Lidiar con la incertidumbre acerca de qué camino tomar

Cuando empezamos etapas nuevas o proyectos nuevos es porque hemos tomado una decisión. No estamos seguros de si será buena o mala, de si nos traerá lo que esperamos o no. Lo único cierto que tenemos al tomar esa decisión es la incertidumbre. Y a muchas personas se le hace una situación difícil de llevar. Así que buscando inspiración recurrimos a uno de nuestros pensadores de cabecera especialista en cambios e incertidumbres.

 

Traducido y adaptado del original “A Guide to Dealing with Uncertainty About What Path to Take“, por Leo Babauta en su blog Zen Habits.

 

La cantidad de tiempo que pasamos preocupados por el camino a seguir, cuando nos sentimos inseguros, puede ser a veces asombrosa.

Estamos entrando en territorio desconocido, y no sabemos cómo proceder. Para muchos de nosotros sucede todo el rato: empezamos un nuevo trabajo, lanzamos una nueva empresa, cambiamos de carrera, tenemos que enfrentarnos a cambios increíbles, decidimos escribir un libro o crear algo en línea, nos ponemos en una nueva situación social.

Algunas de las cosas que hacemos en respuesta a esta incertidumbre son:

  • Realizar una extensa investigación, a menudo hasta límites poco eficaces, a veces al punto de ser abrumados por la cantidad de información que hemos encontrado.
  • Comprar libros, cursos, programas, otros materiales que pensamos que nos guiarán – esto no es necesariamente una mala idea, pero en realidad, nada de esto nos dará certeza.
  • Intentar encontrar maestros u otras personas que nos guíen, que hayan estado allí antes – de nuevo, esperando que nos den certeza, pero a menudo esto tampoco es una píldora mágica.
  • Retrasar la toma de una decisión, posponiéndola una y otra vez porque es demasiado difícil de decidir. Esta podría ser la opción más frecuente, en realidad.
  • Rendirse porque no sabes si puedes hacerlo, no sabes qué hacer, no sabes qué demonios estás haciendo. Esto también es bastante común – de hecho, la mayoría de las personas se rinden antes de empezar.

Estas son reacciones muy comunes al entrar en la incertidumbre, pero normalmente no son muy útiles. Se interponen en el camino de hacer el trabajo y vivir la vida que nos gustaría.

Entonces, ¿cómo lidiamos con el camino incierto en el que nos gustaría embarcarnos?

No siempre es fácil, pero he descubierto que hay un conjunto de prácticas que pueden ayudar enormemente.

 

EL CAMBIO DE MENTALIDAD

El primer cambio de mentalidad que hay que considerar es que la incertidumbre no es algo malo, o algo que hay que evitar. Es una parte natural de hacer algo significativo. De hecho, sentir la incertidumbre es una gran señal de que estás haciendo algo desafiante y significativo.

La incertidumbre puede ser abrazada, algo a lo que nos abrimos, e incluso amada. Podemos aprender a apreciar la incertidumbre en nuestras vidas, si cambiamos nuestra forma de pensar y practicamos con ella.

El segundo cambio de mentalidad es ver un camino incierto como una oportunidad de práctica. No es algo de lo que huir, sino un lugar donde quedarse, para que podamos crecer, aprender y crear.

Cada vez que sentimos incertidumbre, puede ser visto como una llamada a abrirnos y practicar. Para darnos la vuelta y probar una nueva forma de hacer las cosas, en lugar de complacernos en viejos patrones poco útiles.

 

LAS PRÁCTICAS DE INCERTIDUMBRE

Digamos que estás a punto de emprender un camino incierto: comenzar un nuevo trabajo, entrar en una nueva fase de tu vida, escribir un libro, lanzar un negocio o un producto…

¿Cómo te abres a la incertidumbre y empiezas a practicar con ella?

Esto es lo que he encontrado útil, en la escritura de libros y en el lanzamiento de programas, junto con el hecho de tratar personalmente con grandes cambios en la vida:

  • Permanece en la incertidumbre como una práctica, y con devoción. Te quedas en este espacio de incertidumbre para practicar con ella, pero también para ayudar a aquellos que te importan profundamente. Ellos valen la pena. Acuérdate de ellos, y que hacer esto por ellos es más importante que tu incomodidad con la incertidumbre. Puedes lidiar con la incertidumbre. Permítete sentir la incertidumbre en tu cuerpo, quedándote con las sensaciones del momento – y aprende que no es gran cosa sentir esa incertidumbre. Con la práctica, esto se hace cada vez más fácil.
  • Sigue el instinto (o el corazón). Si no estás seguro de qué camino tomar (necesitas tomar algunas decisiones), es fácil quedarse congelado en la indecisión, porque no hay una respuesta clara. Puedes preguntarle a cien personas, y no obtener una manera clara de tomar una decisión. Puedes leer un millón de artículos y libros, hablar con expertos, pero no hay una respuesta correcta. Y por lo tanto, tienes que aprender a confiar en tu instinto. O en tu corazón. Cuando estoy en una encrucijada, lo que intento hacer es sentarme un rato, contemplando la pregunta. Lo siento en mi corazón, y decido qué es lo que hace sentirme bien. No tengo ninguna certeza, porque no hay una respuesta correcta. En cambio, tengo que confiar en mi instinto o en mi corazón, y seguirle la corriente… La verdadera confianza es que aunque sea la respuesta incorrecta, estaré perfectamente bien.
  • Acepta el no saber. Así que has usado tu corazón para hacer una elección incierta… pero no sabes exactamente cómo será. Está bien. De hecho, puedes aceptar el no saber… es como leer un libro o ver una película sin saber cómo se desarrollarán las cosas. ¡Eso es parte de la diversión! El no saber es algo hermoso, aunque la mayoría de las veces queremos saber. ¿Puedes dar el siguiente paso sin saber, estando completamente abierto a cómo podrían resultar las cosas? ¿Ser curioso para saber más, sin tener una idea fija de cómo debería ser? ¿Dejar que las cosas sean fluidas y frescas? ¡Pruébalo y verás!
  • Deja que las cosas se desarrollen mientras caminas por el sendero. A medida que avanzas por este incierto camino, mira cómo van resultando las cosas. Observa lo que puedes notar, aprende de esta nueva información. Por ejemplo, si voy a lanzar un nuevo producto, no sé cómo responderá la gente. Puedo lanzarlo sin saberlo y ver cómo responden, escuchar sus reacciones, hablar con ellos y averiguar más. Si estoy tratando un problema de salud, puedo probar diferentes soluciones, notando los efectos que tienen. No sé cómo se desarrollarán las cosas, pero puedo recorrer el camino y averiguarlo.
  • Obtén información, ajusta el camino. A medida que dejes que las cosas se desarrollen, estarás recogiendo nueva información. Aprenderás si las cosas resultaron como esperabas o no. Estarás abierto a todo esto, pero podría resultar que necesitas hacer ajustes. Por ejemplo, cuando lancé mi Programa de Entrenamiento sin Miedo, no sabía exactamente qué necesitarían las personas en el programa, o cómo responderían al entrenamiento. Escucharlos me ha ayudado a entender mejor, y he ajustado mucho el programa en los últimos 18 meses. Una y otra vez, escucho, aprendo y me adapto. Es bueno incorporar revisiones regulares para que pueda hacer ajustes a medida que camina por el camino incierto – las revisiones semanales son excelentes.
  • Aprende a confiar en que estarás bien. Puede que te caigas de bruces, pero ¿cuál es el peor de los casos (de todos los resultados probables)? Probablemente nada demasiado malo. No morirás, en la mayoría de los casos. Lo que he aprendido es a confiar en que las cosas saldrán bien. No como espero, pero bien. Puedo fallar, pero aprendo a lidiar con el fracaso. Un fracaso es sólo una forma de crecer, aprender, mejorar. No es el fin del mundo. Caminando por el incierto camino, déjate desarrollar la confianza en ti mismo para responder con firmeza a lo que suceda. Con esta confianza, aprenderás que no necesitas evitar la incertidumbre.
  • Crea rituales para apoyar la incertidumbre. Todo esto es genial en un mundo ideal – pero en realidad, es probable que vayamos a nuestros viejos hábitos. La forma de trabajar con esto es a través de rituales diseñados para apoyar estas prácticas. Por ejemplo, puedes empezar tu día con una meditación, permitiéndote sentir la incertidumbre en tu cuerpo. Puedes establecer una sesión de enfoque como primera actividad en tu día de trabajo, en la que te permites  darte un empujoncito a la incertidumbre, al menos una vez al día, todos los días. Podrías establecer una revisión semanal, donde haces ajustes basados en cómo se desarrollan las cosas. En esa revisión, usted podrías notar cómo las cosas están yendo bien, y dejar que eso cultive la confianza en el proceso y en ti mismo para gestionar las cosas. Puedes conseguir un grupo de asesores y consultar con ellos una vez al mes, hablando con ellos sobre tu incertidumbre. Averigua qué rituales necesitas para apoyar tu práctica con la incertidumbre, y establécelos.

Este camino de incertidumbre no es algo que no puedas manejar. Muchas personas han caminado por senderos inciertos similares en el pasado, y lo están haciendo ahora. Tú puedes hacerlo tan bien como cualquiera.

Nuestros caminos deben contener incertidumbre, porque nadie sabe qué diablos está haciendo. Lo estamos inventando sobre la marcha, aprendiendo sobre la marcha, y si somos conscientes de ello, podemos bailar con la incertidumbre con una sonrisa en la cara.

 

AUTOR
Leo Babauta es un blogger y autor sobre simplicidad. Creó Zen Habits, un blog del Top 25 mundial con dos millones de lectores. También es un autor de best-sellers, esposo, padre de seis hijos y vegano. En 2010 se trasladó de Guam a San Francisco, donde lleva una vida sencilla.
Comenzó su blog Zen Habits para hacer una crónica y compartir lo que ha aprendido mientras cambiaba muchos de sus anteriores hábitos.

IMAGEN: Santiago Lacarta en Pixabay

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

La empresa emocionalmente inteligente

Empecemos diciendo lo que todos sabemos: que las empresas están para ganar dinero. Sin beneficios no hay empresas. Sencillo.

Cuando la tasa de paro es elevada -digamos que por encima del 10%- o muy elevada -como el 14% que tenemos en España-, parece fácil encontrar trabajadores.

Pero luego no lo es, como se quejan tantos empresarios. Que si no encuentro profesionales adecuados, que si no se presentan a la entrevista, que muchos de los que se presentan tampoco muestran excesivo interés tras conocer las condiciones, … La lista puede ser larga.

Hay una cosa cierta: eso le da igual a la competencia. En realidad, se alegrará. Porque quien tenga en su equipo a los mejores ganará. Las empresas que tengan una mayoría de mediocres apenas sobrevivirá si su dirección sabe lo que hace, y el resto no tendrá mucho futuro.

Como todos queremos trabajar con el mejor talento, con aquellos profesionales que de verdad aportan valor, con visionarios que combinan su capacidad de anticipar el futuro con un buen sentido práctico del presente, pues buscamos selectivamente con qué organizaciones colaborar.

 

Si yo, como empresario o líder de una organización, me esfuerzo por facilitar y mantener una dinámica interna de funcionamiento entre mis colaboradores que permita una evolución y adaptación constantes, conseguiré un margen extra de competitividad.

Para atraer y conservar a esos grandes profesionales que me permitan alcanzar esa visión de empresa fluida y ágil, será imprescindible diseñar y materializar un entorno en el que apetezca trabajar. Esto se consigue ofreciendo, además de una compensación económica sensata, retribuciones intangibles que muevan emocionalmente a las personas. Como por ejemplo le pasa a Google con su famoso 20% de tiempo para proyectos propios.

 

EL SALARIO EMOCIONAL VA DESPUÉS DEL ECONÓMICO

De la misma forma que las empresas existen para ganar dinero, también las personas trabajan con esa intención. No se puede hablar de salarios emocionales ni dar palmaditas en la espalda a empleados que no llegan a fin de mes, que se sienten explotados y que están seguros de que se irán a la calle en cuanto cometan un error o sobrevenga cualquier dificultad en los resultados económicos.

Como reflexión, diré que un sueldo low cost lleva a una vida low cost y a un rendimiento igualmente low. No hay motivación para implicarse más. Si el trabajador no ve su propio futuro, menos se preocupará por ver el de la empresa en la que hoy trabaja.

 

LAS EMPRESAS Y ORGANIZACIONES EMOCIONALMENTE COMPETENTES

En general podemos decir que serán las protagonistas del futuro. ¿Por qué? Porque tendrán el mejor motor imaginable: las ganas de todos sus colaboradores de que triunfen. Su Dirección es competente y sabe escuchar las ideas de su gente, es capaz de adaptarse a los cambios en los mercados y se preocupa genuinamente de la felicidad de sus personas.

Ya, y, ¿cómo se distinguen estas empresas?

  • Tienen una visión y una misión claras y sinceras. Todos sus trabajadores las conocen y comparten.
  • Saben crear un entorno que promueve el sentido de la pertenencia. Hay orgullo a la hora de decir que uno trabaja ahí.
  • Quien trabaja con ellas sabe que hay un propósito en su labor. Percibe que está haciendo algo que añade valor más allá de sus responsabilidades oficiales.
  • Facilitan las interacciones personales. Ayudan a que las personas que trabajan en ellas se conozcan y establezcan vínculos de confianza.
  • Favorecen la interacción entre sus equipos. Acciones formativas, conferencias, charlas con gente de fuera, reuniones interdepartamentales que ayudan a la colaboración entre áreas en vez de echarlas unas contra otras.
  • Promueven el espíritu intraemprendedor y la aportación de nuevas propuestas. Tienen un sistema interno que gestiona estas propuestas, ayuda a estructurarlas y premia a sus protagonistas.
  • Son especialmente cuidadosas en la elección y formación de sus mandos intermedios. Este es el nivel de decisión y gestión que más influye en una organización, y que suele ser el obstáculo para las nuevas prácticas.
  • Tienen programas eficaces para incorporar a nuevos profesionales. Se aseguran de que ese onboarding suponga un éxito para ambas partes.
  • Disponen de un Departamento de Personas/Talentos/RRHH compuesto por profesionales de las competencias y las habilidades tanto técnicas como humanas. Se ocupan de conseguir para su empresa los colaboradores más idóneos, de ofrecerles un proyecto de carrera y de mantenerse al tanto de su evolución.
  • Sus distintos niveles de responsabilidad, del primero al último,  están compuestos por líderes y no por egos temerosos y autócratas.

 

Al final, las organizaciones y empresas emocionalmente inteligentes son las que más capital tienen. Un capital de motivación, de compromiso, de confianza y de ganas de triunfar que las llevará a un futuro más brillante, competitivo y rentable.

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: Kevin Delvecchio en Unsplash

 

— Para no perderte ningún artículo sobre Habilidades Humanas… ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Habilidades Humanas: la Curiosidad y la Creatividad

Zorg el Neandertal llevaba ya tiempo preguntándose si era posible dejar de sufrir el olor y el ruido de la caverna en la que vivía con su tribu. ¿Y si me busco otro sitio? Así que salió de donde siempre había vivido y se internó en nuevas zonas, buscando una vida mejor.

La curiosidad le llevó a seguir el río donde solía beber. Tras andar casi todo el día encontró un espacio que le gustó. Se preguntó: “ya no tengo la protección de antes contra el frío y el agua que cae del cielo. ¿Cómo puedo hacer para tener algo parecido?” Su mirada se detuvo en unas ramas caídas… su imaginación las convirtió en defensas contra el viento… y sus manos materializaron esa creación.

En algún lugar, algo increíble está esperando ser conocido”. Carl Sagan

 

LA CURIOSIDAD Y EL PROGRESO

La curiosidad por saber más de lo que ocurre en su entorno es parte de la naturaleza humana. Es una fuerza que nos impulsa a explorar nuevas tierras, nuevas áreas de conocimiento, a avanzar en esa dinámica que llamamos vida. La Historia recoge infinidad de ejemplos de ello: desde el descubrimiento de América hasta los constantes desarrollos técnicos que empezaron con la invención de la rueda (¿cómo puedo hacer para llevar más peso con menos esfuerzo?) o del aeroplano (¿y si pongo unas alas de pájaro a un asiento y salto?) La Inteligencia Artificial, la búsqueda de oportunidades fuera del planeta Tierra, las investigaciones en el fondo de los mares o en entornos que se miden en micras son manifestaciones de esa curiosidad y creatividad que tenemos como especie.

Seguimos avanzando, abriendo nuevas puertas y probando cosas nuevas, porque somos curiosos y la curiosidad nos lleva por nuevos caminos. Walt Disney

Sabemos que una persona es curiosa por las preguntas que hace. Porque desea -o necesita- saber más. Porque se plantea por qué las cosas son como son, cuáles son sus causas, e incluso qué pasaría si se cambiara algo. Justo al contrario que aquellos que se creen en posesión de la verdad, que hablan desde la convicción de que los otros se equivocan, quienes suscriben que los tiempos pasados siempre fueron mejores, y que hay que mantener las rutinas y las inercias como forma de procurar seguridad. Este último tipo de personas encabezaba los regímenes más totalitarios, la Inquisición, el fanatismo y la intolerancia a las nuevas ideas y al cuestionamiento del orden de las cosas. Es el mayor freno al avance de la Humanidad, y casi siempre viene por el miedo a todo lo que sea cambio en el statu quo del presente.

Claro, si es que hay mucho radical por ahí, nos diremos. Pero pensémoslo un poco mejor: ¿lo somos nosotros en alguno de los aspectos de nuestra vida? ¿De verdad aceptamos con mente abierta los planteamientos que nos hacen desde otras perspectivas? Nuestros modales serán más suaves que en el medievo, pero quizá nuestra actitud no esté tan lejos de otros tiempos. Individualmente y como sociedad.

No soy ni inteligente ni estoy especialmente dotado. Sólo soy muy, muy curioso“. – Albert Einstein

Asociamos la Curiosidad a niños y a inventores e investigadores, y la Creatividad a artistas. ¿Qué tal suena hablar de ingenieros curiosos, de políticos curiosos, de médicos curiosos, de matemáticos o economistas curiosos? Pues no son términos muy asociados, la verdad. Al menos me gusta ver que la Creatividad es una actitud ante la vida cada vez más valorada, incluso profesionalmente. ¿Por qué esta evolución en la percepción de ambas? Pues porque nos damos cuenta de que no hay otra opción. Que el mundo avanza y, sin cultivar la curiosidad y la creatividad, nos quedaremos atrás.

 

LA CURIOSIDAD Y LA CREATIVIDAD EN LAS ORGANIZACIONES

Una empresa que no promueva activamente la curiosidad de sus colaboradores es una empresa de muy corto recorrido. Desaprovechará una de las principales ventajas de su capital humano, al que ya está pagando cada mes por sus obligaciones: la capacidad de los profesionales de buscar y detectar mejoras y oportunidades.

Los tiempos, la rápida evolución de los escenarios y la competencia no están para esos lujos. No tiene sentido que la búsqueda de lo nuevo corresponda exclusivamente al departamento de I+D. Unos líderes responsables y de mente abierta entenderán rápidamente que es una dinámica a la que todos pueden apuntarse. Instalarán en sus organizaciones sistemas para gestionar las propuestas de sus colaboradores , dejarán que entren ideas e inquietudes nuevas a través de talleres de formación en pensamiento creativo y charlas motivacionales y, sobre todo, darán ejemplo de cómo su curiosidad y ganas de cuestionar los procedimientos presentes llevan a un futuro mejor.

 

PENSAMIENTO CRÍTICO + CURIOSIDAD + CREATIVIDAD + VOLUNTAD = INNOVACIÓN

Esta es la secuencia mágica que ha puesto al ser humano en donde está.

 

¿POR QUÉ ME INTERESA SER CURIOSO Y CREATIVO?

Es decir, ¿tiene ventajas que valgan la pena eso de ser curioso? ¿No me meteré en problemas? ¿Me empezarán a mirar como si fuera incómodo o rarillo? Como todo en la vida, es cuestión de valorarlo y luego tomar una decisión. Y yo creo que hay muchas más ventajas que posibles inconvenientes.

  • Es divertido. Esencialmente, averiguar el porqué de las cosas e imaginar alternativas es intensamente divertido.
  • Te hace crecer como persona. Te dará más matices y colores, más conocimiento del mundo, más temas de los que conversar. Y, como consecuencia, te hará evolucionar.
  • Te hace crecer como profesional. La curiosidad lleva a una dinámica de aprendizaje continuo, de puesta al día de las últimas tendencias y habilidades que necesitas para cumplir con tus responsabilidades y evolucionar con el mundo.
  • Te diferencia de los robots y de los programas informáticos. Robots hay muchos, y empleados zombis también. Quien sepa aportar a su empresa la capacidad de pensar en formas mejores de hacer las cosas, o de encontrar nuevos mercados o productos, formará parte de su futuro.
  • Llegarás a sitios y conocimientos insospechados. Quien se pregunta qué habrá fuera de los caminos trillados y las técnicas, productos o servicios de toda la vida encontrará campos inexplorados.
  • Mejorará tu humor. Porque es divertido, y porque ese cuestionamiento y búsqueda de otras posibilidades te llevarán al sano convencimiento de no tomarte la vida -ni a ti mismo- demasiado en serio.

 

¿CÓMO PUEDO DESARROLLAR MI CURIOSIDAD Y CREATIVIDAD?

Quizá seas de esas personas que se tiene por poco curiosas. ¿Es un problema? No. La curiosidad puede ser intrínseca, una actitud con la que la persona nace, y adoptada, fruto de una decisión consciente de ser curioso. La práctica constante de la segunda lleva a la primera. –fake it until you make it!

  • Cuestiona lo que se te presente como “La Verdad”, o que se justifique con un “así se ha hecho siempre”. En general, intenta hacerte las preguntas del periodista: qué, cómo, cuándo, por qué.
  • Detente. Concédete un tiempo de pensamiento imaginativo. Disfrútalo.
  • Desarrolla el sentido de la observación: domina el arte de ser capaz de entender las situaciones y las razones por las que se dan. ¿Qué podrías cambiar para mejorarlas?
  • Imagina alternativas aparentemente absurdas a lo que estás haciendo. Juega con ellas. Igual no lo son tanto.
  • Sal de las pantallas y entra en el mundo físico. Interactúa con las personas. En persona.
  • Pregunta. Y pide que te aclaren la respuesta si no te satisfizo
  • Échale humor y no te tomes a ti mismo ni a la vida tan en serio.
  • Olvídate de lo “correcto”. Pensar incorrectamente es mucho más interesante.
  • Mézclate con gente distinta. De otras edades -sobre todo, niños-, opiniones, gustos, creencias y costumbres. Iluminarán tu curiosidad y e inspirarán tu creatividad.
  • Reflexiona sobre lo que ves. Imagina cómo podría ser de otra forma, y qué consecuencias razonables tendría la puesta en práctica de lo imaginado.

 

¿Y si Zorg nunca se hubiera preguntado si la caverna que lo vio nacer puede no ser la única posibilidad de refugio? Hmmm. ¿Seguiríamos viviendo en el equivalente a las cuevas físicas y mentales de su tiempo? ¿En cuánto se habría retrasado o modificado el progreso de la Humanidad?

No lo sé.

¿Tú te lo has preguntado?

 

IDEA CLAVE
Una persona realmente curiosa siente curiosidad por saber la razón por la que la curiosidad mató al gato -Matshona Dhliwayo

RECURSOS PARA SABER MÁS DE LA CURIOSIDAD Y LA CREATIVIDAD

Big Magic: Creative Living Beyond Fear , por Elizabeth Gilbert

Unthink: Rediscover Your Creative Genius, por Erik Wahl

Cracking the Curiosity Code: The Key to Unlocking Human Potential, por Diane Hamilton

 

Artículos relacionados

Why Curiosity Matters, por Francesca Gino en HBR

4 Reasons Why Curiosity Is Critical To Your Success, por LaRae Quy en Vunela

Using Curiosity to Enhance Meaningfulness of Work, por Alison Horstmeyer en Grazia Radio Business Review

Forget teaching hard and soft skills. Activate employee curiosity instead! , por Susan B. Chen en Manage HR

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: Angela Yuriko Smith en Pixabay

 

— Para no perderte ningún artículo sobre estas soft skills… ¡suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Los 4 tipos de líderes en organizaciones prósperas

Hay varios tipos de líderes, no sólo uno. Me sorprende la frecuencia con que la gente piensa sólo en los capitanes o generales, cuando describen el liderazgo y la frecuencia con que el comportamiento que describen es el de un extrovertido, olvidando que los introvertidos también pueden ser líderes efectivos.

 

Traducido y adaptado del original “The 4 Types of Leaders in Thriving Organisations“, por John Zinkin en Leaderonomics.com. Leaderonomics es una empresa social malaya dedicada a transformar las naciones en desarrollo a través del desarrollo del liderazgo.

 

Esto se debe a que a veces los consejos de administración no se dan cuenta de que hay cuatro tipos de líderes necesarios para que una organización prospere: `capitanes’, `navegantes’, `ingenieros’ y `constructores’.

 

1. CAPITANES

Así como un barco debe tener un capitán que ejerza la máxima autoridad sobre la tripulación y cuyo papel es llamarlos a la acción, también debe tener un negocio. La función definitoria del capitán del buque es ejercer el poder; explicar la misión y el calendario de acción; asignar responsabilidades en consecuencia; inspirar a la tripulación; establecer el código de conducta y hacer que se cumpla. El papel del capitán es también el de convertirse en el centro de energía en una crisis en torno a la cual la tripulación puede movilizarse para hacer las cosas rápidamente.

Es responsabilidad del capitán salvar a la tripulación del desastre y es por eso que el capitán es la última persona en abandonar un barco que se hunde. Sin embargo, si pensamos sólo en los capitanes, perdemos muchos otros papeles cruciales que contribuyen al éxito.

Parte de nuestra dificultad para apreciar el papel que el liderazgo ejecutivo efectivo puede desempeñar en el aprendizaje es que todos estamos acostumbrados a la imagen de “capitán del barco” de los líderes jerárquicos tradicionales. Sin embargo, cuando los ejecutivos actúan como maestros, administradores y diseñadores, desempeñan funciones mucho más sutiles, contextuales y de largo plazo que el modelo tradicional del líder jerárquico que ejerce el poder. Peter Senge en 'Rethinking Leadership in the Learning Organisation'

 

2. NAVEGADORES

Todo capitán necesita un navegante. Una vez que el capitán ha establecido el destino y el horario, es responsabilidad del navegante trazar la mejor ruta teniendo en cuenta el viento, las previsiones meteorológicas, las mareas, las corrientes y los canales seguros; conciliando la necesidad de velocidad con la economía y la seguridad.

Navegar es trazar un curso para llegar desde donde estás hasta donde quieres ir. Llegar allí es el proceso de planificar, registrar y controlar el rumbo y el progreso hacia su destino…. Cómo manejar las velas, trimar el barco… determina la velocidad y eficiencia de la forma en que navega… optimizando la respuesta del barco y de la tripulación a las condiciones cambiantes del viento, el agua, las mareas y las corrientes, así como las necesidades de la tripulación y el estado del propio barco.Wohl A. y Wohl L. en 'Navigating Organisations Through the 21st Century: Una metáfora para el liderazgo'

Para hacer esto bien, deben mirar fuera del negocio; entender las megatendencias y cómo podrían afectar a la organización; establecer señales de alerta temprana efectivas; y avisar a sus “capitanes” cuando las condiciones hayan cambiado.

En esencia, hacen lo que los navegantes hacen en los barcos cuando identifican una tormenta amenazante y ejecutan correcciones de rumbo para evitarla, mientras se mantienen en el camino para llegar al puerto de destino.

 

3. INGENIEROS

Sin embargo, tanto los “capitanes” como los “navegantes” deben confiar en los “ingenieros” de la sala de máquinas para mantener el barco en movimiento, lo que Peter Senge llama “líderes de primera fila” (“line leaders“):

Sin embargo, puede ser difícil involucrar a esos líderes. Como pragmáticos que son, a menudo encuentran ideas como el pensamiento sistémico, los modelos mentales y el diálogo intangibles y `difíciles de entender’. La opinión de Simon es típica de muchos líderes de primera fila desde el principio: era escéptico, pero reconocía que tenía problemas que no podía resolver. También tenía un colega de confianza que estaba dispuesto a comprometerse con él. Una y otra vez, hemos encontrado que los escépticos sanos y de mente abierta pueden convertirse en los líderes más efectivos y, eventualmente, en los campeones de este trabajo. Mantienen al caballo delante de la carreta centrándose en primer lugar en los resultados del negocio. Estas personas invariablemente tienen más poder de permanencia que los “fans” que se entusiasman con las nuevas ideas, pero cuya excitación disminuye una vez que la novedad desaparece.Peter Senge

Las reflexiones de Senge sobre el escepticismo de Simon y el entusiasmo de los ‘fans’ por las nuevas ideas son advertencias importantes. Las juntas directivas, los equipos de alta dirección, los `capitanes’ y los `navegantes’ son persuadidos por las ideas de la `imagen general’ antes de que se apliquen. Su modelo mental es “creer, entender, hacer”, razón por la cual escuchan a consultores y expertos y por la cual pasan a la siguiente idea brillante o moda con tanta facilidad.

Los mandos de primera línea y los “ingenieros”, por otro lado, son más propensos a ser pragmáticos de “pequeña imagen”  (=escenarios limitados y concretos, al contrario que la “big picture”, N. del T.) interesados en cómo funciona la idea en la práctica. Su modelo mental es el inverso: “hacer, entender, creer”. Esto explica por qué tienen poder de permanencia una vez que están convencidos. Los ‘capitanes’ y los ‘navegantes’ deben recordar esto cuando comuniquen nuevas ideas a los ‘ingenieros’, si quieren evitar la cansada reacción de “Otra Idea de la Oficina Central; ésta también pasará, sin duda, como todas las demás iniciativas del mes“.

 

4. CONSTRUCTORES

Para que un barco haga exactamente lo que el navegante ha cartografiado; el capitán ha ordenado a su tripulación que haga; el ingeniero tiene la sala de máquinas funcionando a ‘toda máquina’ para impulsar, es necesario que haya un tipo más de líder – el ‘constructor’.

Si un buque está mal construido, y si faltan los procesos que vinculan las diferentes partes del buque entre sí, entonces el buque no responderá de la manera que el capitán, el navegante y el ingeniero esperan, poniendo en peligro la misión y la tripulación.

Por lo tanto, nunca debemos olvidar al constructor de barcos. La razón por la que el Titanic fue un desastre fue principalmente por un diseño defectuoso. En los negocios, los “constructores” son los planificadores, gestores de riesgo empresarial y auditores cuyo trabajo es asegurar que existan procesos, procedimientos y acuerdos de nivel de servicio apropiados entre departamentos, apoyados y reforzados por códigos de conducta y mecanismos de cumplimiento acordados, creando la infraestructura de procesos para que el modelo de negocio alcance su misión y visión acordadas.

Con poca o ninguna infraestructura para apoyar el aprendizaje continuo, uno podría preguntarse: ¿Por qué deben difundirse las nuevas prácticas exitosas en las organizaciones? ¿Quién estudia estas innovaciones para documentar por qué funcionaron? ¿Dónde están los procesos de aprendizaje que permitirán a otros seguir los pasos de innovadores exitosos? ¿Quién es responsable de crear estos procesos de aprendizaje? No cabe duda del impacto a largo plazo en los negocios del liderazgo ejecutivo en el desarrollo de la infraestructura de aprendizaje. Cuando los líderes de planificación del grupo central de Royal Dutch/Shell Group se convencieron de que el “pensamiento de escenarios” era una habilidad vital para sobrevivir en los turbulentos e impredecibles mercados petroleros mundiales, no iniciaron una serie de cursos de planificación de escenarios para la gerencia de Shell. En lugar de ello, rediseñaron la infraestructura de planificación de manera que se pidiera regularmente a los equipos de gestión no sólo su presupuesto y su “plan”, sino también varios planes que describieran cómo se gestionarían en múltiples futuros posibles. La ‘planificación como aprendizaje’ se ha convertido gradualmente en una forma de vida dentro de Shell.Peter Senge

Los consejos con planes de sucesión y programas de gestión del talento eficaces reconocen que hay más de una forma de liderar. Entienden las diferencias temperamentales y de responsabilidad entre `capitán’, `navegante’, `ingeniero’ y `constructor’. Saben que sus organizaciones necesitan los cuatro para tener éxito, y desarrollan y designan su talento en consecuencia.

AUTOR
Datuk John Zinkin es director general de Zinkin Ettinger Sdn. y autor de Better Governance Across the Board. Póngase en contacto con él en editor@leaderonomics.com

Este artículo apareció por primera vez en Focus Malasia

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

6 Razones por las que algunas personas se sienten incómodas con la innovación

Cuando hablamos de innovación, a veces olvidamos que no todo el mundo está de acuerdo con lo nuevo y revolucionario. Algunas personas prefieren apegarse a su mismo horario y hacer lo mismo, día tras día: una rutina predecible y reconfortante. Para los campeones de la innovación, esta mentalidad es difícil de entender. Sin embargo, es probable que conozcas a muchas personas a lo largo de tu carrera que simplemente se sienten incómodas con la innovación, y tendrás que aprender a trabajar con ellas. El primer paso para llegar a un compromiso es la comprensión, así que echemos un vistazo a algunas de las razones por las que la gente a veces se siente incómoda con la innovación.

 

Traducido y adaptado del original “6 Reasons Some People Are Uncomfortable with Innovation“, por Ryan Ayers, en el blog de Innovation Management

 

1. Temen el cambio

El cambio no es cómodo. Todos estamos naturalmente configurados para tener miedo al cambio, al menos hasta cierto punto: es nuestro cerebro el que trata de protegernos. Es una ruptura de confianza en nuestros cerebros, y tiene el efecto instantáneo del estrés. Cualquier cosa nueva es un riesgo: es sólo que algunas personas se han vuelto menos reacias al riesgo que otras, y son capaces de ver los beneficios de sobrepasar los límites de sus zonas de comodidad. Estas personas son los innovadores: saben que, al otro lado del cambio, una innovación suele ser una gran recompensa.

 

2. Piensan que el nuevo proceso o producto no funcionará

El pensamiento que hay detrás del viejo dicho “si no está roto, no lo arregles” es a veces descartado en el proceso de innovación, reemplazando características que a la gente ya le gustan en favor de soluciones innovadoras. Ahora bien, esto a menudo funciona con nuevas características que mejoran el concepto antiguo, pero los cambios también pueden tener el efecto contrario. La gente a menudo se preocupa de que los cambios empeoren el proceso en lugar de mejorarlo. Esta es una preocupación válida: basta con mirar el caso de la Sidra Strongbow, que cambió de fórmula en los EE.UU. en 2014, alejando a los clientes de todo el país que preferían la antigua fórmula. La innovación debe ir acompañada de cautela, investigación y sentido común para tener éxito, y muchas personas se muestran escépticas de tratar de mejorar algo que los clientes ya aprecian.

 

3. Se sienten amenazadas

Muchos ejecutivos o líderes de organizaciones son difíciles de incorporar a la innovación, porque el cambio puede hacer que se sientan amenazados. Es fácil sentir que tu jefe tiene la última palabra y cero consecuencias; normalmente hay mucha presión sobre los ejecutivos por parte de los accionistas. Podrían sentirse amenazados por el cambio, y temen ser reemplazados a medida que los cambios llegan a la oficina.

 

4. No son creativas

Muchas personas que son reacias a la innovación simplemente están más inclinadas a la lógica que a la creatividad. Estar cómodo con la innovación normalmente significa que tienes muchas ideas imaginativas y no tienes miedo de ponerlas a prueba. Cada persona tiene un conjunto de habilidades diferentes, y algunas personas simplemente no piensan tan creativamente como otras.

 

5. Son cautelosas

Es comprensible que algunas personas sean cautelosas con respecto a la innovación. Los errores pueden ser costosos, y aunque el fracaso es parte del proceso de innovación, sumergirse a toda velocidad puede llevar a pérdidas masivas. Aquellos que son cautelosos pueden no sentirse incómodos con la innovación en sí, sólo con la velocidad del progreso y el cambio. Tal vez una idea en particular no sirva a la organización en la actualidad, pero lo hará en el futuro. Vale la pena tener un poco de precaución en la innovación, siempre y cuando esta precaución no obstaculice la creatividad.

 

6. Evitan el fracaso a toda costa

El fracaso es una parte normal del proceso de innovación, pero muchas personas se niegan a aceptar este hecho. En cambio, ponen expectativas irracionales en las innovaciones y en los innovadores, o simplemente evitan por completo las nuevas ideas. Nadie está exento del aspecto de fracaso de la innovación: muchas grandes empresas tuvieron algunas innovaciones famosas que fracasaron, como Pepsi, Ford e incluso Apple. Estas empresas tenían productos que fracasaron por varias razones: el mercado objetivo no estaba definido, el producto era demasiado caro, la idea estaba demasiado lejos del ámbito de la marca.. son tantas las razones por las que las innovaciones no funcionan. La gente creativa sólo tiene que aceptar que no todas las ideas funcionan, lo cual es difícil para algunos.

 

ENTENDIENDO A LOS NO INNOVADORES

Si bien es fácil frustrarse con personas que no son innovadoras o creativas cuando estás lleno de ideas, es muy importante aprender a trabajar con ellas. Estas personas aportan mucho al conjunto, sólo que de una manera diferente a la de los innovadores. Además de tener que trabajar con ejecutivos, como un Director de Operaciones, que se preocupan por los esfuerzos de innovación, es necesario tener comprometidos y motivados a todos también en los niveles más básicos de la organización – eso es lo que hace fuerte a una cultura. Si bien es posible que no todos a tu alrededor se sientan realmente cómodos con la idea del cambio, es importante no desestimar sus preocupaciones, simplemente tratar de entenderlas y trabajar juntos para llegar a un compromiso agradable en materia de innovación.

 

AUTOR

Ryan Ayers ha realizado consultoría con muchas empresas dentro de múltiples sectores incluyendo Tecnologías de la Información y Big Data. Después de obtener su MBA en 2010, Ayers también comenzó a trabajar con empresas de nueva creación y aspirantes a empresarios, con un gran interés en la recopilación y el análisis de datos.

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Por qué los líderes necesitan actualizar su chip

¡No preguntes lo que los líderes necesitan hacer, pregunta lo que los líderes necesitan ser!

Vivimos en tiempos interesantes

 

Traducido y adaptado del original “Why leaders need software upgrades“, de Mark Vernooij y Berend-Jan Hilberts en el blog de THNK

 

Todos queremos un futuro sostenible, con un mundo natural floreciente, alimentos para todos y una solución para la contaminación. Todos queremos beneficiarnos de los avances tecnológicos, el progreso económico y las instituciones que crean seguridad, equidad y bienestar para todos.

Estos deseos son complejos. Cuando decimos complejo, queremos decir que su estructura intrínseca los hace difíciles de realizar. Estos problemas no tienen una definición clara, ya que implican transversalmente a múltiples grupos de interesados, están interrelacionados, contienen circuitos de feedback y cambian continuamente, lo que significa que no tienen una solución clara u óptima.

Desafortunadamente, vivimos en una época en la que los líderes se enfrentan cada vez más a estos complejos problemas. El sistema en el que vivimos choca con sus propios límites. Las viejas políticas y estructuras que formaron el sistema han sobrevivido a su utilidad. Ya sea que seas un político que está tratando de manejar un sistema tributario que no está establecido para tratar con empresas que pueden cambiar su régimen tributario con sólo apretar un botón, o si eres un líder empresarial que está tratando de llevar a tu organización a través de las últimas tecnologías, todos vosotros os enfrentáis cada día a problemas crecientemente complejos.

Tanto si eres un político, un líder de negocios o el dueño de un pequeño negocio, te enfrentas a problemas más complejos cada día. #Liderazgo #complejidad #liderazgo #liderazgo creativo #liderazgo creativo

 

TODOS ESTAMOS SOBREPASADOS

Todo el mundo se transforma de bebé a adolescente y de adolescente a joven adulto. Las investigaciones muestran que estas transformaciones en los adultos son como actualizaciones de tu sistema operativo, pero para el cerebro: de repente puedes manejar más complejidad con menos esfuerzo.

Las actualizaciones de software de niños, adolescentes y jóvenes son como auto-instalaciones; ocurren de todas formas para la mayoría de la gente. Pero después de la tercera etapa, la gente -incluyendo a los líderes- necesita trabajar duramente para ascender al siguiente nivel. Al menos el 75% de la población mundial no ha hecho ese esfuerzo para llegar a la etapa 4.0, y menos del 5% ha llegado a la etapa 5.0.

Esto significa que la mayoría de los adultos están por encima de sus posibilidades. Están intentando tener éxito en un mundo para el que no están equipados, o para continuar con la analogía informática: están intentando ejecutar aplicaciones Windows en un sistema operativo MS-DOS. Vemos esto en el creciente número de líderes que se sienten mal equipados, abrumados y agotados, así como en el número de soluciones claramente ingenuas para desafíos complejos.

Un número creciente de líderes se sienten mal equipados, abrumados y agotados, lo que se traduce en soluciones ingenuas para desafíos complejos. #Liderazgo Complejidad Burnout Liderazgo creativo

 

SIEMPRE PARECE IMPOSIBLE HASTA QUE SE HACE

Es posible que los líderes se transformen internamente y adquieran la perspectiva que se necesita para manejar mucha más complejidad con mayor facilidad y soltura. Nuestro mundo merece líderes que puedan mover a la gente con una visión convincente de un estado alternativo de las cosas; líderes que admitan que no tienen todas las respuestas, pero que lleven a su gente a una exploración conjunta del camino; líderes que se alejen del ganar y perder, y que busquen el mejoramiento de todos. Vislumbramos algunos de estos líderes en política (Jacinda Ardern, primer ministro de Nueva Zelanda); negocios (Marc Benioff, director ejecutivo de Salesforce) y en la sociedad civil (presidente del Instituto Internacional para la Paz, Forest Whitaker).

Estos líderes -que operan con las actualizaciones de software 4.0 y 5.0- son entre dos y nueve veces más efectivos en su liderazgo, tal y como demuestran las investigaciones entre los líderes empresariales. Lo que estos líderes tienen en común es su capacidad de llevar a la gente a un nuevo e incierto viaje, con una energía optimista y constructiva y una comprensión y respeto por lo que es y una gran ambición por lo que podría ser.

Tienen tolerancia para el estado imperfecto temporal del presente, donde las cosas no pueden ser fijadas con una varita mágica. Aprecian la importancia de la relación interpersonal y la autoconciencia, operan con integridad y autenticidad, entienden la dinámica de los sistemas y ofrecen un propósito más profundo que se manifiesta a través de una visión convincente. Conducen con claridad de mente, un corazón valiente y una convicción conmovedora.

Nuestro mundo merece líderes que admitan que no tienen todas las respuestas, pero que lleven a su gente a una exploración conjunta del camino y busquen el mejoramiento de todos. #liderazgo creativo #liderazgo futuro #liderazgo futuro

 

HAZLO O NO LO HAGAS. PERO NO LO INTENTES

Se necesita una nueva versión de liderazgo: líderes bien equipados para liderar en medio del complejo estado de nuestro mundo. Todos entendemos la diferencia entre un miembro de la tribu, un jefe y un anciano de la tribu y vemos las diferencias entre Donald Trump, Steve Jobs y Jacinda Ardern y cómo sus distintas maneras de dirigir demuestran su diferencia de chip.

Tenemos que:

  • Crear conciencia de la habilidad innata -junto con un esfuerzo significativo- para continuar el crecimiento y la mejora de la mente.
  • Fomentar el diálogo en este campo para fortalecer aún más sus propuestas y aumentar la comprensión de la mejor manera de apoyar a los líderes en la actualización de su chip.
  • Simplemente comenzar con los enfoques piloto, de prueba y de escala que brindan estas actualizaciones de software

 

Sabemos que mejorar el liderazgo es esencial, sabemos que es posible y sabemos que vale la pena. Así que, ¡empecemos!

 

AUTORES
Mark Vernooij >> «Mi experiencia empresarial (fundé varias empresas antes de THNK), mi experiencia como miembro de la junta directiva y como coach de start-ups y mi experiencia como consultor de innovación y estrategia (con Accenture y McKinsey) me ayudan a ayudar a las personas a ser más innovadoras. En THNK me centro en nuestro programa ejecutivo, en los programas de innovación en la empresa y en la innovación online (cursos, plataformas y herramientas online).»

Berend-Jan Hilberts >> «Como Decano de la Escuela de Liderazgo Creativo de THNK, apoyo apasionadamente a los emprendedores sociales internos y externos en su búsqueda personal para crecer y prosperar como un líder creativo completo. Me encanta ser testigo de cómo THNKers desarrolla sus competencias y mentalidades durante el viaje de THNK; tropiezo con los obstáculos y los supero con el apoyo de sus compañeros y la nueva capacidad de resistencia; obtengo un autodominio más profundo y tejiendo fuertes lazos entre sí..»

IMAGEN: Quino Al en Unsplash

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Habilidades Humanas: Adaptarse al Cambio

Por Alberto Losada Gamst

 

Me he mirado en el espejo todas las mañanas y me he preguntado: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿me gustaría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y siempre que la respuesta ha sido “No” durante demasiados días seguidos, he sabido que necesito cambiar algo.Steve Jobs

Si en el fondo bien que lo sabes: la vida es cambio. Desde que naces hasta que te mueres. ¿O querrías vivir en pañales, con chupete y metido en una cuna? Pues no. Adaptarse al cambio natural sería… lo más natural.

Heráclito  (540-480 a. de C.) lo decía con claridad: “no hay nada permanente salvo el cambio”. ¿Y qué hago entonces? Tienes una pista en el principio filosófico del taoísmo llamado Wu Wei, y que Bruce Lee expresó con el famoso “Be water, my friend”.

 

CAMBIAR Y ADAPTARSE AL CAMBIO PARA EVOLUCIONAR Y SOBREVIVIR

Una de las razones por las que el ser humano está donde está como especie terrestre es su capacidad de adaptarse a las circunstancias. De adoptar nuevas estrategias y conductas que le permitan responder a un cambio en su entorno.

Una curva en la carretera no es el final del camino… a menos que no sepas hacer bien el giro. – Helen Keller

La constante sucesión de cambios que llamamos vida -personal y profesional- nos hace cambiar hábitos, preferencias, rutinas, interacciones con los demás, profesión, enfoque vital, …

El naturalista Charles Darwin, en su obra “El origen de las especies”, dejó claro el mecanismo que hace que unas especies desaparezcan y otras se mantengan sobre la Tierra: “No son las especies más fuertes las que sobreviven, ni las más inteligentes, sino las que más se adaptan al cambio.” Una explicación que se aplica a cualquier ser vivo, incluyendo las organizaciones. Tirando del refranero, se atribuye a Miguel de Unamuno la frase “progreso consiste en renovarse”, que dio pie al “renovarse o morir.”

Pero …

 

¿QUÉ ES ESTO TAN FAMOSO DEL CAMBIO?

Una realidad de la vida.

Lo que quizá ocurra es que antes no se hablara tanto de ello, ni existía una herramienta como Internet que promoviera tanto la globalización del conocimiento y, por tanto, la posibilidad de hacer comparaciones y saber de nuevos desarrollos técnicos, estratégicos, económicos o sociales.

Ahora bien, es importante separar lo accesorio de lo principal en este fenómeno. Hay valores como la honradez, la diligencia, la lealtad o la creatividad que siempre han existido, y que seguirán existiendo. En cambio, hay instrumentos o técnicas que sí que cambian: formas de comunicarse, de trabajar, de organizarse en la vida. Los descubrimientos que llevan a la evolución de la tecnología van sustituyendo esas herramientas de las que nos valemos en nuestro día a día.

El cambio es ley de vida. Y aquellos que sólo miran al pasado o al presente, seguramente se perderán el futuro. -John F. Kennedy

El cambio en sí no es bueno ni malo. Ello dependerá de a qué nueva situación nos lleve; ese destino es lo que luego podremos calificar. Respirar no es bueno ni malo, es algo natural: lo bueno o malo será lo que inhalemos o dejemos de inhalar -aire puro o contaminado.

 

EL CAMBIO EN LA PERSONA: TÚ ANTE EL CAMBIO

Tanto se habla de eso del cambio que olvidamos que, seamos o no conscientes de ello, las cosas cambian a nuestro alrededor casi a diario. Cambia el tiempo meteorológico, crecen nuestros hijos, cambia nuestro aspecto físico y el de amigos y colegas, se suceden los Gobiernos, aparecen nuevas crisis, el clima ya no es como era, nuestra actividad profesional es otra, … ¿Seguimos?

Para Albert Einstein, “la medida de la inteligencia es la habilidad para cambiar.” Si algo importante en tu entorno cambia, lo más probable es que te convenga hacer también algún cambio.

 

Las dos grandes razones por las que las personas nos resistimos a cambiar algo en nuestra vida son la pereza y la incertidumbre. De cada uno depende el orden de importancia.

-La Pereza: es ese factor que crea resistencia a la acción, igual que hace el aire con lo que vuela. Lo frena, así que hay que oponerle otra fuerza superior que matemáticamente se expresa así: FS=M+FV. Para los de Letras: Fuerza Superior=Motivación (¡Cómo me apetece!) + Fuerza de Voluntad (algo que se puede ejercitar y que nos permite ir de una situación a otra).

-La Incertidumbre: es la sensación que nos embarga cuando no sabemos con precisión qué habrá al otro lado. ¿Aparecerán monstruos que me devorarán? ¿Dejarán de quererme? ¿Me rechazarán? ¿Fracasaré? ¿Me moriré de hambre? A diferencia del riesgo, que es algo medible por históricos y estadísticas, la incertidumbre solamente se puede estimar. En ella trabajamos con posibilidades y escenarios alternativos, siendo nuestra intuición y experiencia la mejor herramienta de visualización del futuro.

 

Hay otra razón relacionada con la dificultad de muchas personas de adaptarse al cambio: cambiar de idea. Es mucho más fácil cambiar de opinión cuando se es joven que más adelante en la vida. ¿Por qué? La Psicología apunta diversas razones: una de las primeras es la edad cerebral. Si se considera que la mente es una manifestación del cerebro, cuando cambiamos de idea algo habrá cambiado en nuestro cerebro. Y ese cambio es más sencillo cuando el cerebro es físicamente joven.

Otras razones por las que es más sencillo para los más jóvenes cambiar de idea y de hábitos está relacionada con la mochila vital que vamos llenando con los años. Estamos menos influidos por los tópicos y las convenciones sociales, por lo que hace falta menos energía para variar nuestro rumbo.

Aquí viene la buena noticia para los veteranos: nuestra experiencia y sentido común nos permiten entender argumentos que, quizá, nos lleven a la decisión de que hay que cambiar algo en nuestra vida: poco, bastante o mucho. O reinventarnos totalmente.

Hagamos lo que hagamos, que sea siempre a la luz de lo que contestemos a la pregunta “¿qué quiero yo para mi vida?

 

LA GESTIÓN DEL CAMBIO EN LAS ORGANIZACIONES

Una de las conversaciones en estrategia empresarial más de moda en los últimos años es la necesidad de gestión del cambio a la que nos obliga el entorno VUCA que nos ha tocado vivir. ¿Y qué significa esto en cristiano? Pues que las nuevas dinámicas del mundo de los negocios han convertido su ambiente en algo caracterizado por la

Volatilidad:

  • Situación: los cambios se suceden cada vez más rápidamente, exigiéndonos estar mucho más atentos a su evolución para tomar las decisiones más oportunas.
  • Remedio: tener una visión de futuro clara que nos guíe a través del paisaje cambiante. Una idea-faro que nos recuerde hacia dónde vamos aunque no estemos muy seguros de cada detalle del camino.

Incertidumbre:

  • Situación: el futuro es menos claro y los cambios más difíciles de pronosticar.
  • Remedio: manejar de una forma fluida la información que llega de los colaboradores, clientes, proveedores y del mercado en general, para poder ir ajustando la acción.

Complejidad:

  • Situación: aumenta el número de factores a tener en cuenta, variables posibles, interacciones y opciones entre las que elegir. Y nos vemos cada vez más frente a situaciones que, por su novedad, no tienen precedentes. La conocida relación causa-efecto ya no es de aplicación universalmente sencilla.
  • Remedio:la capacidad de separar el grano de la paja, de saber resumir y clarificar los conceptos que barajamos. Es el momento del Pensamiento Crítico.

Ambigüedad:

  • Situación: el blanco y el negro forman parte del pasado -bienvenidos al mundo de las escalas de grises y de la rueda del color. Todo tiene matices, interpretaciones, valoraciones. No hay respuestas correctas sino posibles respuestas alternativas, y cada una implicará unas consecuencias que hoy por hoy no se pueden anticipar con precisión.
  • Remedio: se impone el modelo ágil. Rapidez en la toma de decisiones, en su ejecución, en la comunicación, en las dinámicas de adaptación a las nuevas situaciones.

 

SALIR DE LA ZONA DE CONFORT

qué es la zona de confort y cómo salir de ella -adapatación al cambio

 Nuestra naturaleza perezosilla nos anima constantemente a no probar demasiadas cosas nuevas, quedándonos en el ambiente al que estamos acostumbrados. Ese ambiente tan familiar es lo que se llama la “zona de confort.”

 

Cuando salimos un poquito -y durante poco tiempo- de ahí entramos en una zona nueva de exploración y aprendizaje. Es echar un vistazo desde nuestro jardín a lo que hay al otro lado del seto y, quizá, pisar brevemente esa otra parcela. Sabemos más o menos lo que hay, por lo que tampoco necesitamos hacer un gran acopio de valor.

Más allá de la zona de aprendizaje está la de las los miedos y pesadillas. No sabemos qué habrá en ella porque no la vemos; solamente podemos intuir lo que nos encontraremos y, normalmente, esas intuiciones no serán excesivamente optimistas ni motivadoras.

Y reservado para los más intrépidos y lanzados, aquellos que han sabido cruzar la zona de los miedos, están los oasis y los tesoros. Es donde pasan cosas que no imaginábamos que podían ser posibles, y en la que encontraremos formas de avanzar en nuestra vida más allá de los caminos trillados. Si has llegado ahí, ¡enhorabuena!

Lo interesante es entender que la zona de confort también está en movimiento. A medida que vivimos vamos haciendo incursiones a otras zonas y notaremos que parte de esas zonas nuevas se van incorporando a nuestra zona inicial, y que las demás zonas también se van desplazando hacia nuevos horizontes.

Oye, y… ¿por qué me interesaría salir de mi zona de confort?

  • Es una forma de ir practicando una constante en la vida: EL CAMBIO
  • Te descubrirás una faceta de innovación que quizá no tomabas en serio.
  • Aumentará tu flexibilidad personal y profesional.
  • Incrementarás cualitativamente tu desarrollo profesional
  • Te irás convirtiendo en un profesional más competitivo… y atractivo.
  • Te convertirás en una persona mucho más interesante y polifacética.
  • Te encontrarás con sorpresas en un viaje que suele ser fascinante. Déjate sorprender por ti mismo.

 

¿CÓMO PUEDO ADAPTARME MEJOR AL CAMBIO?

A las personas no les molesta el cambio como tal: lo que perturba y despierta resistencia es ser obligado a cambiar sin tener claras las contraprestaciones de ese esfuerzo por adaptarse a las nuevas circunstancias.

Son tres las posibles actuaciones ante un cambio en nuestras circunstancias:

  • Ignorarlo: imposible a medio plazo, y quien lo hace termina dejándose llevar por la corriente general.
  • Resistirlo: la peor decisión si ese cambio viene impuesto por fuerzas externas y supone que tengamos que aprender a hacer nuevas cosas, o a hacerlas de otra manera.
  • Aprovecharlo: la más inteligente de las decisiones. Normalmente nos permitirá mejorar nuestra situación ante la competencia, y nos llevará a unos terrenos inexplorados en el que nos podremos encontrar más de una oportunidad que de otra forma no habríamos visto.

La idea clave es sencilla:  conviene entender y aprovechar el cambio en vez de combatirlo y sufrirlo.

 

Sugerencias de mejora…

…para las personas:

  • cambia detalles de tus rutinas a menudo.
  •  introduce esos cambios poco a poco
  • convéncete de que puedes hacerlo
  • mézclate con gente nueva
  • haz algo que te imponga
  • no te tomes demasiado en serio -échale humor

… para las organizaciones:

  • Esto va de arriba abajo. Toca a las jerarquías superiores dar ejemplo de apertura al cambio y no solamente de pregonarla
  • Una buena comunicación es esencial: que todo el mundo se sienta invitado e implicado y corresponsable del éxito.
  • Revisa la cultura de la empresa. Que incorpore esta dinámica de innovación, adaptación y evolución.
  • Que no haya miedo a los errores entre quienes experimentan nuevas opciones. Anima a la gente a probar formas distintas de hacer las cosas.
  • Premia públicamente los éxitos, por pequeños y modestos que sean, en la incorporación de cambios a la rutina de la organización.
IDEA CLAVE
Si quieres cambiar actitudes, empieza por cambiar comportamientos. En otras palabras, actúa como lo haría esa persona que preferirías ser, la persona en la que más quieres convertirte. Poco a poco, la persona antigua y temerosa que eres se irá desvaneciendo. ” -William Glasser

RECURSOS PARA SABER MÁS DEL SENTIDO DE PERTENENCIA A UN GRUPO

¿Quién se ha llevado mi queso?, de Spencer Johnson

How to change your mind“, episodio 379 del Podcast de Freakonomics

HBR’s 10 Must Reads on Change Management “, del Harvard Business Review

Managing in a Time of Great Change“, de Peter Drucker

Al frente del cambio“, de John P. Kotter

 

Artículos relacionados

Por qué nos peleamos con el cambio, de Leo Babauta

10 Razones por las que aprender durante toda la vida es la única opción, de Caroline Vander Ark & Mary Ryerse

Organizaciones ágiles: ¿son un modelo para el futuro?, de Norbert Erts

Cómo gestionar la incertidumbre, de Jonathan Bales

 

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: Gerd Altmann en Pixabay

 

— Para no perderte ningún artículo sobre Habilidades Humanas… ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box