7 Hábitos de las empresas altamente innovadoras

La innovación es una prioridad absoluta para casi cualquier empresa

Cada vez son más las empresas que empiezan a darse cuenta de que deben adoptar hábitos probados o mejores prácticas para infundir la cultura de la innovación en su ADN.

Pero crear una cultura de la innovación es algo más que lanzar un laboratorio de innovación, contratar a un responsable de innovación o establecer un nuevo equipo de innovación. Construir una cultura de la innovación requiere tiempo, esfuerzo y dedicación para desarrollar persistentemente hábitos saludables que aceleren la innovación.

 

Traducido y adaptado del original "7 Habits of Highly Innovative Companies", por Sophia Hübner en el blog de Itonics Innovation

 

Hemos analizado algunas de las empresas más innovadoras que hacen las cosas bien y hemos definido los hábitos que les ayudan a fomentar la innovación. Analicemos cada hábito o mejor práctica con ejemplos inspiradores.

 

ADÁPTATE O MUERE

Como dice el famoso dicho de Darwin "No sobrevive el más fuerte de la especie, sino el más adaptable". Las grandes empresas han tomado medidas para ser más ágiles y adaptarse al rápido ritmo de la digitalización. Las empresas intentan mejorar sus largos procesos de innovación y dar más autonomía a los empleados. La creación de startups internas o la estrecha colaboración con otras externas es un mecanismo de adaptación habitual de los líderes en innovación. Las grandes empresas pueden aprovechar las ventajas de las startups internas con prontitud apoyándolas a través de los recursos y clientes existentes.

Bezirk, una startup de un equipo de ingenieros dentro de Bosch, se dio cuenta de que el IoT (en inglés, Internet de las Cosas, N. del T.) minorista es un gran mercado que necesita personalización. Aunque los fundadores tardaron 7 meses en persuadir a la dirección de Bosch de que su visión es factible, la startup desarrolló un software con aprendizaje automático y análisis integrado en las redes del minorista y la aplicación de IoT.

Otra gran empresa, Daimler Financial Services, invirtió varios millones de dólares para poner en marcha un Centro de Inteligencia de Startups (SIC). El Centro fomentará la cooperación con startups prometedoras en el sector de la movilidad digital y los servicios financieros. A su vez, las startups se beneficiarán de un generoso apoyo financiero para sus ideas lanzadas y del acceso a la red global de expertos y clientes de Daimler AG (más de 40 mercados y muchos conocimientos y datos del sector).

 

FRACASA RÁPIDO. FRACASA AVANZANDO.

Al experimentar, las empresas se dan muchas más oportunidades de ganar. Productos como el Post-It o el marcapasos fueron el resultado de un experimento fallido. Según Jeff Bezos, CEO de Amazon, fracasar mucho está bien, porque uno o dos "ganadores" pueden cubrir cientos y miles de fracasos. Por supuesto, el fracaso puede ser perjudicial en el día a día de la empresa, pero dejar un espacio para el riesgo puede conducir a la innovación disruptiva.

Todavía hay un sentimiento negativo y un juicio detrás de la palabra fracaso. En las startups, donde la experimentación está arraigada en la cultura de trabajo, fracasar suele llamarse "pivotar". El término se basa en el modelo Lean Startup de Eric Ries. Pretende dejar claro que las startups persiguen su visión corporativa de forma centrada, pero que los desencadenantes, como las opiniones de los clientes, las pruebas o los experimentos fallidos, a veces exigen un cambio de rumbo estratégico drástico.

Facebook ha creado un entorno de trabajo en el que los empleados tienen menos miedo a equivocarse que a perder una oportunidad de negocio. Como dice uno de sus eslóganes: "Lo más arriesgado es no correr riesgos".

Etsy sigue otra de las mejores prácticas; se anima a sus empleados a compartir sus errores y cómo se produjeron, en correos electrónicos públicos o en Wikis. De este modo, no se culpa a los empleados de Etsy por sus errores, sino que se reconocen públicamente y se ayuda a toda la empresa a aprender de ellos. Intuit llevó este enfoque aún más lejos al establecer un "premio al fracaso" en toda la empresa. Este premio se otorga al equipo cuya idea acaba fracasando, pero que ha aportado a la empresa los resultados más valiosos.

Resulta difícil de creer ahora, pero ha habido años en los que Google Maps no le hizo ganar dinero a Google, ya que inicialmente empezó como un experimento. Las empresas innovadoras suelen adoptar la "regla del 20%", que permite a los empleados dedicar el 20% de su tiempo de trabajo a proyectos que no tienen nada que ver con la descripción de su puesto. Curiosamente, Gmail, Google News y AdSense evolucionaron a partir de proyectos del 20%.

 

CRECE ALTO. MANTENTE DELGADO.

Las startups están generando mucha innovación que abarca todos los aspectos de la vida del consumidor. A menudo, se debe a la velocidad a la que pueden innovar y esto tiene mucho que ver con su tamaño. No cabe duda de que los equipos más pequeños suelen ser los que mejor trabajan en equipo. En otras palabras: ¡crece alto, mantente delgado! Sin embargo, cómo pueden las grandes empresas crear equipos pequeños con éxito, que actúen como empresas ágiles dentro de la gran organización, sigue siendo una cuestión abierta. Más compañeros de equipo conllevan más comunicación, más tareas de organización, más confusión y más cosas que ralentizan el proceso de trabajo.

Con este reto, la desaceleración de los flujos de trabajo y el aumento de la ineficiencia, especialmente las grandes empresas están luchando. El efecto Ringelmann explica la tendencia a la reducción de la productividad individual a medida que aumenta el tamaño del grupo. Un tira y afloja es el ejemplo más común del efecto Ringelmann. A medida que se incorporan más personas al equipo, el rendimiento medio se reduce, porque cada participante siente que su aportación no es crucial. En otras palabras, un grupo más grande implica menos responsabilidad para cada miembro personalmente. Esta tendencia está presente en equipos de empresas como Apple, Microsoft o Amazon, y probablemente también en tu empresa.

Probablemente hayas oído hablar de la "regla de las dos pizzas" de Jeff Bezos, una de las mejores prácticas más comunes en este campo. La idea que subyace al concepto es que cada equipo debe ser lo suficientemente pequeño como para ser alimentado por dos pizzas. Al mantener el tamaño de los equipos pequeño y dinámico, Amazon ha desarrollado una táctica ágil en todo lo que hace, centrada en dos objetivos: eficiencia y escalabilidad.

 

EL RECONOCIMIENTO ES LA NUEVA RECOMPENSA

El reconocimiento, la retención y la satisfacción de los empleados son cada vez más populares, por lo que los planes de recompensa a los empleados bien pensados adquieren mayor importancia. Para recompensar a los empleados de alto rendimiento, basta con dar más dinero o algún regalo físico. Es probable que el impacto de estas recompensas externas al azar no dure mucho tiempo. Dado que cada vez más millennials forman parte de la plantilla, las empresas deberían tener en cuenta sus preferencias y encuestar a su personal para averiguar la mejor forma de recompensarlo. Las recompensas por la innovación podrían consistir en un plan de ascensos, ampliación de funciones o acceso a los recursos necesarios. Aunque una insignia o una bonificación podría ser aplicable a las personas de las grandes empresas, ese podría no ser el escenario para el entorno de una startup. Las personas que optan por unirse a una startup buscan más ser parte integrante de la comunidad de innovación y son ambiciosas para obtener reconocimiento.

En su sistema de recompensa a la innovación, Shopify ha encontrado un camino intermedio al mezclar bien el reconocimiento de los compañeros y las recompensas tradicionales. Los empleados utilizan Unicorn, una plataforma construida a medida como un juego de fantasía en línea con avatares y puntos. Sobre la base de los puntos recibidos en Unicorn que los empleados pueden prestarse mutuamente por un rendimiento superior, el sistema formó un esquema de recompensas, y al mismo tiempo reforzó la colaboración interdepartamental y la reducción de los silos internos. Haier, una multinacional china de electrónica de consumo y electrodomésticos, empezó a dar a sus productos y servicios el nombre de la persona que propuso la idea que acabó desarrollándose. Desde el punto de vista económico, estas recompensas no cuestan casi nada, pero definitivamente dan al empleado la responsabilidad y la oportunidad de hacer algo que destaque en una empresa tan grande.

 

EL ESPACIO DE TRABAJO MÁS ALLÁ DEL CUBÍCULO

La mayoría de las oficinas, formadas por filas y filas de cubículos, ofrecen un espacio limitado para la interacción física, que a su vez es crucial para impulsar nuevas ideas. Las reuniones espontáneas entre colegas de distintos departamentos hacen aflorar ideas y talento en las empresas. Los espacios unen a los individuos o los mantienen separados.

Por esta misma razón, Intel construyó un nuevo espacio llamado Innovation Open Lab en Irlanda para desarrollar y facilitar la investigación abierta, la ideación y la innovación en general en la empresa. En el laboratorio, hay una gran cocina que tiene paredes como pizarras para que la gente pueda improvisar e idear prototipos mientras conversa y toma café. Cisco fue incluso más allá al crear una red de Centros de Innovación Cisco, cada uno con su propia especialización. Los centros crean un lugar de trabajo abierto para clientes, socios, startups, universidades y comunidades de desarrolladores.

En Dublín, como parte de un plan de "Nuevas formas de trabajar", Vodafone invirtió 2,5 millones de euros para reestructurar su sede de 11.000 metros cuadrados en Dublín; se deshicieron de las cajas de oficina, los cubículos y las salas de reuniones, también de todo lo que simboliza poder o jerarquía. Crearon más espacio físico para la interacción, no sólo formal. Cuando la gente viene a trabajar, puede sentarse donde prefiera o encontrar espacio. Incluso el director general no tiene un escritorio especial preasignado.

Los espacios de innovación en las empresas están reinventando el concepto de flexibilidad como respuesta a las necesidades en constante cambio del negocio, las personas y los procesos de innovación. La flexibilidad significa poder adaptar todos los componentes necesarios en un espacio determinado, como paredes móviles, mobiliario óptimo, maquinaria de apoyo y otras cosas, en un corto periodo de tiempo según las propias necesidades.

 

ESCUCHA Y DI QUE SÍ

En 2016, Harvard Business Review realizó una encuesta a 3.500 empleados de empresas de Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania e India. Descubrieron que, aunque la mayoría de los empleados están de acuerdo en que es tarea de todos innovar, no muchos poseen los recursos necesarios para hacerlo. Existe exclusivamente una brecha de comunicación entre la dirección y los empleados no directivos. Mientras que unos 9 de cada 10 empleados seguramente piensan que también es su responsabilidad participar en la innovación, son muchos menos (unos 6 de cada 10) los que realmente lo hacen. Este panorama se aplica tanto a las pequeñas como a las grandes empresas. Por lo general, los empleados piensan que la dirección no les estimula a dar un paso más ni les da la oportunidad de hacerlo. Cuando a alguien se le ocurre una idea, conseguir la atención, el dinero, el personal y el apoyo para ponerla en práctica es una historia difícil.

En la época en la que el director general Howard Schultz estaba preocupado porque Starbucks estaba perdiendo el rumbo, se tomó el tiempo necesario y se dirigió a todos los gerentes de las tiendas de todo el mundo para escucharles con el fin de reestructurar la experiencia de Starbucks. Audi ganó a lo grande con su programa Audi Ideas. En el marco de este programa, la empresa aceptó y aplicó unas 15.000 sugerencias de desarrollo de todos sus empleados durante 2017. Gracias a este programa, en Ingolstadt y Neckarsulm, la empresa obtuvo un ahorro récord de unos 108,6 millones de euros en 2017 (un 23,4% más que el año anterior).

 

INNOVA EN TODAS PARTES

La digitalización lleva la gestión de la innovación a un nivel completamente nuevo. Las empresas ya han empezado a vincular la innovación a la analítica de datos para resolver diversos problemas. De hecho, el informe "Las empresas más innovadoras de 2018" de BCG destaca que desde 2014 la innovación digital (especialmente centrada en la analítica de big data, la rápida adopción de nuevas tecnologías, los productos y capacidades móviles y el diseño digital) ha crecido mucho en importancia. Más de la mitad de los entrevistados afirmaron que sus empresas utilizan la analítica de datos para diversos fines relacionados con la innovación, como la identificación de nuevas áreas de exploración, la obtención de información para la generación de ideas, el descubrimiento de tendencias, la identificación de campos de acción estratégicos y la búsqueda de hojas de ruta tecnológicas.

Sin embargo, las empresas siguen enfrentándose a retos comunes, como la forma de explorar, supervisar y analizar el entorno empresarial de forma eficaz y detectar nuevas oportunidades. Por ejemplo, Cisco quería identificar las amenazas y oportunidades relacionadas con la tecnología antes que la competencia. Con la ayuda del Radar Tecnológico de ITONICS, la empresa pudo llevar a cabo una exploración y gestión tecnológica eficaz, desde la identificación hasta la selección, evaluación y difusión. A medida que el Radar Tecnológico de Cisco evolucionaba, se diseñó el famoso y premiado Desafío Innovar en todas partes, una competición de innovación interfuncional en toda la empresa. El reto pretendía poner en primera línea los proyectos más innovadores de los empleados.

 

RESUMIENDO

Habrá notado que cada uno de estos hábitos de las empresas altamente innovadoras requiere voluntad de experimentar, colaboración efectiva de los empleados, fuerte dedicación y visión de la dirección, compromiso de los empleados y reconocimiento. La adopción de estas mejores prácticas no se producirá de la noche a la mañana. Integrarlas y crear una cultura de innovación sostenible no es fácil, pero el esfuerzo merece la pena.

Hoy en día, la innovación es una necesidad para todas las empresas y un proceso continuo que requiere un perfeccionamiento sistemático. Para empezar, siga estas mejores prácticas y eche un vistazo a algunas historias de éxito.

 

AUTORA

Sophia Hübner tiene más de 5 años de experiencia en marketing y comunicación. Obtuvo un máster en Gestión de Marketing Internacional en la Escuela de Economía y Derecho de Berlín. Además de su trabajo como responsable de marketing en ITONICS, es profesora en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ansbach de Gestión de Eventos y Marketing de Contenidos. Sophia ya ha diseñado y gestionado numerosas campañas de marketing y tiene experiencia en la orquestación de medidas multicanal específicas para el grupo objetivo. Además de sus competencias en el desarrollo de estrategias de contenidos y redes sociales, es redactora creativa de blogs y sitios web.

IMAGEN: la del artículo original, por Toni reid en Unsplash

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box