Los 5 pasos del pensamiento crítico para decidir mejor

Todos los días recibimos una avalancha de información. Alguna solamente nos cuenta un dato, y otra -la mayoritaria- nos pide además que hagamos algo en particular: comprar, llamar, contratar, suscribirse o apuntarse a algo.

Como responsables de equipo también tenemos situaciones que requieren que tomemos una decisión. Cuando alguno de nuestros colaboradores nos presenta una idea, o nos cuenta un problema con un cliente, o alguna dificultad respecto a lo que hay que hacer algo.

Ahora bien, pensemos bien antes de decidir. Casi todas las informaciones que se nos presentan vienen con algún tipo de sesgo, involuntario o intencional, que influirá en cómo las procesamos. Y, por tanto, en las decisiones que tomemos.

Así que veamos una sencilla guía de 5 pasos del pensamiento crítico para decidir mejor. Son 5 preguntas que nos haremos ante la información que nos llegue y sobre la que se nos pide una decisión.

 

1. ¿DE DÓNDE ME VIENE ESTA INFORMACIÓN?

Básicamente se trata de identificar el aliño con el que se nos presenta. ¿Qué intereses hay detrás? ¿Desde qué contexto nos llega? ¿Qué tipo de entidad o individuo la genera o procesa? ¿Qué emociones puede haber detrás?

No se trata tanto de cuestionar la veracidad de lo que nos dicen, sino sus atributos: urgencia real o emocional, temores que haya detrás, intereses que querrían un sentido concreto de nuestra decisión, existencia o no de alternativas, …

Pensemos en los anuncios con los que se nos bombardea. Son muchos los que nos intentan meter un falso sentido de la urgencia (¡oferta válida solamente hoy!) o de las virtudes de comprar más (¡ahorra comprando!). Calma. Ya habrá otras ofertas de algún competidor, y no nos dejemos engañar con los supuestos ahorros: comprar es gastar, no ahorrar.

IDEA CLAVE: de esa información que nos presentan, ¿qué es dato puro y duro y qué es opinión? Actúa sobre el dato, y ya decidirás en qué medida tienes la opinión en cuenta.

 

2- ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO REALMENTE?

Nos interesa identificar el fondo de la cuestión. Lo que de verdad estamos observando, lo que entre líneas nos están contando. No todo el mundo se expresa bien igual de bien, ni todas las personas son capaces de explicar de una forma aséptica e imparcial los pormenores de una situación. Lo normal es que a la información le añadan sus emociones, sus temores, sus deseos o sus ilusiones, como hemos visto en la primera pregunta.

¿Es una amenaza para nuestro negocio? ¿Es algo efímero y coyuntural, o algo que llega para quedarse? ¿Puede haber oportunidades en ese problema? Ese titular que nos acaban de soltar, ¿se corresponde con la realidad que lo ha provocado? Hablando de titulares, pensemos en cómo los medios de comunicación nos presentan sus noticias: primero va el titular, normalmente muy atractivo y jugoso, que fija nuestra atención para que nos leamos el subtítulo y quizá el resto del texto. ¿A que con frecuencia el contenido de la noticia no se corresponde exactamente con la impresión que nos dio en primer lugar el titular? Demos a esa información que nos pasan el mismo tratamiento.

Si se nos presenta el responsable de Ventas y nos dice que han bajado un 48%, no dejemos que se nos suba la tensión y reaccionemos inmediatamente con la primera medida que se nos pase por la cabeza. Investiguemos.

Lo que nos lleva al siguiente paso.

IDEA CLAVE: ¿sabríamos explicar con otras palabras el fondo del asunto en una sola frase? Si con esa nueva reformulación del Titular entendemos mejor de qué va en verdad el asunto estaremos en mucha mejor posición para gestionarlo con acierto.

 

3- ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ?

La técnica de los 5 ¿por qué? es tan sencilla como efectiva para descubrir las causas -o algunas de ellas- del problema o situación que se nos presenta. Busca ahondar la investigación preguntando por la causa de cada respuesta que nos dan.

Empezamos describiendo lo mejor posible ese problema, y nos empezamos a preguntar por qué ocurre. Veamos un ejemplo sencillo:

“Dos heridos graves en un accidente de coche”

1- ¿Por qué ocurrió el accidente? –> porque el coche derrapó.

2- ¿Por qué derrapó el coche? –> porque había arena en la carretera

3- ¿Por qué había arena en la carretera? –> porque se le cayó a un camión que salía de una obra cercana.

4- ¿Por qué se le cayó algo de arena al camión de la obra? -> porque estaba demasiado lleno y sin tapar.

5- ¿Por qué salió a la carretera estando demasiado lleno y sin tapar? –> porque la empresa no tiene sistemas de control para los vehículos que salen de la obra.

Y así podríamos seguir haciéndonos preguntas hasta averiguar la causa última, o al menos una causa sobre la que podamos hacer algo para evitarla. Al menos, ya sabemos que la responsabilidad no era del conductor, ni del trazado de la carretera, ni del mantenimiento de la calzada, ni del tiempo meteorológico.

IDEA CLAVE: toda consecuencia tiene causas. Y esas causas se dividen en dos tipos: las que son ajenas a nuestra acción y aquellas sobre las que podemos influir. Identifiquemos nuestras posibilidades reales de acción.

 

4- ¿QUÉ ALTERNATIVAS DE DECISIÓN HAY?

Casi toda situación tiene un par de soluciones obvias. Sobre todo si la información se nos presenta intencionalmente manipulada, la forma de enunciarla está pensada para que nuestra mente siga el camino prediseñado para que llegue a una conclusión: la deseada por quien la generó.

Paremos un momento. Respiremos. Salgámonos del contexto o entorno dentro del cual se nos muestra la información, y contemplemos otras opciones aparte de las primeras que creamos que se nos ocurren. Es el momento del pensamiento lateral.

Nos lo explica muy bien el desarrollador de esta técnica, Edward de Bono. Con la lógica se parte de ciertos ingredientes, igual que al jugar al ajedrez se parte de unas piezas determinadas. Pero, ¿cuáles son esas piezas? En la mayoría de las situaciones de la vida real, las piezas no están dadas, simplemente suponemos que están ahí. Asumimos ciertas percepciones, ciertos conceptos y ciertos límites. El pensamiento lateral no consiste en jugar con las piezas existentes, sino en tratar de cambiar esas mismas piezas. El pensamiento lateral se ocupa de la parte de la percepción del pensamiento. Aquí es donde organizamos el mundo exterior en piezas que luego podemos «procesar».

Un cerebro humano sano no quiere ser siempre creativo, sino que está diseñado para averiguar cómo hacer las cosas o cómo pensar en ellas y, a continuación, «encierra» esa respuesta o comportamiento automático en un proceso subconsciente para que su cerebro consciente pueda centrarse en otros asuntos.

Las técnicas del pensamiento lateral nos sirven para para ayudar a superar nuestra propensión natural a quedarnos «encerrados» en patrones y permitirnos ser creativos a demanda.

IDEA CLAVE: no te quedes con las opciones más evidentes. Tómate el esfuerzo de visualizar otras cambiando de perspectiva a la hora de pensar en ellas.

 

5- ¿QUÉ DECISIÓN CONCRETA ESTARÍA MÁS EN LÍNEA CON MIS INTERESES?

Si se nos ocurren varias posibles soluciones para esa situación que se nos presenta, ¿cuál escojo?

La respuesta es sencilla: dado que tú eres quien decide, que sea en función de tus intereses (de los de tu departamento, de tu empresa o de tu actividad profesional). O dicho en un ejemplo fácil: a la hora de hacer un pago, ¿en dónde está mejor el dinero que vas a pagar? ¿En tu bolsillo o en el de otra persona? Pues eso.

Claro, esto supone que tienes más o menos claros tus objetivos e intereses. Si no fuera el caso estarías decidiendo a corto plazo y sin rumbo, algo ciertamente peligroso. Y si efectivamente no lo tienes claro, es el momento de tomarte una pausa y de identificarlos antes de seguir tomando decisiones.

Otro punto que conviene tener en cuenta es el de las consecuencias de primer y segundo grado de una decisión en concreto. Es posible que la primera consecuencia de tu decisión (bajar el precio porque vendes menos de los esperado) sea útil a corto plazo, pero es muy posible que también sabotee tus ventas a medio plazo y la percepción de calidad/precio de tu marca a largo plazo. ¿Qué es lo que quieres?

IDEA CLAVE: esta conversación de Alicia en el País de las Maravillas.

“¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar -dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes -dijo el Gato. -“.

 

 

EN RESUMEN

Bastante difícil es ya el simple hecho de tomar decisiones, optando por una línea de acción en lugar de otras posibles. Es toda una habilidad que debería enseñarse en los colegios porque la practicamos todos los días y nos vale para todas las facetas de nuestra vida.

La capacidad de pensar críticamente es una poderosa ayuda para mejorar la calidad de nuestras decisiones o, al menos, de hacerlas más nuestras y menos una consecuencia de cómo nos han preparado la información a la hora de presentárnosla. La libertad de pensamiento y decisión pasa por el pensamiento crítico y la reflexión consciente sobre nuestros procesos mentales a la hora de procesar la información y tomar una decisión.

Una buena decisión.

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación e innovación en las organizaciones, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.200 participantes, tanto presencialmente como online. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: S. Hermann & F. Richter

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos …

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa

Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.

Si te ha gustado... ¡pásalo!
Holler Box