Las cámaras, y no las reuniones, causan la fatiga de Zoom

En el mundo post-pandémico, algunas cosas se han vuelto omnipresentes: las máscaras, el desinfectante de manos y la fatiga de Zoom, o la sensación de estar agotado después de un largo día de reuniones virtuales. Pero una nueva investigación de un equipo dirigido por la psicóloga de la Universidad de Georgia, Kristen Shockley, sugiere que no son las reuniones las que provocan la fatiga, sino la cámara.

 

Traducido y adaptado del original "Cameras, not meetings, cause Zoom fatigue", por Allyson Mann en el boletín de la Universidad de Georgia

 

"Sabíamos que la gente tenía la percepción de que las reuniones con Zoom provocaban fatiga, pero no sabíamos qué había en esas reuniones que fuera el problema", dijo Shockley, profesora asociada del Franklin College of Arts and Sciences. "Nuestro estudio reveló que hay algo en el hecho de que la cámara esté encendida que hace que la gente se sienta agotada y sin energía".

 

TELETRABAJO Y COLABORACIÓN EN VÍDEO

Para el estudio, publicado en el Journal of Applied Psychology, Shockley y su equipo trabajaron con BroadPath, una empresa de servicios sanitarios con sede en Arizona. BroadPath lleva casi 10 años en el campo del trabajo a distancia utilizando su propio software de vídeo, y su director general, Daron Robertson, quería cuantificar cómo el vídeo puede aportar o restar valor a la experiencia.

"Gran parte del pensamiento predominante en torno al trabajo a distancia y las tecnologías de colaboración por vídeo ha sido: 'Más es mejor'. Es como decir: 'Beber una copa de vino cada noche es bueno, así que beber una botella de vino sólo puede ser mejor'", dijo Robertson, coautor del artículo.

"Nuestra experiencia es que el uso de las cámaras de vídeo frontales en las reuniones con Zoom no sienta bien a muchos empleados. Queríamos cuantificar eso y establecer una línea de base para medir las mejoras".

Los empleados de BroadPath eran un 95% remotos antes de la pandemia y rápidamente pasaron al 100% después de la misma, lo que proporcionó al equipo una valiosa oportunidad para investigar un nuevo fenómeno.

 

EXPERIMENTANDO CON VIDEOREUNIONES

"Nunca había oído el término 'fatiga de Zoom' antes de la pandemia, y es raro que se pueda estudiar algo tan relevante y nuevo", dijo Shockley. "Pudimos realizar un estudio utilizando el diseño estándar de oro: un verdadero experimento de campo, con asignación aleatoria, lo que también es raro".

Utilizando una muestra de 103 empleados de BroadPath, el equipo asignó al azar a la mitad de los participantes para que tuvieran las cámaras encendidas durante las reuniones y a la otra mitad para que las tuvieran apagadas. Después de dos semanas, los grupos cambiaron. Los participantes rellenaron una encuesta diaria en la que se evaluaba el cansancio, la voz (la sensación de poder hablar en las reuniones) y el compromiso de ese día.

Tras acceder a los datos del calendario de los empleados, el equipo pudo controlar estadísticamente el número de reuniones y el tiempo total dedicado a las mismas, lo que les permitió aislar la conclusión de que tener la cámara encendida durante las reuniones provocaba fatiga, en lugar de simplemente estar en más reuniones.

 

LA FATIGA DE LAS REUNIONES CON ZOOM AFECTA ESPECIALMENTE A LAS MUJERES Y A LOS NUEVOS EMPLEADOS

"No abogamos por apagar las cámaras todo el tiempo", dijo Shockley, "pero sí por dar autonomía a las personas y ser más estratégicos en la forma de hacer las reuniones con Zoom y otras plataformas de vídeo".

Los investigadores también descubrieron que los efectos eran más fuertes en las mujeres y en las personas que eran más recientes en la organización. Estos grupos mostraban más cansancio cuando la cámara estaba encendida, quizá porque las mujeres sienten una mayor presión para demostrar su competencia apareciendo más vigilantes ante la cámara, y porque los recién llegados pueden sentir la necesidad de probarse a sí mismos ya que no tienen relaciones establecidas con los demás, según Shockley.

Además, hay problemas relacionados con el cuidado de los niños y las normas de apariencia.

"Las mujeres son estadísticamente más propensas a tener niños corriendo en el fondo, y también tenemos estándares más altos de apariencia física para las mujeres, lo que puede añadir estrés y fatiga", dijo. "Eso sólo habla de la necesidad de que la gente tenga flexibilidad y más autonomía en lo que respecta al vídeo".

 

REPENSAR LA ETIQUETA EN LAS VIDEOREUNIONES

Según los investigadores, el uso de la cámara durante las reuniones no provocó una reducción directa de la participación y la voz en las reuniones. El efecto se produjo a través de la fatiga: cuando la presencia de la cámara hace que las personas se sientan fatigadas, se produce una reducción de la participación y la voz en las reuniones.

"Sospecho que hay algunas diferencias individuales en juego que no hemos medido", dijo Shockley. "Supongo que los extrovertidos se fatigan menos en general por la cámara, por lo que su rendimiento no va a sufrir porque no van a sentir esa fatiga".

"En mi empresa, se ha visto en los últimos 18 o 24 meses que la gente ha dejado de utilizar en gran medida el vídeo cara a cara durante las reuniones, en parte debido a lo que esta investigación está poniendo de manifiesto", dijo Robertson. "Simplemente no es un entorno cómodo para trabajar durante todo el día".

Además de Shockley y Robertson, los coautores son Allison S. Gabriel y Mahira L. Ganster, de la Universidad de Arizona; Maira E. Ezerins y Christopher C. Rosen, de la Universidad de Arkansas; y Nitya Chawla, de la Universidad de Texas A&M. El equipo está planeando actualmente otras colaboraciones que incluyen la investigación sobre cómo las cámaras laterales, los avatares y otras mejoras tecnológicas afectan a la fatiga por vídeo y al compromiso de los empleados.

 

AUTORA
Allyson Mann es comunicadora de profesión y narradora de corazón. Ha trabajado profesionalmente como escritora / editora y fotógrafa, y en su tiempo libre practica y enseña artes aéreas. El hilo conductor es la narración.

IMAGEN: la del artículo original, de Getty Images

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box