La parte que falta para la innovación del modelo de negocio: el Proceso

 

(este artículo se publicó en noviembre de 2014, y lo compartimos en 2022 por la anticipación y vigencia de sus contenidos, N. del T.)

Tuve una intensa conversación con David Siegel, que acaba de mudarse a Zúrich. Su gran idea es la agilidad empresarial y tiene mucha razón, ya que la parte que falta en la innovación del modelo de negocio es el proceso de pasar del modelo de negocio actual a un futuro mejor. Él lo llama agilidad empresarial. En Fluidminds utilizamos "Rethinking business" y "Entrepreneurial Design" para el proceso.

 

Traducido y adaptado del original "The missing part for business model innovation: The process", por Patrick Stähler en el blog de Business Model Innovation

 

AGILIDAD EMPRESARIAL, REPENSAR EL NEGOCIO, DISEÑO EMPRESARIAL, DESIGN THINKING, PLANIFICACIÓN BASADA EN EL DESCUBRIMIENTO...

Independientemente de la palabra que utilicemos, lo que necesitamos es un proceso que ayude a las empresas a desarrollar modelos de negocio innovadores que gusten a los clientes, a los empleados y a los propietarios.

Hoy en día, existen dos procesos en las empresas que podrían utilizarse: el proceso de innovación y el proceso de planificación estratégica. Los nombres de los procesos sugieren que podrían ser útiles, pero en realidad ocurre lo contrario.

¿Por qué? Les falta agilidad y experimentación. Ambos procesos asumen secretamente que con más y mejor planificación se puede anticipar el futuro. Ambos se centran en los productos y mercados existentes. Estas suposiciones tácitas pueden ser correctas para un mundo de innovaciones sostenibles, en un mundo de más de lo mismo.

Pero, y esto es un GRAN PERO, no ocurre en un mundo que está cambiando radicalmente. Las innovaciones del modelo de negocio tienen un carácter disruptivo y se centran en el modelo de negocio en su conjunto. Es necesario innovar el modelo de negocio en cualquier sector debido a Internet, la demanda de energía limpia, la globalización y el auge de Asia.

Por lo tanto, casi todas las empresas necesitan un enfoque diferente de la innovación y la estrategia.

 

EL FUTURO NO CONSISTE EN PREDECIR, SINO EN MOLDEAR EL FUTURO CON UNA EXPERIMENTACIÓN ÁGIL SOBRE LO QUE FUNCIONA Y LO QUE NO FUNCIONA

Por mucho que se planifique, no se podrá predecir el futuro porque ni los clientes ni las empresas pueden anticipar lo que es posible. La única manera de impulsar la innovación radical es aceptar la incertidumbre y, por tanto, aceptar que con la planificación más tradicional no podemos predecir el futuro.

Al decir esto, no quiero decir que ya no necesitemos planificación ni gestión. Incluso la necesitamos más que nunca, pero con un objetivo diferente. El objetivo no debería ser predecir el futuro, sino planificar un proceso creativo para dar forma al futuro.

La creatividad por sí sola es un proceso desordenado. Un proceso bien estructurado puede convertir la creatividad en una fuerza poderosa. El proceso obliga a las empresas a ponerse a hacer las cosas. Con el proceso ágil se impulsa la experimentación rápida y, por tanto, el aprendizaje más rápido. Se intenta no fallar a lo grande, sino a lo pequeño. Los pequeños fracasos no son fracasos, sino aprendizajes rápidos.

 

¿Y QUÉ HACE FALTA EN EL PROCESO?

  •  Agilidad: La agilidad no es la velocidad (rapidez en una dirección determinada) sino encontrar rápidamente el camino correcto.
  • Pensamiento de modelo de negocio: Los bloques de construcción de un modelo de negocio son sus nuevas cajas para pensar. Así se evita el problema de empezar siempre por los puntos clásicos de la innovación, como los productos o los procesos.
  • Trabajos por hacer: Pensar en trabajos por hacer en lugar de en productos. De este modo, diseccionas tu modelo de negocio actual en las tareas que resuelves para tu cliente. Los productos son sólo medios para resolver los trabajos. Los clientes contratan los productos para realizar un trabajo.
  • Apertura y enfoque: Tu proceso tiene que obligarte a abrir tu mente al principio, para permitirte ver las cosas de forma diferente, pero el proceso también tiene que obligarte a tomar decisiones sobre en qué quieres centrarte y cómo puedes poner a prueba tus suposiciones.
  • El proceso no es lineal: Hay momentos en los que hay que dar un salto atrás cuando una suposición central ha resultado ser errónea.
  • Ten en cuenta que somos humanos: Una empresa no son bloques de Lego que puedas reorganizar a tu antojo. Somos humanos y los humanos marcan la diferencia entre una buena y una gran empresa. Así que céntrate en el lado humano de la empresa. Los humanos son la mayor fuente de soluciones creativas, pero también el mayor impedimento para las nuevas soluciones.
  • Desaprender: Como todos sabemos, desaprender no es posible para los humanos, ya que no tenemos un botón de borrado en nuestra cabeza. Pero con el enfoque de los trabajos a realizar y el lienzo del modelo de negocio se pueden desvelar las suposiciones tácitas sobre la empresa. Una vez desvelados los supuestos ocultos, podemos intentar superarlos.
  • Dar sentido: Concéntrate en el proceso de dar significado a sus clientes y empleados.
  • Diversidad: Necesitas un grupo de personas con diferentes orígenes, sexos y educación. De lo contrario, no desaprenderá. La diversidad ayuda.
  • Conocimiento del cliente: Si se adopta el enfoque de los trabajos por hacer, hay que desarrollar conocimientos sobre los clientes y sus trabajos mal resueltos o no resueltos.
  • Conocimientos tecnológicos: Comprende la tecnología, muy profundamente, pero no las características tecnológicas sino cuál es su idiosincrasia empresarial y cuáles son las repercusiones para tu negocio pero también para tus clientes. Junto con los conocimientos de sus clientes, puede idear soluciones que nunca había soñado.
  • Pruebas y prototipos ya que un negocio es un conjunto de suposiciones: Aceptando que todo lo que sabes sobre tu negocio es una suposición, pero no la realidad hasta que hayas probado tu suposición. Pero incluso entonces, la mayoría de los conocimientos fácticos en los negocios son creencias humanas y no leyes naturales científicamente probadas que nunca cambian.

El lienzo del modelo de negocio te da las casillas adecuadas para ideas nuevas y frescas, el proceso te ayuda a llenar las casillas. En un próximo post, explicaremos cómo lo hacemos en fluidminds.

 

LLAMADA A LA ACCIÓN

¿Cuál es su experiencia? ¿Qué proceso utilizas para desarrollar la innovación del modelo de negocio? Escríbenos y comparte tus ideas. Este blog es un blog sobre la innovación del modelo de negocio y no mi blog personal, por lo que cualquier artículo interesante es bienvenido. Me encantaría saber de ti pronto.

 

AUTOR

Patrick Stähler se define como un Innovador para la empresa, Consultor de estrategia y curioso. Vive en Suiza y es autor del libro "Das Richtige Gründen" ("Los Fundamentos Adecuados"), además de innovador por casualidad del concepto de innovación del modelo empresarial hace 19 años, y precursor del canvas del modelo de negocio.

IMAGEN: Christina Morillo en Pexels

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.