico de esa nueva vida tuya. ¿A qué te dedicas? ¿Con quién pasas el tiempo? ¿Cuáles son los hábitos y rituales a los que te dedicas? ¿A dónde vas de vacaciones? Etc….

Visualizar tu vida de esta manera te ayuda a imaginar cómo podría ser tu vida futura. Sin embargo, para llegar a un punto en el que estás viviendo esa vida, necesitarás hacer algunos cambios sustanciales. Y esos cambios comienzan contigo. Comienzan con el compromiso de cambiarse a sí mismo y de alinear sus pensamientos, hábitos, elecciones y comportamientos con tu yo futuro.

Con esto en mente, hazte las siguientes preguntas:

  • Visto cómo he imaginado mi vida futura, ¿cómo debo empezar a cambiar como persona?
  • ¿Cómo debo cambiar la forma en que interactúo con otras personas?
  • ¿Qué convicciones sería útil adoptar?
  • ¿Qué habilidades necesitaría aprender y dominar?
  • ¿Qué atributos clave darán forma a mi personaje y me ayudarán a convertirme en esa persona?
  • ¿Qué valores fundamentales necesitaré para re-empezar a vivir?
  • ¿Qué esperaré y qué no esperaré de mí mismo?
  • ¿Qué normas mantendré y qué cosas no toleraré más?
  • ¿Qué excusas no volveré a poner?
  • ¿Cómo me haré responsable de convertirme en esta nueva versión de mí mismo?

Tu objetivo aquí es cerrar permanentemente la brecha que separa el lugar en el que te encuentras en tu vida en este momento y el lugar en el que te gustaría estar en el futuro. Sin embargo, cerrar esa brecha siempre comienza con el cambio y la transformación internos. En otras palabras, comienza contigo, y con todos los cambios que estás dispuesto a hacer para reinventarte a ti mismo.

 

Paso 5: Usa recordatorios visuales

Una vez esbozados los detalles de la reinvención total de tu vida, es hora de capturar la esencia de estos cambios de manera visual.

Uno de los mayores desafíos que tiene la gente cuando se trata de reinventarse a sí misma es que lucha por mantenerse con las cosas presentes demasiado tiempo. En otras palabras, dejan de fumar antes de tener la oportunidad de establecer nuevos hábitos, creencias y patrones de comportamiento que provoquen los cambios que desean hacer.

La solución a este dilema es crear recordatorios visuales y escritos que te ayudarán a mantenerte enfocado en el panorama general, es decir, en la persona en la que quieres convertirte.

Con esto en mente, tómate tu tiempo para crear un tablón de corcho con la imagen gráfica que destaque tus metas, tu visión, tu futuro y la reinvención total de la vida a la que estás comprometido a llegar. Incluye imágenes, palabras, fotos de revistas, fragmentos de artículos que te inspiren, etc. También puedes fijar con alfileres pequeños objetos físicos significativos a ese tablón para mayor inspiración.

Por supuesto, no siempre es posible fijar objetos físicos. En tales casos, haz garabatos con estos objetos en el corcho. Sí, en realidad, pasas el tiempo personalizando tu tablón con garabatos locos que representan todas las cosas en las que te gustaría convertirte a medida que te mueves a través de este proceso de reinvención de la vida. Y si lo que te pasas es que no sabes garabatear, entonces apúntate a un curso gratuito sobre cómo garabatear en 40 días .

Tú, por supuesto, no necesitas limitarte a garabatear. También puedes escribir en ese tablón de visión describiendo tus metas, creencias, estándares, valores y atributos clave que se requieren para esta reinvención de la vida.

Alternativamente, puedes usar notas adhesivas que repartirás por toda tu casa y oficina. Estas notas tipo post-it pueden proporcionar recordatorios visuales rápidos de la reinvención de vida que estás tratando de hacer.

Otra idea es transformar tu entorno físico. El “nuevo tú” en el que te estás transformando podría no ser congruente con el entorno en el que trabajas y vives actualmente. Posiblemente, este entorno necesita algunas actualizaciones o, tal vez, este entorno no sirva al “nuevo tú” y por lo tanto deberás reubicarte en otro lugar.

Posiblemente, reinventarte a ti mismo podría significar mudarte a otra ciudad o país (como pasa en la película “Bajo el sol de la Toscana“). O bien, podría significar simplemente reubicarse en una nueva zona o en una nueva casa. Otras veces, todo lo que puedes necesitar es un poco de tiempo y espacio para pensar y reflexionar sobre el viaje de su vida. En tales casos, unas vacaciones cortas podrían ser todo lo que necesites.

El propósito detrás de todo esto es mantenerte enfocado y motivado mientras trabajas en reinventarte. Sin embargo, la concentración y la motivación no son suficientes para garantizar el cambio. También necesitas un plan de ataque claro.

 

Paso 6: Prepara tu plan de acción

Si eres serio y estás comprometido a hacer que el cambio se mantenga, entonces necesitas un plan de ataque. En otras palabras, necesitas un plan de acción que te ayude a construir y reforzar tu determinación mientras trabajas hacia tu meta.

Tu plan de acción debe enumerar cómo iniciarás este proceso de cambio, en qué te centrarás y cómo exactamente progresarás en los próximos días, semanas y meses.

Para ayudarte a delinear este plan de acción hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué debo hacer exactamente para cumplir con mi visión?
  • ¿Exactamente cómo voy a lograr mis metas?
  • ¿Cómo comenzaré el proceso de cambio, transformación y reinvención?
  • ¿Qué decisiones importantes tendré que tomar a lo largo de este viaje?
  • ¿Cómo tomaré esas decisiones? ¿Qué criterios utilizaré?
  • ¿Qué mini-hábitos debo desarrollar para que me ayuden a reinventarme?
  • ¿Qué hitos clave debo establecer para que me ayuden a mantenerme en el camino correcto?
  • ¿Qué tareas repetitivas diarias debo programar para que me mantengan en el objetivo?
  • ¿Cómo voy a llevar un registro del progreso que estoy haciendo? ¿Cómo sabré que estoy en el buen camino?
  • ¿Qué rutinas semanales debo establecer que apoyen mis metas?

Tener un plan de acción en marcha es, por supuesto, fantástico. Ciertamente te ayudará a comenzar tu viaje. Sin embargo, ningún viaje será tan tranquilo como lo imaginamos. Como tal, tu viaje de reinvención de vida probablemente estará plagado de una serie de desafíos y obstáculos que tendrás que enfrentar y superar.

Con esto en mente, tómate un momento para preguntarte:

  • ¿Qué podría retenerme en este viaje?
  • ¿Cómo podría retrasarme yo mismo?
  • ¿Cómo podría sabotear mi propio progreso?

Hay, por supuesto, numerosas formas de sabotear tu progreso. Por ejemplo, aferrarse a creencias limitantes, pensamientos inútiles, inventar excusas, trastornos emocionales y una falta de responsabilidad o rendición de cuentas podrían convertirse en tu perdición.

Además, sucumbir al miedo, a la incertidumbre, a la dilación, a la autocrítica o a quedar atrapado en la trampa de la gratificación instantánea saboteará muy rápidamente toda tu esperanza de cambio y transformación.

Para evitar caer en estas trampas, pregúntate:

  • ¿Cómo voy a lidiar con todos estos reveses y desafíos?
  • ¿Cómo me mantendré concentrado y motivado a largo plazo?
  • ¿Cómo voy a seguir avanzando incluso cuando me enfrente a una adversidad significativa?

La resistencia es una parte natural del cambio y la transformación. Tarde o temprano, te enfrentarás a ella. Y la forma en que la gestiones determinará si al final te reinventarás o no con éxito. Aquí es donde tener un plan de ataque claro es esencial para tu éxito.

Sin un plan de ataque, te enfrentarás a la incertidumbre. Y cuando surjan contratiempos inesperados, no sabrás qué hacer. Pero con un plan de acción en marcha tienes pasos concretos que puedes seguir y que te ayudarán a superar cualquier obstáculo o reto al que te enfrentes.

Todo lo que se necesita ahora es empezar. Da tu primer paso y comienza el proceso de cambio y transformación.

 

CUANDO TE ENFRENTAS A REVESES Y ADVERSIDADES

Incluso con un plan de acción en marcha, tu viaje hacia la reinvención total de la vida ciertamente no será fácil. Seguirás enfrentándose a desafíos que a veces harán descarrilar tus esfuerzos.

Tú, por supuesto, no puedes prepararte para todos los escenarios posibles. Sin embargo, puedes entrenarte a tí mismo para manejar desafíos inesperados de la manera más óptima.

Por ejemplo, adoptando una mentalidad orientada a la solución al hacer frente a un problema. En lugar de quejarse del problema, o darse un capricho de autocompasión, desafíate para encontrar una solución que te ayude a seguir adelante. Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Qué se necesita para hacer esto?
  • ¿Cómo podría encontrar una forma de superar esto?

Por supuesto, cometerás errores a lo largo de este viaje. Las cosas sucederán, y se cometerán errores. En lugar de maldecirte por cometer estos errores, trata de aprender de ellos para ayudar a mejorar tus esfuerzos la próxima vez.

Una de las mejores maneras de enfrentar los desafíos es adoptar un enfoque experimental para la resolución de problemas. Esto significa esencialmente adoptar una mentalidad científica en la que todo lo que se hace se convierte en un experimento.

Algunos experimentos funcionarán, mientras que otros no. Estudia los datos y aprende de cada experimento, luego haz los ajustes necesarios para seguir adelante. Al menos así no te quedarás atascado permanentemente. Sí, es posible que te retrases en tus planes, pero eventualmente encontrarás tu camino a pesar de cualquier desafío.

Y si en algún momento te quedas atascado, entonces tómate tu tiempo para pedir ayuda. Acércate a otras personas que se han reinventado y transformado su vida con éxito. Acércate a personas que tengan metas, valores y pasiones similares y pide su ayuda, perspectiva u orientación. Incluso puedes explorar oportunidades de cooperación. Alternativamente, puedes encontrar un mentor que pueda ser tu guía a lo largo de tu viaje hacia la transformación.

Para reinventarte con éxito necesitarás una fuerte red de apoyo de personas que estarán ahí para ti durante los tiempos difíciles. Tómate tu tiempo para encontrar a estas personas y trabaja activamente en el fortalecimiento de los lazos que os unen.

 

REFLEXIONES FINALES

Reinventar tu vida ciertamente no será fácil. Ningún viaje de cambio y transformación es fácil. Está plagado de desafíos y dificultades que podrían hacer descarrilar abruptamente tus esfuerzos. Sin embargo, mientras persistas y perseveres, lo más probable es que llegarás allí.

Al final, independientemente de lo que pase, asegúrate de celebrar todos tus éxitos. Sí, todos queremos desesperadamente alcanzar esa meta final. Sin embargo, la verdadera alegría sólo puede encontrarse a lo largo del camino y en nuestro continuo crecimiento y desarrollo.

Considera por un momento que tu viaje de reinvención total de la vida no tiene fin. Mientras vivas, habrá nuevas montañas que escalar e hitos que alcanzar. Por lo tanto, este viaje de reinvención total de la vida es una evolución continua de cambio y transformación. Esto no termina. Simplemente evoluciona.

Dicho esto, un compromiso con la reinvención total de la vida debe ser un compromiso de por vida. Debemos estar siempre en continuo movimiento reinventándonos a nosotros mismos y en una multitud de formas cada día de nuestras vidas. Sólo así encontraremos la felicidad y la plenitud verdaderas y duraderas.

 

AUTOR
Adam Sicinski es un life coach cualificado que reside en Melbourne, Australia. Sin embargo, su trabajo de coaching de vida es poco ortodoxo. Es único y un poco diferente en la forma en que Adam usa los mapas mentales y los principios del pensamiento visual. Durante un período de 8 años, Adam ha desarrollado más de 300 mapas mentales de auto-crecimiento que él llama Matrices de CI. Estos mapas han sido utilizados por miles de personas en todo el mundo con fines de coaching y auto-coaching.

IMAGEN: Dan Gold en Unsplash

 

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín