Cómo la próxima ola de innovadores puede reconstruir la economía después de una crisis

La innovación se presenta de muchas formas, y es probable que venga de lugares inesperados en la próxima normalidad. Aquí hay 3 formas en que los líderes empresariales pueden impulsar la innovación sin importar lo que suceda en el mundo.

 

Traducido y adaptado del original «How the Next Wave of Innovators Can Rebuild the Economy After a Crisis», por Brenda Schmidt en el blog de Innovation Management

 

Dentro de unas décadas, los economistas, historiadores y profesores de las escuelas de negocios mirarán hacia el año 2020 como un punto de inflexión en la historia americana.

Esta primavera, la expansión económica más larga de la que se tiene constancia se detuvo. Los temores sobre la pandemia del coronavirus provocaron la caída de los mercados nacionales y enviaron al país a una recesión. Si bien las acciones de los Estados Unidos han rebotado en su mayoría en las valoraciones previas a la pandemia, la recuperación económica no ha hecho más que empezar.

 

EVALUANDO EL DAÑO

En el mundo de los startups, la actividad de negociación de VC (Capital Riesgo, Venture Capital en inglés) a mitad de año había aumentado sustancialmente con respecto al trimestre anterior, pero aún así había disminuido casi un 20% en comparación con el mismo período del año anterior. Las exigencias de quedarse en casa y el giro universal hacia el trabajo a distancia sin duda crearon obstáculos para los empresarios que buscaban reuniones con posibles inversores.

A pesar de estas dificultades, los datos de Docsend muestran que en al menos una métrica las empresas de Capital Riesgo salen de compras de nuevo. El hecho de que los fundadores estén enviando más posibilidades de negocio y que las empresas virtuales estén revisando más campos sugiere que la actividad de inversión podría aumentar considerablemente para cerrar el año.

Si vemos un aumento en la financiación, los resultados podrían reflejar los de recesiones pasadas. La quiebra de las punto-com puso a prueba a empresas (por entonces) jóvenes y de poca monta como Amazon y Google y las convirtió en los titanes que son hoy en día. La Gran Recesión alimentó una ola similar de innovación que llevó al nacimiento de Uber, Credit Karma, e incluso Bitcoin. Esto no es sorprendente: a lo largo de la historia, algunas de las compañías más icónicas de América comenzaron en medio de la recesión.

 

RETOS Y OPORTUNIDADES

A pesar de los cierres de empresas y el cambio repentino al teletrabajo, las empresas de todas partes siguen desarrollando productos que desafían la imaginación y trabajando en modelos de negocio que definirán la próxima normalidad. Estos innovadores son los que llevarán a los EE.UU. a la próxima era de prosperidad económica.

Sin embargo, eso no sucederá de la noche a la mañana. El desempleo sigue siendo históricamente alto, a pesar de tres meses consecutivos de informes de ocupación positivos. Para muchos de los 16,3 millones de estadounidenses desempleados hasta julio, la ayuda financiera del gobierno es la única fuente de ingresos del hogar. En algunos casos, sus antiguos trabajos no van a volver.

La incertidumbre persiste, y el camino de regreso a la prosperidad económica será largo. Esta convergencia de crisis económicas, políticas y sociales hace que la planificación para el futuro sea más difícil que nunca. También ofrece a los innovadores oportunidades únicas para lograr un impacto de gran magnitud en la sociedad.

 

SIGUIENDO A LOS LÍDERES

Durante la última expansión económica, las empresas de nueva creación aprovecharon el potencial de Internet para las redes sociales y transformaron el teléfono móvil en una plataforma para aplicaciones que ahora consideramos esenciales para nuestras vidas. Los adolescentes desde sus dormitorios y los ex ejecutivos de las empresas desde las incubadoras de nuevas empresas descubrieron cómo moverse más rápido y construir mejor que las corporaciones con miles de empleados y recursos aparentemente interminables.

Las empresas que lanzaron son ahora algunas de las organizaciones más poderosas del mundo. ¿Seguirán los disruptores del mañana la misma fórmula? No apuestes por ello.

Hoy en día, las corporaciones ya establecidas tienen más ventajas sobre las empresas, incluso si la financiación aumenta. El aumento de precio de sus acciones mientras que las pequeñas empresas se tambalean y las sociedades anónimas se toman un respiro ilustra un punto importante de la economía actual: la desigualdad de recursos entre las empresas más grandes de Estados Unidos y los posibles disruptores es mayor que nunca.

Antes de la pandemia, las organizaciones líderes en casi todas los sectores se apresuraron a adoptar infraestructuras digitales y nuevas tecnologías. Como resultado, muchas se han adaptado rápidamente a la nueva normalidad – y algunas incluso han prosperado. Durante todo el verano, las principales empresas de tecnología han seguido contratando, y sólo recientemente el empleo en el sector ha empezado a mostrar signos de desaceleración.

Si estás dirigiendo una empresa a través de esta crisis, ahora es el momento de ser más innovador y creativo que nunca. Independientemente de lo grande que sea tu empresa o sector, ganar en la próxima normalidad requerirá que pienses en grande y te muevas más rápido.

En lugar de tratar de superar a los pequeños y ágiles disruptores de tu sector, trata de mantenerte al día con los gigantes que están transformando el comercio tal como lo conocemos.

En esta carrera, la innovación es la mejor arma.

 

Con esto in mente, aquí hay tres consejos para materializarla:

1. Buscar la transformación en lugar de la mejora incremental.

En una crisis, los ejecutivos inteligentes harán de la innovación del modelo de negocios un objetivo central de la empresa. Al igual que la mayoría de los líderes empresariales, probablemente entiendan la necesidad de hacer de la innovación una prioridad estratégica. Es de esperar que hayas identificado algunas ventajas únicas que tienes sobre otros posibles disruptores en tu mercado, e incluso podrías estar trabajando para maximizarlas.

Su capacidad para aprovechar las relaciones con los clientes existentes, la experiencia en el mercado y el capital le permite reducir el riesgo en sus esfuerzos de innovación de una manera que las empresas de nueva creación no pueden. Dependiendo de tu sector, la complejidad de las regulaciones legales puede hacer que sea difícil para los forasteros tomarte a ti y a tus competidores por sorpresa. Simplemente no asumas que estas barreras mantendrán a raya a los disruptores para siempre.

La mayoría de las grandes corporaciones han centrado sus esfuerzos de innovación en mejoras incrementales asociadas a sus modelos de negocio principales, pero la optimización de los modelos de negocio actuales o la remodelación de tu núcleo (core business) no te transformará en un líder del sector. A medida que el mundo cambia gracias a la evolución tecnológica, las empresas más innovadoras tratarán de influir en ese cambio como puedan. Si esperas ser uno de ellos, tu objetivo final debería ser la transformación en lugar del progreso. Comunicando claramente esa mentalidad al resto de tu organización y movilizando a los miembros del personal para que actúen en consecuencia, puedes encender la creatividad en tu empresa y comenzar a dar pasos concretos hacia un cambio real.

 

2. Formalizar tu compromiso con la innovación.

Uno de los primeros pasos que debes dar para lograr la innovación transformadora es organizar el equipo que dirigirá ese impulso.  Implementa un proceso formal de gestión y priorización de ideas para identificar y validar los modelos de negocio que impulsan la transformación. Muchas organizaciones desconocen los activos, la propiedad intelectual y las ideas que están disponibles para comercializarlas como empresas independientes de alto crecimiento. En lugar de empezar desde cero, busca los conceptos y modelos existentes que te interesen y luego explora las ideas para convertirlas en ingresos.

Cuanto más alejadas estén estas ideas del modelo operativo central de tu empresa, más ventajoso será desarrollar y lanzar nuevas empresas fuera de las unidades de negocio que tienes ahora. En lugar de cambiar toda la estructura de gestión de la empresa, crea una unidad de negocio autónoma interna o externa que esté facultada para validar, diseñar y comercializar nuevos modelos de negocio en un entorno menos restringido.

 

3. Apoyarse en la tecnología y en los socios externos.

Las mejoras tecnológicas en materia de ciberseguridad, inteligencia artificial, blockchain, fabricación de alta tecnología y robótica, y biotecnología no sólo están impulsando el crecimiento de nuevos sectores, sino que también están dando forma al mercado laboral. Estos avances están creando una demanda de habilidades técnicas de nicho y los visionarios que puedan desplegarlas estratégicamente.

A medida que busques innovar, te enfrentarás a una intensa competencia por una oferta limitada de este talento. Al implementar la tecnología automatizada en los procesos de negocios centrales, puedes obtener valiosas eficiencias que te permitan reasignar capital y recursos humanos a nuevos emprendimientos. Por supuesto, el despliegue de estas tecnologías de manera efectiva también requiere de habilidades especializadas, y su integración en los sistemas que ahora tienes podría ser un impulso significativo. Si no estás seguro de tener el talento interno para desarrollar y ejecutar ideas transformadoras viables, busca socios que puedan trabajar con tu equipo y liderar la comercialización de nuevos modelos de negocio.

La mayoría de las veces, los intentos de innovar un modelo de negocio fracasarán. Eso no significa que no debas intentarlo. Las ideas que ganes con cada intento te prepararán mejor para el próximo esfuerzo. En lugar de apostar por una sola idea, adopta un enfoque de cartera de ideas para el lanzamiento de nuevos emprendimientos corporativos. Planifique el lanzamiento de 20 nuevos negocios en los próximos cinco años, sabiendo que la mayoría de las ideas se esfumarán.

Por encima de todo, sé disciplinado en cuanto a los hitos de ejecución y las etapas en la inversión y el desarrollo continuos. Cuando sea el momento de avanzar, hazlo rápidamente. De lo contrario, seguirás persiguiendo a los líderes cuando llegue la próxima recesión.

 

AUTOR

Brenda Schmidt es la CEO de Coplex, un estudio de creación de empresas que se asocia con empresarios, expertos sectoriales e innovadores corporativos para establecer empresas tecnológicas de alto crecimiento. Anteriormente fundó Solera Health y ha pasado su carrera enseñando, hablando, aconsejando y liderando en nombre de la creación de impacto social.

 

IMAGEN: Engin Akyurt en Pexels

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Buscar contenidos …

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.
¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box