Los 8 hábitos de la gente altamente adaptable

Las personas adaptables tienen una forma de hacer que todo parezca fácil: están tranquilas mientras todos los demás están abrumados, aceptan rápidamente los cambios y los aprovechan al máximo y, cuando hay mucho en juego, siempre parecen estar a la altura de las circunstancias.

 

Traducido y adaptado del original "8 Habits of Highly Adaptable People", en el blog de Talent Smart EQ

 

Una investigación de la Universidad de Londres confirma que mucho de lo que vemos en las personas adaptables es cierto: realmente manejan su estrés de forma más eficaz, cometen menos errores en su trabajo y superan a sus compañeros.

Ser adaptable no es un rasgo inalcanzable con el que se nace o no. Muchos de los comportamientos que hacen que una persona sea "adaptable" están estrechamente relacionados con el aspecto de la competencia personal de la inteligencia emocional (IQ). Practicando las estrategias correctas de Inteligencia Emocional y desarrollando mejores hábitos, puedes enseñarte a ti mismo a responder más ágilmente a todas las bolas curvas que lanza el mundo. Para ayudarte a empezar, hemos investigado un poco para descubrir los comportamientos clave de las personas emocionalmente inteligentes que las hacen tan adaptables.

He aquí ocho de los mejores.

Etiquetan sus emociones en tiempo real.

La incertidumbre, el miedo al cambio, la frustración y la ansiedad suelen considerarse "enemigos" de la adaptabilidad. Sin embargo, si lo pensamos bien, las personas adaptables experimentan las mismas emociones que los demás: es la naturaleza humana. La diferencia está en cómo procesan esas emociones. Una de las formas más sanas y prácticas de controlar las emociones negativas, y una de las que siguen las personas adaptables, es aprender a reconocer y etiquetar las emociones en tiempo real. Las investigaciones demuestran que las personas que son hábiles para etiquetar sus emociones son más flexibles en su gestión de las emociones negativas, manejan mejor el miedo y la ansiedad y son menos propensas a tener arrebatos de ira. Toda la calma y frialdad que vemos en las personas adaptables comienza cuando experimentan por primera vez sus emociones y las reconocen con intención.

 

No reprimen sus emociones.

Profundizan en ellas. En lugar de reprimir sus emociones, las personas adaptables reconocen sus emociones como indicativas de algo más grande y profundizan para aprender más. Dejar de lado una emoción "hasta que desaparezca" es como el famoso estudio en el que los psicólogos decían a la gente que no pensara en un oso blanco: en realidad, te hará pensar incesantemente en esa emoción (o en el oso blanco). Las emociones son una información valiosa que puede indicarnos nuestras tendencias y perspectivas. Explorar tus emociones a medida que llegan tiene una ventaja añadida: esas emociones acaban ocupando menos tu tiempo y se apartan de tu camino a largo plazo.

 

Practican el autocuidado.

Cuando el mundo se vuelve abrumador e inconstante, las personas adaptables se aseguran de crear la mayor estabilidad posible en su vida personal. Practican el autocuidado físico, psicológico, social y espiritual. Cosas como una dieta sana, el ejercicio, buenos hábitos de sueño, la oración, la meditación o algo de tiempo para reflexionar contribuyen en gran medida a traer más emociones positivas a su vida. También aportan una sensación de paz interna entre todo el caos externo.

 

Son abiertos y curiosos sobre el mundo.

En tiempos de estrés y cambio, es demasiado fácil dejarse llevar por las posibilidades negativas. Una de las mejores formas de evitar que los "y si..." negativos te hundan es considerar todas las posibilidades de aprendizaje y crecimiento ante un reto. Las personas adaptables se mantienen tan abiertas y curiosas como sea posible porque saben que las "diferencias" y el "cambio" pueden ser a menudo potentes catalizadores de la mejora y el crecimiento.

 

Actúan con rapidez...

El fracaso es la mejor manera de aprender. Las personas adaptables saben, quizás mejor que nadie, que para capear las tormentas del cambio hay que estar preparado para actuar rápido y fracasar. En un famoso experimento con espaguetis, los investigadores enfrentaron a equipos de niños de guardería con equipos de estudiantes de MBA en un concurso de construcción de torres de espaguetis. Mientras los estudiantes de MBA trazaban su enfoque, asignaban roles y hablaban de estrategia, los niños de jardín de infancia se ponían a trabajar armando espaguetis hasta que su torre se caía y luego ajustaban su enfoque. Una y otra vez, los niños de jardín de infancia ganaron, construyendo torres más altas que los estudiantes de MBA. La diferencia era simplemente que se lanzaban a la acción y aprendían de sus errores sobre la marcha.

 

...pero también se aseguran de reservar tiempo para la reflexión.

Una de las mayores diferencias entre los adultos y los niños es nuestra capacidad de pensar críticamente y reflexionar. Así que, aunque los niños nos den una buena lección, las personas adaptables también se toman el tiempo para ser más intencionales después del hecho. Se reservan un tiempo cada día para reflexionar y aprender del trabajo realizado. Reservar un tiempo, aunque sea de quince o treinta minutos, puede ayudarte a aprender y crecer más rápido. A menudo es la diferencia entre "trabajar duro" y "trabajar inteligentemente".

 

Salen de su zona de confort.

Las personas adaptables siempre parecen estar tranquilas bajo presión porque se exponen todo el tiempo. Al apoyarse en su incomodidad constantemente, se entrenan para sentirse bien con el fracaso y los errores. Ahora pueden seguir trabajando para superarlos.

 

Son resistentes.

Lo que queremos decir con resiliente es "perseverancia y pasión por los objetivos a largo plazo". No nos referimos a que repriman sus emociones o las machaquen a expensas del autocuidado y las relaciones. La visión de conjunto te mantiene flexible ante el cambio porque los tropiezos del día a día no son tan grandes comparados con tu objetivo final.

 

Del conocimiento a la acción.

Las personas adaptables tienen un valor incalculable. Fluyen en su trabajo, sacan a su equipo de un apuro y difunden una sensación de calma y diversión en la oficina. Aplica muchas de sus estrategias a tu propia vida, tan a menudo como puedas, y verás cómo empieza a aumentar tu capacidad de adaptación. Te sentirás más tranquilo y más preparado para afrontar los retos que se te presenten.

 

AUTORES: el equipo de  talentsmarteq

IMAGEN: la del artículo original

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box