¿Debería mi trabajo traerme alegría?

Pasarás unas 90.000 horas trabajando durante tu vida. (Pssst! Si tienes curiosidad, ese número es de un cuarto a un tercio de tu vida.) Con todo este tiempo dedicado al trabajo, ¿no debería hacernos felices?

 

Traducido y adaptado del original «Should my job be bringing me joy?«, del blog de Talmundo.

 

No tenemos una respuesta clara para esa pregunta atemporal (no somos magos), pero en este artículo quizá seamos capaces de iluminar el tema y ayudarte a tomar tu propia decisión. ¡Oh, qué alegría!

 

LA ALEGRÍA CHISPEANTE: LA HERMANA  MENOR DE LA FELICIDAD

Si has leído el bestseller internacional «La Magia del Orden» o has probado el nuevo éxito de Netflix ¡A ordenar con Marie Kondo!, entonces estás familiarizado con el nombre Marie Kondo. Como consultora organizadora dotada de la paciencia de un santo, Kondo ayuda a la gente no sólo a limpiar sus casas, sino también a ordenar sus vidas.

Es más conocida por su método de organización KonMari, que consiste en reunir todas las pertenencias y guardar sólo aquellas que «animan la alegría». Kondo básicamente anima a la gente no sólo a tirar cosas, lo que se concentra en lo que no encaja en su vida, sino a observar cuidadosamente su reacción emocional ante un objeto y luego deshacerse con gratitud de aquellas cosas que no añaden valor.

Vale, así que mi armario podría estar más limpio. Pero, ¿qué tiene que ver el método KonMari con el trabajo?

Personalmente, nos encanta la idea de la alegría chispeante y creemos que hay un lugar para ella en el trabajo. Después de todo, hay mucho que mejorar. Según un estudio de Gallup, el 85% de los empleados de todo el mundo no están comprometidos o no lo están activamente en su trabajo. No es exactamente alegre, ¿verdad?

Esta cantidad de infelicidad no sólo hace tu vida miserable, sino que también:

  • Cuesta a las empresas unos 7 billones de dólares en todo el mundo debido a la pérdida de productividad.
  • Disminuye el espíritu de equipo y elimina cualquier posibilidad de una cultura productiva y satisfactoria en el trabajo.
  • Arruina la oportunidad de que prosperes y seas lo mejor de ti mismo

No bueno (en español en el original, N. del T.). Incluso si no puedes estar exultante yendo cada día a la oficina, puedes encontrar alegría en tu trabajo, en tu rol, y/o empresa de alguna manera.

Así que veamos qué pinta tiene eso de la alegría en el trabajo y cómo conseguirla para ti y para tus compañeros.

 

¿CÓMO ES LA ALEGRÍA EN EL TRABAJO?

Recuerda, el método KonMari anima a la gente a hacer un balance de sus pertenencias y observar cuidadosamente cuáles promueven emociones positivas y cuáles no. Cuando se aplica al trabajo, la alegría chispeante podría ser:

  • Una sensación de «flujo» mientras trabajas, como perder la noción del tiempo porque estás muy metido en tus tareas.
  • Una conexión con el propósito/misión de tu empresa y una clara comprensión de cómo tu función contribuye a ello.
  • Relaciones positivas y saludables con tus compañeros de trabajo y tu jefe (¡e incluso consiguiendo verdaderos amigos en el trabajo!).
  • Emoción por aprender cosas nuevas o por desarrollarte en tu vida profesional.
  • Un camino claro hacia la promoción profesional y la movilidad ascendente.

La inexistencia de esa alegría chispeante puede reconocerse en:

  • Apatía o falta de compromiso activo con respecto a tu trabajo o función
  • Temer ir a trabajar o a completar ciertas tareas todos los días
  • Un sentimiento de impotencia o ineficacia, como sentir que no ayudas a nadie o que no consigues contribuir a un cambio positivo en tu trabajo.
  • No hay conexión con el propósito/misión de tu empresa (o peor aún, tu empresa no tiene un propósito o misión).
  • Relaciones pobres, desconfiadas, tibias o distantes con tus compañeros de trabajo y tu jefe.
  • No hay un camino claro hacia la promoción profesional.
  • Falta de oportunidades de desarrollo profesional

 

TENGO UNA BUENA MEZCLA DE AMBAS COLUMNAS. ¿ESO ESTÁ MAL? ¿DEBERÍA ESTAR MÁS ALEGRE?

No estamos sugiriendo que debas ser feliz el 100% del tiempo en el trabajo. Aunque eso sería fantástico, entendemos que no podemos conseguir todo lo que queremos. (Aunque todos en Talmundo estamos cruzando los dedos por ese nuevo corralito para cachorros en la oficina.)

El trabajo es a veces desafiante y frustrante como ocurre con cualquier otra cosa en la vida. Sin embargo, eso no significa que tu trabajo y el trabajo de tu equipo no pueda ser de alguna forma alegre todos los días. Todo lo que se necesita es un poco de creatividad KonMari.

 

CUÉNTAME TUS SECRETOS. ¿CÓMO PUEDO GENERAR MÁS ALEGRÍA EN EL TRABAJO PARA MÍ Y PARA LOS MIEMBROS DE MI EQUIPO?

1. Aclara el propósito o la misión de tu empresa y vincula tu trabajo a ella. 9 de cada 10 empleados cambiarían parte de sus ingresos de toda la vida por un trabajo más significativo. Si tú o tus empleados son parte de ese 90%, es hora de volver a lo básico: aclarar el propósito o la misión de la empresa. ¿Por qué haces lo que haces? ¿A quién beneficia tu empresa y cómo?

Una vez que hayas definido la misión de tu empresa, utilízala como una brújula para guiar tu trabajo y alinear tu rol con sus objetivos. Por ejemplo, la misión de Talmundo es mejorar la vida de todas las personas a bordo y ayudar a las empresas a beneficiarse de una fuerza laboral comprometida, involucrada y feliz.

Nuestra Gerente de Marketing Digital, María, podría decir que su propósito es hacer correr la voz sobre la increíble aplicación de Talmundo para que más empresas puedan organizar fantásticos programas que ayuden a sus impresionantes empleados. Para ello, crea artículos en blogs que incluyen consejos y buenas prácticas para los profesionales y empleados de RRHH. (¡Sigue con tu gran trabajo, María!)

Vincular tu propósito personal a la misión de la empresa puede asegurar que tu trabajo valga la pena y sea valioso. Además, ver cómo tu trabajo impacta positivamente en los demás también provocará algo de alegría en ti.

2. Llevar la felicidad a los demás. ¿Sabías que dar a otros estimula la misma parte del cerebro que es estimulada por la comida y el sexo? Ooh la la la! Esto significa que aportar más alegría a los demás en el trabajo puede encender más alegría en ti también.

Prueba a hacer lo siguiente:

  • Organizar una comida de equipo con los compañeros de trabajo.
  • Hacer todo lo posible para dar la bienvenida a los nuevos miembros del equipo.
  • Ayudar a un compañero abrumado por el trabajo.
  • Montar en la oficina un club de libros, un grupo de desarrollo profesional o un grupo de voluntarios.
  • Buscar un Mentor para un nuevo empleado o compañero de trabajo con menos experiencia

3. Establece metas para tu carrera profesional. «Los empleados serán más eficaces si pueden ver cómo sus objetivos individuales encajan en el panorama general«, según un informe de McKinsey & Company. Es una forma técnica de decir que «establecer y lograr metas podría hacerte más feliz en el trabajo«.

4. Dejar situaciones negativas o insatisfactorias. No hay necesidad de mantener y sufrir una situación que mina tu felicidad. Si estás rodeado de compañeros de trabajo tóxicos o en un área que no te satisface, pide cambiar de departamento o al menos formarte con otro grupo.

5. Pregunta por oportunidades extra de carrera y desarrollo profesionales. ¿Te sientes encasillado? A veces el simple hecho de aprender algo nuevo es suficiente para reavivar la alegría por el trabajo. Si has tenido una parada en tu desarrollo profesional, acércate a tu jefe o al equipo de Formación/Recursos Humanos para informarte de las oportunidades de desarrollo que haya.

Quizá puedas:

  • Contratar un curso online
  • Invitar a un conferenciante a la empresa
  • Asistir tú a alguna conferencia
  • Conseguir un Mentor

¿Qué tienes que perder? En el peor de los casos oirás que «no». En el mejor de los casos, encontrarás una chispa extra de alegría que podría transformar la manera en que te sientes respecto del trabajo.

Puedes encontrar más consejos gratuitos para el desarrollo profesional y el compromiso de los empleados en el blog de Talmundo, adaptado a los empleados y directivos.

 

AUTOR: equipo de Talmundo.

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box