Habilidades humanas: el Pensamiento Crítico

Por Alberto Losada Gamst

 

No creerse todo lo que uno ve y oye es el pilar de una mente independiente. Es el rol de esa habilidad humana llamada Pensamiento Crítico.

A diferencia de quienes no dedican un solo segundo a cuestionar la veracidad e integridad de la información que reciben y se limitan a pasarla o a actuar en base a ella, las personas que saben ponderar críticamente su interacción con el mundo verán lo que los demás no ven.

Si hubiera una sola habilidad vital que todo el mundo en el planeta necesitara, ésa sería la de poder pensar con objetividad crítica. Josh Lanyon, escritor

La avalancha de informaciones que hoy recibimos no tiene comparación en nuestra Historia. Se estima que en las grandes ciudades sus habitantes reciben cada día unos 5.000 mensajes de todo tipo. Es tan grande que nuestras mentes no pueden procesarla y, si lo intentaran, enloquecerían: es lo que hoy se llama «Infoxicación» o sobrecarga informativa. De modo que, para defenderse, levantan una barrera que evita que veamos todo lo que vemos, y que escuchemos todo lo que oímos.

Vamos entonces por la vida con cierta rapidez y, cada día más, con una superficialidad intelectual que preocupa no solamente a educadores o a pensadores, sino también a los líderes del mundo de los negocios y la economía. Es por eso que el Foro Económico Mundial, en su informe “El futuro del Trabajo” de 2018, sitúa la habilidad de razonar y pensar críticamente tanto hoy como para 2022. En concreto, la capacidad de razonar encabeza la lista de esas competencias.

 

MANIPULANDO CON FAKE NEWS Y VERDADES ALTERNATIVAS

Conocedores de esa situación de poca reflexión de las personas ante la avalancha informativa, los grupos de interés de todo tipo -y también los graciosillos- elaboran y difunden “noticias” pensadas para influir en la opinión pública.

Como no nos paramos mucho a analizar esa sabrosa información que nos acaba de reenviar un conocido por WhatsApp, o que vemos cuando curioseamos desde nuestra cuenta de Twitter o Facebook, nos creemos y reenviamos las noticias manipuladas. Ya somos víctimas de las “fake news” y de los “hechos alternativos” (sinónimo de “mentiras”). Como están redactadas a partir de algo que parece verosímil, al principio nos suenan creíbles. Y como no verificamos ese escandaloso dato, colaboramos activamente con los manipuladores.

¿El único remedio para que no nos manipulen? El Pensamiento Crítico. Sin él, nos quitarían nuestra libertad de sentir y actuar.

 

EL PENSAMIENTO CRÍTICO

El pensamiento crítico es la capacidad de pensar con claridad y racionalidad, entendiendo la conexión lógica entre las ideas, y que nos lleva a una conclusión sólida y racional.

En lugar de aceptar simplemente ideas y suposiciones, los pensadores críticos cuestionan rigurosamente una hipótesis, buscando determinar si el resultado representa un hecho o una opinión.

Según la Fundación para el Pensamiento Crítico , éste es “el arte de evaluar y analizar el pensamiento con vistas a mejorarlo

 

Linda Elder y Richard Paul, los directores de esa Fundación, proponen que nos hagamos estas preguntas a la hora de reflexionar sobre una información:

  • Todo razonamiento tiene un PROPÓSITO. Identifícalo
  • Todo razonamiento es un intento de solucionar un problema, resolver una pregunta o explicar algo. ¿Sabrías decir con precisión cuál?
  • Todo razonamiento se fundamenta en SUPUESTOS. ¿Son fiables e imparciales?
  • Todo razonamiento se hace desde una PERSPECTIVA. ¿Desde qué posición nos llega?
  • Todo razonamiento se fundamenta en DATOS, información y evidencias. ¿Son sólidos y comprobables?
  • Todo razonamiento se expresa mediante CONCEPTOS E IDEAS que, simultáneamente, le dan forma. ¿Sabrías identificar y explicar los conceptos clave?
  • Todo razonamiento contiene INFERENCIAS O INTERPRETACIONES por las cuales se llega a conclusiones y que dan significado a los datos. ¿Son todos consistentes y coherentes entre sí?
  • Todo razonamiento tiene o fin o tiene IMPLICACIONES y CONSECUENCIAS. ¿Sabes decir cuáles son positivas y cuáles negativas? ¿Son todas las posibles, o faltan algunas?

 

En su ensayo referido al mundo educativo “Critical Thinking: what can it be?, Matthew Lipman hace distinciones claras entre el pensamiento común y el pensamiento crítico. Explica que el pensamiento común es un pensamiento simplista porque no se basa en el uso de normas o criterios. Ejemplos de pensamiento ordinario son adivinar, creer y suponer. Lipman describe el pensamiento crítico como un proceso complejo basado en estándares de objetividad, utilidad o consistencia en el cual las personas pueden reflexionar sobre la certeza de su pensamiento porque el pensamiento crítico es autocorrectivo.

 

 

POR QUÉ ES IMPORTANTE

Las ovejas no piensan críticamente: se limitan a seguir al rebaño. No se plantean si van rápido o despacio, o si encontrarían mejores pastos si fueran por otro camino. Son followers y solamente eso.

Aquellas personas que, al contrario que las ovejas, se plantean sistemáticamente si lo que están viendo o haciendo es lo mejor para ellas, si podría haber otras formas de hacerlo, o que se preocupan de averiguar a dónde van realmente, son las que mejoran el mundo.

 

Pensar críticamente es importante porque quien lo hace:

  • Es menos manipulable y, por tanto, más independiente
  • Toma mejores decisiones porque están mejor informadas
  • Es más fiable en sus juicios y opiniones
  • Es capaz de anticipar problemas con más frecuencia
  • Es más creativo
  • Profesionalmente es muy valorado
  • Es más feliz, ya que se conoce mejor a sí mismo.

¿Te interesa?

 

CÓMO MEJORAR MI PENSAMIENTO CRÍTICO

Pensar críticamente no es solamente ser escéptico y buscar los defectos en las argumentaciones que nos plantean. Es también ser flexible y creativo. Es saber reunir los datos que tenemos, buscar pruebas de ellos, pensar en alternativas y finalmente llegar a nuestras propias conclusiones.

Es una habilidad que, como todas, se puede practicar. ¿Cómo? Veamos.

Sugerencias de mejora

  • Define bien la situación o problema. ¿De qué estamos hablando en realidad?
  • Que no te impresione el escenario: rasca un poco para ver qué hay detrás. Aléjate un poco para verlo todo con perspectiva
  • Hazte las preguntas de la Policía y del Periodismo: quién, qué …
  • Ponte en el otro lado del dato y comprende de dónde viene
  • Mantén tu mente abierta a todas las opciones
  • Ten siempre en cuenta todo el contexto de la información o suceso
  • Cuando la información sea compleja, organízala en una estructura que simplifique su comprensión.
  • Piensa de una forma ordenada y lógica
  • Busca alternativas y opciones.
  • Sé consciente de tus propios sesgos cognitivos, de tus preferencias e inercias mentales.
  • Ten la humildad de aceptar que puedes estar equivocado en tus razonamientos.
IDEA CLAVE
Ser libre e independiente exige un esfuerzo: el de saber lo que quieres, reflexionar sobre lo que te dicen, y decidir en base a tus propias conclusiones.

 

RECURSOS PARA SABER MÁS DEL PENSAMIENTO CRÍTICO

Critical Thinking: The Beginners User Manual to Improve Your Communication and Self Confidence Skills Everyday, por Jocko Babin

Pero ¿qué me estás contando?: Tertulianos, políticos y pensamiento crítico, por Julio César Herrero

Master Critical Thinking: Think Intelligently, Improve Problem-Solving Skills, Make Better Decisions, and Upgrade Your Life, por Henrik Rodgers

Critical Thinking: Tools for Taking Charge of Your Professional and Personal Life, por Richard Paul y Linda Elder

Una vida sin principios, de Henri David Thoreau

Sin pensamiento critico no eres nadie, charla TEDx Youth @Valladolid de Pablo Perez-Paetow

Habilidades del siglo XXI – Pensamiento Crítico. Vídeo animado de EducarChile

 

Artículos relacionados

6 Beneficios del pensamiento crítico y por qué son importantes

«El pensamiento crítico es la cara oculta de la felicidad«: entrevista a José Carlos Ruiz , Doctor en Filosofía . Ver aquí su entrevista en RTVE

«Sin pensamiento crítico no hay democracia«: entrevista a Enrique Mesa

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: Gerd Altmann

 

— Para no perderte ningún artículo sobre Habilidades Humanas… ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Habilidades humanas: la Comunicación Emocional

Por Alberto Losada Gamst

 

La comunicación entre personas es mucho más que una transferencia de datos. Es una conexión entre seres vivos que experimentan emociones; es una forma de sintonizar la forma de pensar y sentir de los demás para poder entendernos mejor.

Las personas olvidarán lo que has dicho, olvidarán lo que has hecho, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir. Maya Angelou, poetisa

Me decía hace años un alto directivo italiano que su empresa «es diferente” cuando hablábamos de asuntos de consultoría organizacional. Como yo representaba a una multinacional del sector él sabía que había visto muchas empresas y que, por tanto, era probable que aplicaría casi los mismos baremos a todas. Cada empresa en un mundillo, pero todas tenían problemas muy parecidos en el mismo campo: el de la comunicación entre personas y entre departamentos. Esa competencia parecía universalmente dejada de lado. ¿Por qué?

Las prisas, la familiaridad y la poca reflexión sobre el aspecto emocional de nuestra comunicación empobrecen nuestra relación con quienes nos rodean. Y como estamos vivos y nuestro estado de ánimo es cambiante, una comunicación emocionalmente competente asegura el éxito de la conexión y mejora drásticamente el ambiente en el que vivimos.

A todos nos gustan los buenos gestos, las palabras amables, el que nos pregunten qué tal vamos, que recuerden nuestro nombre y alguna circunstancia personal, que se dirijan a nosotros de una forma cordial. Uno dirá: “esto lleva mucho tiempo y tengo demasiado trabajo como para dedicarme a hablar bien a los demás”. Claro. Todos tenemos momentos de mucho agobio personal o profesional. Lo que pasa es que es precisamente en esos momentos cuando más agradeceremos que los demás nos muestren su aprecio y piensen en nustras emociones.

«La percepción de cada uno es su realidad.»

Pero, ¿qué son las emociones? Son experiencias subjetivas que nos mueven a actuar. Nacen fundamentalmente de nuestras percepciones ante el mundo exterior, más que de un razonamiento lógico. Lo que se percibe como beneficioso desata emociones de agrado, y lo que nos parece perjudicial nos provoca rechazo. Como les pasa a muchos niños ante un plato de verduras …

 

emociones en el whatsapp

El WhatsApp nos ayuda cada día a entender la diferencia entre una comunicación plana (solamente texto) y otra con complemento emocional (los emoticonos, que añaden ese elemento que da color y vibración). ¿A que esa vibración y color afectivo que aportan los emojis al texto completan el mensaje y hacen que se perciban mucho mejor las emociones que se quieren comunicar?

 

 

EL LENGUAJE NO VERBAL

Hay una cosa que se suele repetir en las sesiones de formación en habilidades humanas que imparto en empresas: la reacción de los participantes cuando empiezo exponiendo el tema. Suelen pasar del escepticismo inicial a una creciente aceptación de la importancia de este canal de comunicación de emociones y pensamientos. Ya no les parece un tema exclusivo de psicólogos y frikis.

Los medios de comunicación ayudan a divulgar el conocimiento del lenguaje no verbal: por ejemplo, en épocas de elecciones siempre se consulta a muchos expertos para que analicen el lenguaje no verbal de los candidatos. Hasta en las películas y series hay referencias a este asunto.

Porque es mucho lo que nos decimos sin palabras. ¿Tanto?

El psicólogo Albert Merhabian estableció que más del 90% de la información que recibimos y emitimos sobre emociones y sentimientos no tiene nada que ver con las palabras:

  • el 55% viene a través del lenguaje corporal: posturas, gestos, forma de mirar, olores, forma de vestir.
  • El 38% nos llega a través de la voz: tono, volumen, rapidez
  • El 7% restante está en las palabras que escogemos para hablar.

La mayor parte de estos canales de comunicación son bastante controlables. Basta con entender el funcionamiento de cada uno para ser consciente del mensaje que estamos proyectando o que otros nos están proyectando a nosotros. Esta comprensión es una gran ventaja en las relaciones humanas, ya que aporta una información extra que quienes ignoran los mensajes no verbales no tienen. Como siempre se dice, la información es poder.

 

La psicóloga Amy Cuddy estableció que a través del control consciente de nuestras posturas podemos influir no solamente en la percepción de los demás, sino también en el de nuestra autopercepción. Demuestra que hay una clara relación entre la postura corporal y la proyección de poder: cuando nos sentimos seguros y confiados nuestro cuerpo se expande, y se encoge cuando nos sentimos inferiores o atemorizados.

Si esto funciona de dentro a fuera (sentimiento—>postura), ¿funciona también de fuera a dentro (postura—>sentimiento)? Pues sí. Es lo que ella llama las “posturas de poder”. El solo hecho de adoptarlas voluntariamente durante dos minutos nos da un subidón de seguridad y autoestima que se proyecta hacia los demás. Esto ocurre porque provocan una alteración hormonal: sube un 20% el nivel de testosterona (asociada a la sensación de poder y confianza) y se reduce en un 25% el cortisol (hormona relacionada con el estrés). Es la ciencia explicando estos cambios psicológicos.

 

 

LA EMPATÍA

Es la capacidad de ponerse en el sitio de la otra persona para entender su mundo emocional. Da igual que estemos o no de acuerdo: lo importante es ver la situación desde su punto de vista.

De esta forma sabremos si nos habla desde la frustración, desde el miedo, desde la ilusión, desde la ira o desde cualquier otra emoción que condicione su conducta en ese momento. Una comunicación emocional requiere conocer -aunque sea aproximadamente- el mundo interior de la persona a la que hablamos. Solamente desde este conocimiento sabremos articular nuestro mensaje para conectar mejor con ella.

«Cuanto más abiertos estemos a nuestros propios sentimientos, mejor podremos leer los de los demás.»  -Daniel Goleman

Ejemplos de empatía es emocionarse leyendo un libro o viendo una película porque nos identificamos con uno de sus personajes, o tras saber de un hecho grave en la vida de alguien cercano vivirlo casi como propio, o sentir el sufrimiento de personas a las que aun sin conocerlas vemos por imágenes. La persona empática sabe sumergirse en el mundo emocional de los demás.

 

La empatía tiene dos manifestaciones principales:

  • saber escuchar. Es salir de nuestro mundillo mental para entrar en el de nuestro interlocutor, apreciando los sentimientos y emociones en él presentes en ese momento;
  • saber mostrar comprensión. No es estar de acuerdo ni juzgar; es demostrar activamente que lo que nos dicen nos llega en todas sus dimensiones. Basta con decir sinceramente “entiendo”, “te comprendo”, “puedo imaginar”, o con tocar un brazo o un hombro mostrando nuestra cercanía para que la otra persona se sienta valorada y comprendida.

Aunque a veces se manejen como sinónimas, la empatía no es lo mismo que la asertividad. Una persona asertiva sabe defender su punto de vista sin herir ni despreciar los sentimientos de las otras personas.

Si quieres miel, no des patadas a la colmena. – Dale Carnegie

El individuo asertivo utiliza un lenguaje verbal y no verbal sincero a la vez que delicado que, precisamente porque demuestra que le preocupa el impacto emocional en los demás, suele conseguir mejor predisposición y comprensión hacia su postura.

 

CÓMO MEJORAR MI COMUNICACIÓN EMOCIONAL CON LOS DEMÁS

Si queremos trabajar en esa habilidad humana que es la comunicación emocional lo haremos en tres fases:

  1. Entendiendo de verdad la importancia de tener en cuenta las emociones con las que acompañamos nuestra información, y las que provocamos en nuestro interlocutor al comunicarla. —ESCÚCHATE-
  2. Revisando las formas de nuestra propia comunicación, y decidiendo el plan concreto de mejora —REVÍSATE
  3. Poniendo en marcha ese plan. Cada día. Con nuestra familia, con nuestros amigos, con los vecinos, con los compañeros de trabajo, con las personas que se cruzan en nuestra vida. Hoy. Ahora.  —MUÉVETE

 

Plan de acción:

  • Entiende que tras esa cara que tienes delante hay un mundo de emociones: tómate el trabajo de descubrirlas.
  • Escucha… y calla. Apaga tu mente y métete en la mente de la otra persona antes de decir nada.
  • Sé consciente de la imagen emocional que proyectas con tu cuerpo y con tu voz. Aprende a mejorarla.
  • Da acuse de recibo de la imagen emocional que proyecten sobre ti los demás. Así sentirán que realmente quieres entenderlas.
  • No te tomes personalmente mal las críticas o comentarios que te hagan. Procésalos y que se note que lo haces.
  • Ten siempre presente que dices muchísimo más con el tono de tu voz que con las palabras que pronuncias. Trabájalo.
  • Tu actitud importa, y mucho. Que sea positiva: atraerá el positivismo de los demás.
  • Procura que se te vea como una persona cercana y confiable. Tus palabras y actos lo harán posible.
  • Conócete mejor: solamente tú eres responsable de tus sentimientos y de tu conducta. No eches la culpa a los demás.
  • Practica las distintas vertientes de la Inteligencia Emocional. Verás cómo aumenta tu propia felicidad y éxito.
  • Cuídate: descansa bien, come bien, disfruta de los detalles y personas que te hacen feliz. El mundo te parecerá más prometedor y te animarás a mejorarlo.
IDEA CLAVE
Comunicarse con alguien exige conectarse antes con esa persona, y la calidad de esa conexión pasa por entender el fluir de las emociones de los participantes en la conversación.

 

 

RECURSOS PARA SABER MÁS DE LA COMUNICACIÓN EMOCIONAL

«Cómo ganar amigos e influir en las personas«, de Dale Carnegie

«El lenguaje del cuerpo«, de Allan y Bárbara Pease

«El arte de cautivar«, de Guy Kawasaki

«La Inteligencia Emocional: por qué es más importante que el Cociente Intelectual«, de Daniel Goleman

«Pensar rápido, pensar despacio«, de Daniel Kahnemann

«Inteligencia emocional 2.0: Estrategias para conocer y aumentar su coeficiente«, de Travis Bradberry y Jean Greaves

«El poder de la presencia«, de Amy Cuddy

«El lenguaje corporal moldea nuestra identidad«, charla TED de Amy Cuddy

 

Artículos relacionados

Las Habilidades Humanas o Soft Skills
¿Cuál es tu motivo para escuchar?
¿Hay que dejar las emociones fuera de la empresa?
Formas de hacer que la gente se sienta importante
Los hábitos de las personas excepcionalmente simpáticas

 

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: Gerd Altmann

 

— Para no perderte ningún artículo sobre Habilidades Humanas… ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Las Habilidades Humanas o Soft Skills

Presentación del ciclo de publicaciones sobre estas habilidades.

Por Alberto Losada Gamst

 

¿De verdad que falta poco para que un robot o un programa informático me dejen sin trabajo? ¿Qué puedo hacer para que esto no me afecte?

Estas preguntas y otras muy parecidas aparecen cada vez más en las conversaciones y en artículos y reportajes en los medios de comunicación. ¿Qué respuesta hay? Pues que tu exposición a esa realidad depende en buena parte de lo que tú hagas.

 

ERAS Y MODELOS ECONÓMICOS

En su libro “Una nueva mente”, («A Whole New Mind«) el autor, periodista y presentador de televisión estadounidense Dan Pink explica cómo la Humanidad ha pasado por varias eras en términos de modelo económico:

  • La Era de la Agricultura, en la que son los campesinos quienes crean la riqueza con su esfuerzo físico.
  • La Era Industrial, en la que las fábricas con sus máquinas son la nueva fuente de riqueza. Ya no cuenta tanto el esfuerzo físico sino que lo que se impone es el método y la técnica.
  • La Era del Conocimiento, en la que los ordenadores son una de las herramientas para gestionar ese conjunto de experiencia y saber hacer que los profesionales van acumulando en su mochila. El análisis lógico ya no es tan importante: el valor está en saber aprovechar esa información.
  • La Era Conceptual, en la que ya estamos: el diseño y la comunicación se convierten en las principales herramientas de competitividad.

El cerebro humano se divide en dos hemisferios: el izquierdo, que es el lógico-analítico-lineal, y el derecho, que es el creativo-emocional-empático. En las dos primeras eras -la Agrícola y la Industrial- se daba mucha más importancia al hemisferio izquierdo; en la del Conocimiento se empieza a llegar a un equilibrio. En la Conceptual se valoran más las prestaciones del hemisferio derecho, no siendo ya suficientes las del izquierdo.

 

LLEGA LA AUTOMATIZACIÓN

¿Qué quiere decir esto? Pues algo que ya sabemos: el mundo evoluciona, y con él la economía, la sociedad, la política y las tendencias de todo tipo. Por tanto, tendremos que hacer un esfuerzo por evolucionar también nosotros si queremos evitar quedarnos atrás.

La automatización comenzó por las tares repetitivas, sucias y peligrosas (“dull, dirty & dangerous”). La robotización de la producción es un hecho. Cuando llamamos a un servicio de atención al cliente solemos empezar la “charla” con un asistente virtual que clasifica y, cada vez más frecuentemente, soluciona la consulta. En las páginas web cada vez hay más chatbots que dialogan con nosotros. Las figuras de Siri y Alexa no son más que el comienzo visible de la aplicación al día a día de la Inteligencia Artificial.

 

ES EL MOMENTO DE LAS PERSONAS

Y entonces, ¿qué me queda a mí como humano? Pues una relación con los demás humanos de mucha mejor calidad. A día de hoy, el mundo emocional es cosa de las personas. Saber entender, empatizar, visualizar, liderar y comunicar la información de una forma emocionalmente competente es el camino no ya del futuro sino del presente.

Entran en juego las Habilidades Humanas, las llamadas Soft Skills. Aparece el concepto de Inteligencia Emocional Emotional Intelligence«)  (Daniel Goleman, 1995): empezamos a ver la importancia de habilidades como la empatía, el liderazgo, la comunicación, el aprendizaje continuo, la autogestión, el sentido del propósito, la gestión de conflictos, la creatividad, … Estas habilidades facilitan la conexión con los demás, la mejor comprensión de uno mismo en la vida, la consciencia de lo que ocurre en nuestro entorno. Mejoran nuestra vida y le dan más contenido, lo que incluso redunda en nuestra salud física y mental. Profesionalmente favorecen la carrera y la integración del individuo en la organización, ya que esas habilidades humanas o soft skills lo convierten en un jugador de equipo y en un líder mucho más útil para conseguir los resultados deseados.

 

EL FUTURO DEL EMPLEO

En su informe de 2018 “El Futuro del Empleo”, el Foro Económico Mundial ya predice que en 2025 habrá más tareas realizadas por robots que por personas (en 2018 éstas realizan el 71%). La buena noticia es que la rápida evolución de las máquinas y los algoritmos en el trabajo podría crear 133 millones de puestos nuevos, contra los 75 millones que desaparecerán de aquí al año 2022.

Y hay una advertencia: es urgente organizar y apoyar la formación de las personas en nuevas habilidades, nuevas profesiones y nuevos conocimientos que les permita adaptarse con éxito a esta evolución.

Para que las empresas sigan siendo dinámicas, diferenciadas y competitivas en la era de las máquinas, deben invertir en su capital humano. Existe tanto un imperativo moral como económico para hacerlo. Sin enfoques proactivos, las empresas y los trabajadores pueden perder el potencial económico de la Cuarta Revolución Industrial.Saadia Zahidi, Jefe del Centro para la Nueva Economía y la Sociedad en el Foro Económico Mundial

Los cambios tecnológicos que provocan los cambios en los modelos económicos y organizativos exigen revisar los perfiles competenciales de los trabajadores. En muchos casos habrá que aprender nuevas técnicas, nuevos programas, nuevas tecnologías o nuevos procesos. Lo que en todo caso tendremos que hacer las personas es aprender a conectar mejor entre nosotros. El trabajo en equipo, la atención al bienestar físico y emocional de las personas, la capacidad de transmitir de una forma emocionalmente competente la información para asegurarnos de que sea entendida y comprendida, se convierten en requisitos imprescindibles para el éxito de cualquier empresa u organización. La empatía, el liderazgo y la capacidad de comunicar definen con frecuencia el éxito o fracaso individual y colectivo.

 

LAS HABILIDADES HUMANAS PARA EL ÉXITO EN EL TRABAJO Y EN LA VIDA

Con la intención de ayudar a conocer, comprender y practicar estas habilidades, inicio una serie de artículos explicando cada una, sus ventajas, sus aplicaciones y unas ideas para ponerlas en práctica y reforzarlas. También sugeriré la lectura de algunos libros, artículos, vídeos o podcasts relacionados.

Siguiendo el concepto del Circulo Dorado de Simon Sinek Empieza con el Por Qué«, «Start With Why«), a la pregunta de ¿Por qué hago esto? diré que lo hago para extender la comprensión de la importancia de esas habilidades humanas, esas soft skills, como forma de mejorar el funcionamiento y la calidad de organizaciones, empresas, sociedades y grupos. Y, ya puestos, para ser más felices.

 

Esta es la lista de las Habilidades Humanas que vamos a tratar:

Cada semana iré publicando en el blog de Avantideas un post sobre cada una: suscríbete para no perderte ninguna.

 

AUTOR
Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos sobre innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.100 participantes. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: StockSnap en Pixabay

 

— Para no perderte ningún artículo sobre estas soft skills… ¡suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Producto mínimo viable: ¿qué es y por qué debería importarte?

Un producto mínimo viable es una gran manera de crear servicios digitales centrados en el usuario en una fracción del tiempo habitual. También supondrá un gran ahorro de costes.

 

Traducido y adaptado del original «Minimum viable product (MVP). What is it and why should you care?«de Paul Boag en el blog de Boag World

 

Puedes escucharlo en su Podcast

 

Escribo mucho sobre la idea de un producto mínimo viable (MVP). Pero creo que nunca me he tomado el tiempo de explicar exactamente qué es. Si has oído el término pero no estás seguro de lo que significa o por qué es importante, entonces este artículo es para ti.

 

¿QUÉ ES UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE (PMV)?

Para entender qué es un producto mínimo viable, primero debes entender cómo se crean la mayoría de los productos. Para demostrar el proceso, usemos un proyecto sencillo para construir un nuevo edificio.

 

1-Se forma la idea

El primer paso es que alguien tenga la idea de un nuevo edificio. Suele ser un alto directivo de algún sitio. La idea podría haber aparecido en alguna investigación sobre el mercado, pero a menudo no lo es. Incluso cuando lo es, a menudo carece de definición en esta etapa.

 

 

 

2-Se hacen los planes

El segundo paso es una fase de planificación o especificación. Aquí es donde se marcan todos los detalles del edificio. Esta es una etapa importante, porque el coste de hacer las cosas mal sería alto. Los edificios no son baratos y el coste de cambiar las cosas es alto.

Las organizaciones a veces consultan con los posibles usuarios -los futuros ocupantes-  en esta etapa. Pero no hay nada que mostrarles, por lo que es difícil tener una idea detallada de lo que necesitan.

 

 

 

3-El proyecto se lleva a cabo

A continuación, se ejecuta el plan. El edificio comienza a construirse. El enfoque en esta etapa es cumplir a tiempo y dentro del presupuesto. El enemigo es la afluencia d ecambios y modificaciones o ampliaciones del proyecto,  o los eventos inesperados. Pero si la fase de planificación fue lo suficientemente minuciosa, estos riesgos se pueden minimizar.

 

 

 

 

 

4-El resultado se revela

Una vez que la construcción ha sido terminada, el edificio final se presenta  al mundo. Este es el momento crucial. ¿Les gustará a los ocupantes? ¿Habrá proporcionado lo que realmente necesitan, en lugar de lo que dijeron que querían? ¿Realmente se mudarán?

Es imposible saber las respuestas a estas preguntas hasta que el producto sale al mercado. Esto es cierto incluso cuando se ha hecho alguna investigación durante su desarrollo. Peor aún, si no responden bien no hay presupuesto ni tiempo para hacer cambios. El proyecto sólo presupuestó un poco de mantenimiento básico una vez que se terminó el edificio.

 

 

CÓMO FUNCIONA UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE

Por el contrario, un producto mínimo viable permite obtener datos fiables por la reacción de los clientes. Mejor aún, no hay peligro de sobreingeniería de la idea. Puedes estar seguro de que sólo estás creando características que tu público utilizará.

Tomemos el ejemplo de la creación de un parque público.

Llega al mercado rápidamente

El parque inicial podría ser básico. Unos cuantos árboles y algo de hierba. Pero como resultado puedes abrirlo al público desde el principio. No hay una larga fase de especificación porque el coste de ejecución es bajo y siempre podemos mejorarlo con el tiempo.

A medida que los jardineros atienden el parque todos los días, pueden hablar con el público que lo utiliza. Pueden observar cómo utilizan el parque y adaptarse en consecuencia.

 

 

Proporciona una mejor información de los usuarios

Por ejemplo, podríamos recibir comenrarios frecuentes que aluden a la falta de color en nuestro parque. Los jardineros podrían entonces decidir plantar algunas flores para alegrar las cosas. Después de todo el coste no es alto y ellos ya estaban trabajando en el jardín de todos modos.

 

 

 

 

Permite una investigación más informada

Luego, la gente empieza a decir que sería bueno tener un estanque. Esta es una inversión mayor. Pero un poco de investigación revela que atraería a un nuevo tipo de público: los aficionados al modelismo naval. Con ese conocimiento los propietarios deciden hacer la inversión en el estanque.

 

 

 

 

Permite observar el comportamiento natural

Finalmente, los jardineros observan que la gente tiene que sentarse en el césped. Eso no es un problema para la mayoría, pero a algunas personas mayores les cuesta hacerlo. Así que deciden añadir un banco, y se dan cuenta de que los ancianos pasan más tiempo en el parque.

 

 

 

POR QUÉ UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE OFRECE UNA VÍA MEJOR

Como se puede ver, un producto mínimo viable es una forma mucho más flexible de trabajar. No es la mejor en en todas las circunstancias. Pero para un proyecto digital donde el coste del cambio es bajo, vale la pena considerarlo. Esto se debe a que ofrece algunas ventajas claras:

  • Reduce el coste de desarrollo porque sólo se construye lo que la gente usará. Nuestros guardaparques podrían haber construido un parque de patinaje, por ejemplo. Pero resultó que no había demanda, así que no hicieron esa inversión.
  • Es más rápido de comercializar porque se puede empezar con algo básico y no hay necesidad de una larga etapa de concreción. Esto le da una ventaja competitiva cuando se trata de ganar cuota de mercado.
  • Nos lleva a un producto más deseable. Esto se debe a que le da a la gente exactamente lo que necesita, y no termina pagando por características que simplemente confunden la experiencia.
  • Esto a su vez conduce a una mayor satisfacción del cliente y a recomendaciones boca a boca.

También en el caso de los productos digitales, esto conduce a soluciones más fáciles de usar. Elo no sólo aumenta la satisfacción, sino que también reduce los costes del soporte técnico.

 

No me malinterpretes. Un producto mínimo viable no es una técnica mágica. No siempre es el enfoque correcto. Pero cuando se crea y desarrolla un servicio digital, a menudo es mejor que las alternativas.

 

 

 

EL AUTOR
Paul Boag es un líder en la transformación digital y en el Design Thinking aplicado a las experiencias del usuario. Tiene más de 20 años de experiencia trabajando con clientes como Médicos Sin Fronteras y la Comisión Europea. Es autor de cinco libros y un ponente muy respetado.

IMAGEN: Hal Gatewooden Unsplash

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Agudiza tu pensamiento: 25 formas de perfeccionar tus habilidades mentales

– Los líderes deben ser pensadores independientes –

Ya sea que estén tratando de redactar la Visión de su empresa, resolver un problema en el trabajo o influir en el equipo, los líderes tienen que pensar hacia dónde se dirigen y cómo van a llegar allí.

 

Traducido y adaptado del original «Sharpen Your Thinking: 25 Ways to Hone Your Thinking Skills«, por Ken Downer en el blog de RapidStart Leadership

 

La buena noticia es que pensar es una habilidad que todos podemos mejorar. Cuanto mejor pensemos, mejores serán nuestras posibilidades de tener éxito como líderes.

Hoy veremos 25 técnicas para agudizar tu pensamiento que te ayudarán a subir de nivel como líder.

 

ESTABLECE LAS CONDICIONES

Uno de los mayores desafíos para un pensamiento eficaz puede ser simplemente crear espacio para pensar en primer lugar. Una vez que lo hayas hecho, ¿ahora qué? Empieza a afinar tu pensamiento estableciendo las condiciones para que tu sesión de pensamiento sea productiva. Aquí hay algunas ideas.

Que sea algo habitual. Practica el arte de pensar como un hábito. Como con cualquier otra cosa, se mejora con la práctica. Una forma de hacerlo es aprovechar el tiempo que ya estás utilizando. El Almirante Thad Allen, ex Comandante de la Guardia Costera, recorría en su bicicleta 15 millas para ir a trabajar cada día y usaba ese tiempo para reflexionar, planificar y resolver problemas.

Elige un tema y un resultado. Puede ser útil elegir un tema en el que concentrarse. Mejor aún, ponte una meta en tu sesión de pensamiento como, por ejemplo, presentar cinco ideas nuevas en los próximos 30 minutos.

Ten a mano las herramientas adecuadas. Si eres una persona visual como yo, ayuda el poder ver tus pensamientos a medida que toman forma. Usa un cuaderno y un lápiz afilado para escribir lo que te viene a la cabeza. Una gran pizarra blanca y un puñado de rotuladores de colores pueden ayudar en una tormenta de ideas. Un bloc de notas o una aplicación de grabación de voz también pueden ayudar, especialmente si vas a estar fuera de casa. Anota tus pensamientos a medida que llegan a ti, deja que se construyan uno sobre el otro y se combinen en nuevas ideas.

Ir a un lugar nuevo. El mismo ambiente comenzará a generar los mismos pensamientos. Sepárate de lo habitual y rodéate de algo diferente. Puede ser algo tan cercano como una mesa en tu biblioteca local, un banco en un parque próximo, un museo de tu ciudad, o esa nueva cafetería al final de la calle.

No te pierdas tanto en los pensamientos de los demás que te olvides de tener los tuyos.

Sé prolífico. A veces la calidad viene con la cantidad. Adam Grant señala en su libro «Originales» que cuando maestros como Beethoven, Picasso o Maya Angelou produjeron las obras por las que son más famosos, éstas surgieron durante los momentos más productivos de sus vidas. Por cada una de sus obras maestras, también produjeron cientos de piezas menores. Cuanto más produzcas, mejores serán las probabilidades de que algo salga bien.

Asigna tiempo. Es bueno consultar otras fuentes -libros, blogs, gente, pero es bueno saber cómo pasar ese tiempo. El objetivo no es simplemente escuchar y repetir. La idea es absorber, procesar y llegar a tus propias conclusiones. Así que si tienes una hora y quieres leer sobre un tema, ahorra los últimos 15 minutos para pensar en lo que aprendiste y decidir lo que significa.

Sólo escribe. A veces el simple acto de formar tus pensamientos en palabras y escribirlos o escribirlos a máquina puede ayudarte a concentrarte. Comienza con una pregunta o idea, escríbela y luego sigue escribiendo y contempla a dónde te lleva.

Escribo para saber lo que pienso. – Stephen King

Ten listo el bloc de notas. Después de tus sesiones de pensamiento, tu cerebro a menudo sigue trabajando con subrutinas en segundo plano, y los resultados pueden aparecer en tu cabeza en cualquier momento. Prepárate para capturarlos. Mantén un bloc de notas junto a tu cama, utiliza una aplicación de móvil como Evernote, graba un memo de voz o envíate un correo electrónico a ti mismo. Hagas lo que hagas, captura esa buena idea antes de que se te escape.

 

CEBA LA BOMBA

Con las condiciones establecidas, considera la posibilidad de inyectar nuevas perspectivas y aprovechar el pensamiento de otras personas como parte del proceso para agudizar tu propio pensamiento.

Consultar a los líderes de opinión. Opina sobre aquello a lo que estás expuesto. Elige un tema y concéntrate en él: escucha un podcast durante el viaje o ve vídeos informativos durante el almuerzo. Ten una manera de registrar tus pensamientos a medida que avanzas. Luego apágalo, piensa en lo que acabas de escuchar y compáralo con otras fuentes.

Leer un libro (dos veces). He tomado el hábito de leer siempre con lápiz. La primera vez, cuando hay un pasaje interesante, pondré una pequeña marca en la sección, y un pequeño círculo en la esquina superior derecha de la página. Cuando termino el libro, lo repaso de nuevo, hojeando las páginas marcadas, pensando en los pasajes que he marcado y escribiendo sobre ellos en mi cuaderno.

Habla con alguien diferente. En su interesante libro «A Curious Mind«, el productor Brian Grazer atribuye gran parte de su impulso creativo al hecho de que mantiene deliberada y constantemente «conversaciones de curiosidad» con personas de ámbitos de la vida radicalmente diferentes. Ha localizado a personas desde Jonas Sauk hasta Mohammed Ali para preguntarles cómo son sus vidas, de dónde obtienen su inspiración y cómo hacen lo que hacen. Descubrió que exponerse a perspectivas radicalmente diferentes despertó nuevas ideas en su propia mente.

Lee algo diferente. Una variación de esto puede ser leer libros de entornos muy diferentes. La exposición a lo desconocido puede desencadenar nuevas ideas en tu propia forma de enfocar tu pensamiento. Por ejemplo, la lectura de uno de los libros de esta selección muestra cómo los verdaderos líderes resolvieron problemas difíciles en entornos muy diferentes. Sus acciones pueden darte algunas ideas sobre cómo lidiar con tus propios desafíos.

«Si al principio la idea no es absurda, entonces no hay esperanza para ella.» – Albert Einstein

Empieza con algo no relacionado. Justin Berg, un experto en creatividad de Stanford, encuentra que lo que empezamos tiene mucho que ver con el lugar donde terminamos. Llama a esta idea la «Marca Primordial«, como la primera pincelada que un pintor hace en su lienzo. Si su punto de partida es común, es probable que sus resultados también sean normales. En vez de eso, comienza con lo que no tiene nada que ver, propón algunas ideas locas y luego intenta fusionarlas con una herramienta más práctica para obtener una solución original y novedosa.

En un experimento para desarrollar nuevas herramientas de entrevista, hizo que los sujetos comenzaran con la idea de los patines en línea, y luego agregó un bolígrafo. Como resultado, un sujeto inventó una herramienta práctica para saber la hora con el tacto.

Encuentra 25 ideas más. Cuando se nos ocurren ideas, las primeras que se nos ocurren son probablemente las más convencionales. Reconociendo esto, Upworthy tiene la práctica de presentar al menos 25 posibles titulares para sus artículos. El esfuerzo que haces para encontrar esas últimas opciones puede ser justo lo que necesitas para llegar a algo nuevo.

 

VALE LA PENA PREGUNTAR

Otra manera de agudizar tu pensamiento es hacer buenas preguntas. Aquí hay algunos puntos de partida.

Cuestiona la fuente. ¿Quiénes son, por qué están escribiendo? ¿Qué ideas quieren que te lleves? ¿Por qué deberías valorar su opinión?

Pregunta los 5 «Por qué». Esta es una manera de buscar la causa raíz de algo. Cuando te enfrentes a un problema, pregúntate: «¿Por qué es así?» Cualquiera que sea la respuesta, pregúntale de nuevo: «Compra, ¿por qué es así?». Al igual que tu molesto hermanito, repítelo al menos cinco veces para ayudarte a desentrañar los síntomas que estás viendo y descubrir la razón detrás de ellos.

Pregúntate: «¿Y si…?» Prueba en tu mente diferentes escenarios y síguelos para ver a dónde te llevan.

Pregúntate: «¿Qué bien puede salir de esto?» No todo lo que pensamos es agradable. A veces los problemas a los que nos enfrentamos son feos e intratables. Aún así, al considerar tus próximos movimientos, por muy malas que sean las cosas, busca lo bueno que pueda venir de la experiencia. Muchas fundaciones, esfuerzos de investigación y causas positivas encontraron su génesis en algo malo que una mente creativa convirtió en positiva.

¿Qué es lo contrario? Darle la vuelta a un problema es otra forma popular de verlo. Un aeropuerto redujo drásticamente las quejas sobre la espera del equipaje, no mediante la aceleración de la llegada de las maletas al carrusel, sino haciendo que los pasajeros tardaran más en llegar.

¿Está mi ego en el camino? La relectura de «La Marcha de la Locura» de Margaret Tuchman recientemente acaba de resaltar esto aún más para mí. Cuando el ego se interpone en el camino puede cegarnos a la lógica, al buen sentido y al pensamiento abierto. Ya sea que estés trabajando en un asunto personal o tratando de resolver un problema, si tu sentido del honor o tu ego es un factor clave, existe el peligro de que no seas capaz de ver más allá de él para encontrar una solución positiva. Desconecta el ego y repiensa todo para ver qué cambia.

 

OTROS SITIOS DONDE EMPEZAR A PROFUNDIZAR

Voz pasiva. Recuerdo que mi profesor de inglés siempre decía: «Si oyes a alguien hablar con voz pasiva, está ocultando algo«. Cuando no está claro quién es el actor en una frase, puede haber una razón para ello. Frases como «Se cometieron errores» o «Se han tomado medidas» disfrazan la identidad de las personas implicadas y alejan al orador de la acción. Quizá valga la pena preguntarse por qué.

¿Puedes explicárselo a un niño? Explícaselo a un niño de seis años. A veces es difícil ver el bosque por los árboles. Nos distraemos con todas las minucias y perdemos la noción de lo que es importante. Trata de describir el problema en voz alta como si estuvieras hablando con un niño pequeño que realmente quisiera entenderlo. Los puntos en los que te quedas atascado pueden ser aquellos en los que te deberías concentrar.

En nombre de la tradición. Cuando escuchas la frase, «Así es como siempre lo hemos hecho«, las campanas de advertencia deben comenzar a sonar en tu cabeza. Tal vez tuvo sentido en ese momento, pero las condiciones cambian y sus razones ya no se aplican; profundiza y pregunta por qué.

La gente usa las estadísticas como un borracho usa una farola; más como apoyo que como iluminación. – Twain

Cuidado con el porcentaje. Los números y las estadísticas dan un tono de autoridad a cualquier discusión, pero presta atención. Los porcentajes pueden hacer que los números pequeños parezcan grandes y dar a los tamaños de muestra pequeños más poder del que quizás merecen.

Cuestiona el valor predeterminado. Internet Explorer probablemente ya estaba preinstalado en tu PC cuando lo sacaste de la caja. Era el predeterminado, y cumple con su trabajo. Pero eso no significa que sea el que tengas que usar. Hay mejores navegadores en el mercado. Del mismo modo, vuelve a buscar la configuración predeterminada a tu alrededor. Quizá haya algo mejor.

 

AGUDIZA TU PENSAMIENTO: LO QUE TE LLEVAS

Cuando se han establecido las condiciones adecuadas, se ha preparado la bomba de ideas y se han hecho buenas preguntas, se agudiza el pensamiento, y lo más probable es que la mente produzca pensamientos nuevos, creativos y útiles.

Cuanto más hagas esto mejor lo harás , y podrás generar más y mejores ideas.

«Si todos pensamos igual, nadie está pensando». – Benjamin Franklin

Pero aquí está el asunto: prepárate para un poco de incomodidad. Por definición, si estás pensando de forma independiente, las respuestas que obtengas no coincidirán necesariamente con lo que «todos los demás» están pensando.

Si resulta que algunos de tus pensamientos varían de los de la multitud, entonces bien. Podrías estar haciéndolo bien.

¡Guíanos!

 

AUTOR

Ken Downer es Eagle Scout y Veterano del Ejército de EEUU.  Tras retirarse se dedicó a enseñar a los Scouts sobre liderazgo y ayudarlos a aprender y crecer como líderes capaces y seguros de sí mismos. En un momento dado pensó que podía tener un mayor impacto y dejar una impresión más duradera si grababa lo que estaba enseñando para poder compartirlo. Eso llevó a algunos videos experimentales de YouTube y luego a montar un canal. La idea creció desde allí hasta convertirse en una página web, que publicó como RapidStart Leadership en septiembre de 2015.

IMAGEN: Dmitry Ratushny en Unsplash

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Desarrolla ahora habilidades para el 2030 con estas ideas

El comienzo de un nuevo año escolar es un buen momento para pensar en planes a largo plazo para el próximo año, pero también en los planes que necesitamos hacer para nuestros estudiantes en los años venideros. Cada día hay alertas de noticias sobre temas como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, la realidad aumentada y virtual, la ciudadanía digital y la alfabetización y su relación con la educación. Estas son las tendencias y los términos que ya forman parte de nuestro mundo y que se convertirán en una parte cada vez mayor de nuestro futuro.

 

Traducido y adaptado del original «Build Skills for 2030 Now With These Ideas» por Rachelle Dene Poth en el blog de Getting Smart

Nota del Avantideas: aunque este artículo está pensado dentro del entorno educativo, sus reflexiones son perfectamente extrapolables a las empresas y su forma de mantenerse al día a través de la formación y capacitación de sus profesionales.

 

Más allá de estas tendencias tecnológicas, estamos aprendiendo más sobre el aprendizaje socio-emocional (SEL, por sus siglas en inglés), la conciencia sobre la salud mental, la atención plena (=mindfulness) y la enseñanza relacionada con traumas. Estos son temas importantes y los educadores deben mantenerse informados sobre las mejores prácticas y formas de hacer que estos temas formen parte de nuestra práctica diaria.

Como educadores hoy en día, ya no se trata simplemente de planear la instrucción con nuestros estudiantes en mente. También tenemos que considerar cómo las tendencias tecnológicas cambiantes y los temas sociales importantes impactarán a nuestros estudiantes tanto ahora como después de la escuela secundaria. ¿Cuál es la mejor manera de prepararlos no sólo para que tengan éxito por sí mismos, sino también para que tengan un impacto en los demás? Así que la presión está en ello, para considerar realmente cómo podemos preparar mejor a los estudiantes no sólo para este año escolar, no sólo para la vida después de la graduación de la escuela secundaria, sino mucho más allá. Necesitamos preparar a nuestros estudiantes para el año 2030 y el futuro. ¿Pero cómo?

 

¿QUÉ HABILIDADES SE NECESITAN?

Un reciente informe de McKinsey muestra que casi el 40% de los puestos de trabajo que existen actualmente estarán obsoletos para 2030. Se automatizarán los puestos de trabajo de aproximadamente 15 millones de trabajadores de entre 18 y 34 años, lo que significa que estas personas tendrán que seguir adquiriendo nuevas competencias. Las investigaciones muestran que las habilidades más comunes que se necesitan son la colaboración, la resolución de problemas, el pensamiento crítico, la codificación y la informática, muchas de las cuales eran las habilidades comunes que se necesitaban hace cinco y diez años.

También estamos observando cambios en «quién» está haciendo el trabajo. Se predijo que para el año 2025, se espera un cambio al 48% humano, 52% máquina o algoritmo que formará parte de nuestra fuerza laboral. Con el fin de mantener la relevancia y mantenernos al día con el cambiante panorama laboral y las habilidades requeridas, se estima que hasta el año 2022, necesitaremos 101 días extra de formación.

Aunque las tecnologías seguirán evolucionando, es posible que algunas habilidades no cambien tanto. Las habilidades «humanas» (=soft skills), como la creatividad, la originalidad y la iniciativa, el pensamiento crítico, la persuasión y la negociación, conservarán o aumentarán su valor, al igual que la atención a los detalles, la resistencia, la flexibilidad y la resolución de problemas complejos. También se mencionaron la inteligencia emocional, el liderazgo y la influencia social, que se pueden desarrollar a través de las oportunidades adecuadas para desarrollar habilidades de SEL. Los estudiantes necesitarán estas habilidades sociales tanto o más que las habilidades técnicas para tener éxito en el futuro.

«La comunicación, la capacidad de trabajar como parte de un equipo para superar las dificultades, escuchar atentamente y sentir empatía por los demás«, son características que este artículo de Central College Network identifica como tan importantes como las habilidades difíciles. Esto significa que como educadores debemos crear oportunidades de aprendizaje verdaderamente diferentes y encontrar experiencias únicas para nuestros estudiantes que nos proporcionen todo esto y más. Más allá de simplemente poseer habilidades como la colaboración, nuestros estudiantes necesitan saber cómo colaborar desde cualquier lugar del mundo.

 

ORGANIZACIONES Y EXPERIENCIAS QUE PUEDEN AYUDAR A MARCAR LA DIFERENCIA

Si sigues varias series de blogs de Getting Smart, hay muchos recursos disponibles para que los educadores exploren las mejores prácticas y las maneras de preparar a los estudiantes para el futuro. En particular, refiriéndonos a la serie de artículos sobre el  futuro del trabajo y al tema del futuro del aprendizaje, podemos aprender más sobre el espíritu emprendedor, la Generación DIY, la economía «Gig» y la preparación de los estudiantes para el futuro.

Apoyamos mejor a los estudiantes manteniéndonos informados de las diferentes redes de aprendizaje, organizaciones y oportunidades disponibles, que proporcionan recursos para estos temas y tendencias emergentes.

Aquí hay algunas maneras de aprender más y de empezar a hacer conexiones con el aprendizaje del mundo real para estudiantes y educadores.

 

ORGANIZACIONES CON ALCANCE GLOBAL

1. Remake Learning, una red con sede en Pittsburgh formada en 2007, está teniendo un impacto en los educadores y estudiantes de todo el mundo. Remake Learning ofrece oportunidades de aprendizaje profesional y en red para educadores y ofrece eventos durante todo el año.

2. Future Ready, una red que se empezó a través de una iniciativa en 2014, proporciona apoyo y recursos a educadores y distritos que desean lograr transformaciones en el aprendizaje de los estudiantes. El marco de trabajo Future Ready proporciona siete categorías clave para una transformación digital de éxito centrada en los estudiantes.

3. La Fundación StartEdUp, formada por Don Wettrick (@DonWettrick), es una organización centrada en la innovación y el fomento de una mentalidad emprendedora. A través de StartEdUp, Don quiere crear una «nueva normalidad» para los estudiantes. Escuche el podcast de Don con Tom Vander Ark sobre la enseñanza del espíritu empresarial y sus beneficios para los estudiantes.

 

APRENDIZAJE EXPERIENCIAL Y DIFERENTES EXPERIENCIAS DE APRENDIZAJE

1. Career Technical Education (CTE) ofrece a los estudiantes la oportunidad de desarrollar habilidades académicas y técnicas al explorar las opciones de carrera mientras están en la escuela secundaria. Los estudiantes construyen conocimiento y desarrollan habilidades aplicables a muchos tipos diferentes de trabajo.

2. El aprendizaje basado en proyectos (PBL) es una manera de promover el aprendizaje personalizado y ayudar a los estudiantes a desarrollar muchas de las habilidades necesarias para el trabajo futuro. A través de PBL, los estudiantes pueden explorar áreas de interés y participar en experiencias de aprendizaje significativas del mundo real.

3. Teach SDGs promueve la comprensión global al proporcionar recursos para educadores y estudiantes sobre temas que se enfrentan en todo el mundo. Las Naciones Unidas identificaron 17 áreas relacionadas con la sostenibilidad y la búsqueda de soluciones a estos problemas para 2030. Los estudiantes pueden explorar los problemas globales y centrarse en encontrar soluciones a escala local.

 

PROGRAMAS

1. One Stone es una organización sin ánimo de lucro dirigida por estudiantes que empodera a los estudiantes a través del aprendizaje experimental, el espíritu emprendedor y el objetivo de reinventar la experiencia de aprendizaje. Más de dos tercios de la junta directiva de One Stone son estudiantes.

2. NExT: Network for Experiential Teaching and Learning es una plataforma para conectar a los estudiantes de los grados K a 12 con oportunidades de aprendizaje experimental. NExT apoya a los educadores al conectarse con la educación superior y los socios de la comunidad, proporcionando desarrollo profesional y otros recursos para los educadores y sus aulas.

3. New Tech Network (NTN) es un socio de diseño escolar que ayuda a las escuelas y distritos a crear experiencias de aprendizaje más innovadoras para los estudiantes. NTN centra sus esfuerzos en cuatro principios de diseño y dos resultados: agencia y colaboración, y diseñó rúbricas para evaluar estos resultados.

Podemos prepararnos mejor explorando opciones como estas para conectar a nuestros estudiantes con el aprendizaje del mundo real dentro de su escuela, comunidad y globalmente. Debemos empezar por asegurarnos de que todos los estudiantes tengan las mismas oportunidades de explorar y descubrir sus pasiones. Al apoyar a nuestros estudiantes en el establecimiento de metas de aprendizaje, al participar en experiencias de aprendizaje y autoevaluaciones más autodirigidas, les proporcionaremos una base sólida y un conjunto diverso de habilidades que necesitarán para tener éxito en el futuro, mucho más allá de 2030.

 

AUTORA
Rachelle Dene Poth es Profesora de Idiomas Extranjeros y de STEAM en Riverview Junior/Senior High en Oakmont, PA. Síguela en Twitter en @rdene915

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

¿Cuál es tu motivo para escuchar?

El gerente pregunta: «¿Crees que estos documentos llegarán a la sucursal el viernes si están en el correo de esta noche?» A lo que el colaborador respondió: «Sí, podría ser». Así que el gerente dice: «¡Excelente!» y se va, asumiendo que ambas partes acordaron que los documentos se completarían y enviarían esa misma noche. Sin embargo, el colaborador pensó que el gerente sólo estaba preguntando sobre el tiempo de entrega para el envío, y no que los documentos tuvieran que mandarse por mensajero esa noche.

 

Traducido y adaptado del original «What’s Your Motive for Listening?«, de Chong Sook Leng en el blog de Leadernonomics. Leaderonomics es una empresa social malaya dedicada a transformar las naciones en desarrollo a través del desarrollo del liderazgo.

 

Si los documentos no se reciben a tiempo, ¿quién se responsabilizará de la falta de comunicación?

Todos estamos demasiado familiarizados con el término «falta de comunicación», que a menudo se utiliza como justificación cuando hay un malentendido o confusión que provoca desarmonía, amargura y conflicto.

 

¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN?

La comunicación es simplemente el acto de transferir información de un lugar, persona o grupo a otro. Cuando se trata de comunicación, el énfasis se pone generalmente en la persona que transmite el mensaje – debemos entender a nuestra audiencia, articular bien nuestros pensamientos, usar historias para hacer que el mensaje cale, hacernos más identificables empatizando con el oyente…. la lista sigue.

Sin embargo, cada parte de la comunicación involucra a un remitente, un mensaje y un destinatario, y aprender a escuchar bien es tan importante para una comunicación efectiva como saber hablar bien.

Como parte del proceso de comunicación, el receptor (el oyente) presta atención al mensaje que transmite el orador y responde ya sea con palabras o con sus acciones. Las personas escuchan a través de los filtros que establecen, los cuales son impulsados por motivos e intenciones individuales. Dependiendo del objetivo de la conversación y de los resultados requeridos, se detectan las palabras clave para ayudar a formar su siguiente respuesta.

Mientras que formar una impresión puede llevar sólo una décima de segundo, los primeros intercambios de palabras a menudo la sellan. Las personas muy diferentes que se conocen por primera vez tienden a ser más cautelosas entre sí, y los niveles de confianza en tales situaciones a menudo pueden ser bajos.

La forma en que escuchamos -o mejor dicho, nuestros motivos para escuchar- afecta el tipo de conversaciones que tendremos con los demás. Para animar conversaciones edificantes y empoderantes, primero debemos determinar nuestro motivo para escuchar.

Según Judith Glaser, autora de «Inteligencia Conversacional: Cómo los Grandes Líderes Construyen Confianza y Consiguen Resultados Extraordinarios«, hay tres amplios niveles de escucha:

  • Escuchar para confirmar – donde la confianza está en su punto más bajo
  • Escuchar para considerar – donde la confianza es condicional
  • Escuchar para conectar y co-crear – donde el nivel de confianza está en su nivel más alto

 

ESCUCHAR PARA CONFIRMAR

En este nivel, la gente está intercambiando información, hechos y actualizaciones. La información dada y solicitada por un individuo proporciona claridad y alineamiento. Se valida lo que se dice y se evalúa el impacto de la información que se facilita.

Aquí no hay mucha confianza y las conversaciones a este nivel no pretenden crear ninguna relación duradera a largo plazo. La conversación es transaccional; es una situación de «preguntar y decir» y la intención de escuchar es confirmar – se hace para comprender mejor e informarme de lo que ya sé. Deberíamos pasar de este intercambio de información o de cumplidos a la siguiente fase.

 

ESCUCHAR PARA TOMAR EN CONSIDERACIÓN

En este nivel, los mensajes se elaboran con el propósito de abogar por una opción y defenderla. La conversación es posicional ya que ambas personas están en lados diferentes y hay incertidumbre al confiar en otros por miedo a que se aprovechen de nosotros.

Hay intentos de ser un buen oyente y aún así ser precavido con el interlocutor. Hay intercambios en el equilibrio de poder a lo largo de la conversación, mientras se trabaja en las oportunidades de lograr soluciones que beneficien a todos. El individuo puede cambiar a un modo más defensivo cuando se le critica.

Con demasiada frecuencia, hacemos preguntas para guiar a las personas hacia donde queremos que vayan. A esto se le conoce como hacer preguntas dirigidas, y a menudo activa la desconfianza, ya que hace que el receptor esté en guardia. La escucha se hace con la intención de aceptar o rechazar la opinión de los demás, ya que el nivel de confianza es condicional.

Pasar demasiado tiempo en esta etapa podría conducir a un impasse, o en el peor de los casos, convertirse en una situación de conflicto.

 

ESCUCHAR PARA CONECTAR Y CO-CREAR

Las conversaciones que no son críticas y están abiertas a explorar territorios inexplorados son más adecuadas para fomentar interacciones más atractivas. La gente tiende a inspirarse más para descubrir nuevas ideas, correr riesgos y aprender.

Mientras que las conversaciones deprimentes hacen que la gente cambie a un modo defensivo y se apague, las conversaciones edificantes fomentan altos niveles de confianza y colaboración entre personas que son diferentes entre sí, lo que les permite establecer relaciones.

Las conversaciones que operan en este nivel son transformadoras. Se escucha con la intención de conectar y co-crear para el éxito mutuo.

 

BENEFICIOS DE LAS CONVERSACIONES TRANSFORMACIONALES

El tercer nivel de escucha, escuchar para conectar y co-crear, es esencial para construir altos niveles de confianza entre dos personas, lo cual es la base para conversaciones transformadoras que empoderan a ambas partes involucradas.

En los esfuerzos de gestión del cambio en las organizaciones, a menos que exista un compromiso, participación y compromiso por parte de los empleados, es poco probable que el esfuerzo de cambio tenga éxito. Debemos ser abiertos y honestos con aquellos a quienes dirigimos y centrar nuestra atención en el individuo, a fin de tener conversaciones auténticas que aumenten los niveles de compromiso.

Para ganar la lealtad de los clientes, tenemos que llegar a ellos con una mente abierta y estar dispuestos a aceptar sus sinceros comentarios  sobre nuestros productos y servicios.

Al escuchar con la intención de co-crear, haremos preguntas para las que no tenemos respuestas.

Escuchamos lo que es importante para ellos, buscamos sus opiniones y exploramos su «mundo» en busca de una decisión que sea mutuamente beneficiosa.

Cuando escuchamos con la intención de conectarnos, partimos de una mentalidad neutral, que nos permite escuchar realmente lo que otros dicen sin tener que pasar por filtros basados en nuestras propias agendas transaccionales y posicionales. Esto nos permite descubrir nuevos puntos de vista en el proceso de conectar y sintetizar ideas – una situación en la que todos salimos ganando.

En la escucha hay un gran poder. Muchos son expertos en hablar (mientras todos escuchan), expertos en analizar detalladamente, muy rápidos en los comentarios y siempre dispuestos a juzgar si es’correcto’ o’incorrecto’. Muy pocos son hábiles en escuchar, primero, con los oídos y, luego, con el corazón. Los que lo hacen, tienen un poder verdadero, sostenible y grande.Ufuoma Apoki

 

 

AUTORA

Chong Sook Leng es la jefa de recursos humanos de Tokio Marine Insurans (M) Bhd. Trabaja con los líderes para lograr los objetivos de la organización a través del desarrollo del liderazgo, la alineación de la cultura y el compromiso de los empleados. Para contactar con ella, envía un correo electrónico a editor@leaderonomics.com

IMAGEN: la del artículo original

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

3 preguntas para ayudarle a decidir si invertir en un software de gestión de la innovación

Independientemente del sector, si ha trabajado en una gran organización en los últimos años, y especialmente si está involucrado en la gestión de la innovación, es probable que haya escuchado o incluso utilizado alguna forma de caja de innovación ingeniosa o software de gestión de la innovación empresarial.

 

Traducido y adaptado del original «3 questions to help you decide if you should invest in an innovation management software«, por Diana Neves de Carvalho, CEO de Exago, en su blog.

 

La realidad es que, a medida que las necesidades de las empresas crecen continuamente para responder a la transformación digital, el software de gestión de la innovación se ha convertido en una poderosa herramienta para gestionar la innovación colaborativa y generar estratégicamente nuevas ideas con valor empresarial. Han evolucionado más allá de impulsar la ideación y los procesos de innovación interna para explorar todo el potencial del ecosistema de innovación de una organización.

En los sectores más variados, las empresas innovadoras con la transformación digital en mente están utilizando estas herramientas para racionalizar y centralizar eficazmente las iniciativas de innovación, alineándolas con las crecientes demandas de la transformación digital. Siguiendo esta tendencia, el software de gestión de la innovación se ha vuelto muy complejo y adaptable, lo que dificulta aún más la tarea de elegir el producto que mejor se adapte a las necesidades de su organización.

Pero si usted está involucrado en la gestión de la innovación de su organización y se le ha asignado la tarea de tomar esta decisión, la primera pregunta que debe hacerse es:

¿Realmente necesitamos una herramienta para gestionar la innovación?

Por ejemplo, ¿es la opción lógica para su organización en este momento? ¿O hay otras opciones que debería explorar antes de comprometerse con un software de gestión de la innovación?

Las siguientes 3 preguntas le ayudarán a dar un paso atrás y a tomar una decisión sobre el futuro de su estrategia de innovación, antes de dar el salto. Se refieren a tres dimensiones clave de cualquier programa de gestión de la innovación:

Primera dimensión: EVALUACIÓN DE NECESIDADES
1. ¿Su empresa realmente necesita un software de gestión de la innovación?

Tal vez esta sea la pregunta más obvia de todas, pero para responderla, es necesario que primero la entiendas:

La realidad de la innovación y el estado actual de su empresa. Existen varios tipos de innovación, cada uno de los cuales ofrece sus propias ventajas y potencialidades, pero también se complementan entre sí, según el caso:

Naturaleza
Para algunas empresas, la innovación disruptiva puede ser el enfoque más poderoso para el crecimiento impulsado por la innovación, ya que crea nuevos mercados y redes de valor, lo que a la larga perturba los mercados y las redes de valor existentes. De hecho, ofrece varios beneficios, como permitir una expansión de mercado potencialmente rápida y ayudar a su empresa a liderar el cambio en lugar de temerlo. Sin embargo, no todas las innovaciones radicales son disruptivas. La mayoría, de hecho, no lo son, pero representan un gran avance tecnológico. Además, la innovación incremental se basa en una serie de pequeñas mejoras o actualizaciones continuas, en lugar de cambios drásticos. No sólo es típicamente más asequible, sino que también hace que las ideas sean más fáciles de vender.

Método utilizado
Además de los laboratorios de innovación dedicados, existen varios métodos utilizados para ayudar a impulsar la transformación que no involucran herramientas de gestión de la innovación, tales como:

  • El Design Thinking es un enfoque de la innovación centrado en el ser humano y basado en la comprensión de las necesidades insatisfechas de las personas y en la búsqueda de soluciones prácticas para el consumidor, combinando inspiración, ideación e implementación;
  • El Lean Startup se basa en un proceso de diseño iterativo que utiliza ciclos de diseño cortos para probar rápidamente productos o servicios, aprender y luego iterar para asegurar que el producto sea óptimo para el mercado;
  • El Lienzo del Modelo de Negocio es un gráfico visual basado en una hoja A4 para desarrollar nuevos modelos de negocio o documentar los existentes. El método estratégico de la gerencia incluye elementos tales como proposición de valor, clientes y finanzas.

Enfoque
La innovación también puede significar varias cosas y puede verse en varios frentes que, cuando se enfocan individualmente, pueden ser más eficaces. Entre ellas se incluyen:

por qué invertir en un programa de gestión de la innovación en la empresa

 

  • Innovación de productos – además de inventar nuevos productos, la innovación de productos también implica mejorar el diseño y la función de los productos existentes, y el uso de nuevas tecnologías y procesos de fabricación.
  • Innovación de Procesos – este tipo de innovación permite a las empresas añadir valor para los clientes sin tener que cambiar radicalmente el enfoque de la empresa. Las nuevas soluciones o la mejora de los productos existentes pueden ayudar a impulsar el crecimiento y la rentabilidad.
  • Innovación en el mercado: para satisfacer las preferencias de compra de los clientes en diversos mercados, la innovación en el mercado implica la implementación de un nuevo método de comercialización. Esto implica cambios significativos en el diseño del producto, la colocación del producto, la promoción del producto o la fijación de precios.
  • Innovación organizativa: al implementar un nuevo método organizativo en la realización de las prácticas empresariales, las empresas pueden ver mejorada la dinámica del lugar de trabajo y una mano de obra más comprometida, y crear un caldo de cultivo para el pensamiento creativo e innovador arraigado en la cultura de la empresa.

Cuestionar la naturaleza, el método y el enfoque de sus iniciativas de innovación actuales le ayudará a despejar su mente, aclarar lo que se necesita y establecer un camino para hacer que evolucione.

Esto nos lleva a: ¿Quién lo necesita realmente? Decidir para quién será útil esta herramienta le ayudará a mapear las expectativas y los resultados deseados de los actores clave en el proceso. Sólo así es posible ver si un software de innovación puede satisfacer sus necesidades.

También debe entender si tiene el patrocinio adecuado en el nivel C o en el nivel de la junta directiva y, de no ser así, si puede obtenerlo. La innovación debe considerarse un activo para la empresa en su conjunto. Por lo general, la cultura de la innovación se extiende desde arriba, y los actores estratégicos y de nivel C comparten la misma visión y los mismos objetivos de innovación. Enmarcar la innovación en torno a las preocupaciones clave de sus líderes – y presentar sus resultados potenciales a todos los niveles – les ayudará a adoptar su programa de innovación. Cada iniciativa debería tener también embajadores que ayuden a dirigir el programa en los diferentes departamentos clave y a conseguir que la gente trabaje en colaboración. Consiga que los responsables de ventas, marketing, operaciones y recursos humanos participen escuchando sus retos más importantes y demostrando cómo la innovación puede mejorar su trabajo.

Sobre todo, la inversión en innovación no es algo que se hace una sola vez y suele implicar inversiones en diferentes frentes, movilizando a diferentes actores. Debe ser continuo, duradero y ser capaz de crear una cultura de innovación que implique con éxito a toda la plantilla. En este caso, optar por una herramienta de innovación que centralice los esfuerzos y permita a todo el mundo participar en su programa de innovación tendría mucho sentido para su empresa.

 

Segunda dimensión: ESTABLECER METAS
2. ¿Cuál es el objetivo principal de su programa de gestión de la innovación?

Esta segunda pregunta requiere que reflexione sobre lo que desea lograr con su programa de innovación. Un software de gestión de la innovación puede ser útil si desea invertir en innovación colaborativa de forma continua, permitiendo a su organización recopilar, evaluar y desarrollar ideas que creen valor para la empresa. Vale la pena recordar que la gestión de la innovación no se trata sólo de mejorar los procesos, los productos o incluso la evolución de la organización. Se trata de encontrar soluciones de negocio, identificar mercados o modelos de negocio y mejorar la experiencia del cliente, a la vez que se lideran las tendencias y se anticipan los riesgos.

La herramienta también le permitirá crear un alineamiento estratégico, centralizando y agilizando el proceso de innovación, ofreciendo resultados tangibles en el proceso.

Desde un punto de vista más humano, los resultados de un software de gestión de la innovación son muy relevantes para la plantilla de la empresa. Cuando la innovación es impulsada por los empleados, conduce a un mayor compromiso y, por lo tanto, a un mayor rendimiento general de sus esfuerzos de innovación.

Su personal es el activo más fuerte de su organización, y su participación a través del intercambio de ideas, la mejora de las ideas de los demás – y la recompensa por ello – es una de las mejores maneras de garantizar el compromiso continuo de los empleados..

Al recurrir a la sabiduría del conjunto para que el todo sea más grande que la suma de sus partes, se crea una cultura de innovación colaborativa de abajo hacia arriba. Si bien los resultados pueden manifestarse tanto en cambios cotidianos como en cambios más transformadores, las percepciones y el conocimiento compartido de los empleados pueden ayudar a resolver desafíos empresariales específicos dentro de su organización.

Un software de gestión de la innovación no sólo le permite obtener valiosa información desde dentro de su organización, sino que también le permite obtener información de fuentes externas.

Un enfoque abierto de la innovación le permite ampliar su comunidad de innovación, aumentar su alcance y establecer conexiones fuera de la empresa, así como reclutar nuevos talentos en beneficio de su organización.

Si cree que nada de lo anterior es cierto para su organización y la realidad de su programa de innovación, existen otras herramientas, métodos y procesos que podrían ser más adecuados para responder a sus objetivos actuales.

Además, dependiendo del tipo de conocimiento específico que busca y de la audiencia que quiere cubrir (más o menos personas), debería invertir en diferentes aspectos:

razones para invertir en un programa de innovación en la empresa

  • Para una experiencia más específica, los laboratorios de innovación o las relaciones con las academias de innovación serían una opción adecuada, por ejemplo, con acceso a una investigación más técnica y a conocimientos específicos;
  • Para obtener información experta de una comunidad más amplia, que se basa en la experiencia y los conocimientos colectivos de su fuerza de trabajo y más allá -desde ideadores, comentaristas y triunfadores hasta la obtención de información más crítica-, un software de innovación podría ser una buena opción, permitiendo que las empresas evalúen e implementen ideas prácticas recopiladas de empleados, clientes y socios por igual.
  • Con un software de innovación también puede dirigirse a audiencias para desafíos más complejos, o permitir la exploración dirigida por expertos o el intercambio de inspiración pura, pero su verdadero potencial radica en la capacidad de alcanzar y movilizar a toda su comunidad.

En este aspecto, es importante evaluar qué tan grande se espera que sea el grupo y dónde se ubicará físicamente. Si el colectivo es mayor, un software de innovación tendría sentido – por su naturaleza, los mercados predictivos, los mecanismos de multitud y la gamificación logran mejores resultados con más participantes. Esto no quiere decir que no puedan utilizarse con grupos más pequeños, pero en este caso, una opción más simplificada sería más adecuada. Además, si tiene un grupo más pequeño en una misma ubicación, los métodos complementarios como las sesiones de tormentas de ideas, los hackatones periódicos y las sesiones de generación de ideas pueden ofrecer un buen comienzo para movilizar a su equipo en torno a la innovación.

La ubicación es otra cosa a tener en cuenta: el software de gestión de la innovación se puede utilizar en cualquier parte del mundo, lo que abre la puerta a la colaboración entre diferentes departamentos y ubicaciones, tanto dentro de la organización como fuera de ella.

De esta manera, no sólo puede involucrar a su comunidad y beneficiarse de la riqueza de conocimientos de su gente que de otro modo no se aprovecharía (al mismo tiempo que ayuda a desarrollar y detectar talento dentro de su fuerza de trabajo actual), sino que también le permite utilizar su red en su totalidad.

 

Tercera dimensión: EXPERIENCIA EN LA INNOVACIÓN
3. Por último, ¿tiene usted y su equipo experiencia previa en gestión de la innovación?

La tercera y última pregunta se refiere al tema de la experiencia y la preparación. Si no tiene experiencia previa, no significa que sea demasiado tarde para empezar. Si, después de las dos preguntas anteriores, usted siente que este tipo de herramienta es relevante para su organización, ya que da sus primeros pasos en la construcción de un programa de innovación sólido, debería considerar una versión más simplificada que tenga la capacidad de evolucionar a medida que sus necesidades y requerimientos crezcan.

niveles de experiencia en la innovación en la empresa

Si usted o los miembros de su equipo han utilizado otras herramientas como intranets, bandejas de entrada de correo electrónico y hojas de cálculo complejas, comprenderá el mayor reto de la mayoría de las iniciativas de innovación: las tareas de gestión, a veces complejas y que a menudo requieren mucho tiempo. Aquí es donde un software de innovación le ayudará más, liberando su tiempo y encontrando una forma altamente eficiente de recopilar y evaluar esas ideas, al mismo tiempo que mantiene a la gente viniendo y participando activamente. Aunque un software de innovación puede ser una opción para obtener un compromiso adicional o desarrollar un proceso más eficiente, siempre vale la pena estudiar cuidadosamente las características de colaboración de cada herramienta.

Si, por otro lado, su organización tiene altos niveles de madurez en innovación y ha utilizado herramientas en línea anteriormente, es posible que esté buscando refinar el proceso. Para ello, primero analice lo que ha ido bien y lo que podría mejorarse, y comprenda las expectativas de su programa de innovación. Además, si ya ha cultivado un programa de innovación, vale la pena entender con los posibles proveedores de software cómo puede integrar todos los datos y conocimientos adquiridos anteriormente para avanzar en este nuevo capítulo.

Independientemente de lo que decida, la elección de un buen software de gestión de la innovación va más allá de la tecnología – teniendo en cuenta sus necesidades específicas y la realidad de su empresa, debe elegir un proveedor que pueda garantizar un paquete de servicios adecuado que garantice el éxito de su iniciativa de forma generalizada y continua.

 

AUTORA

Diana Neves de Carvalho es CEO de Exago, empresa que se dedica a ayudar a las empresas de todo el mundo a acelerar sus resultados de innovación utilizando tecnología de crowdsourcing inteligente.

IMAGEN: ar130405 en Pixabay

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Cómo decir que no: la guía definitiva

Me parece un desafío decir que no a la gente y, a menudo, termino con demasiados compromisos para poder sentirme cómoda. Sin embargo, si digo que no, me preocupa que se sientan infelices u ofendidos. ¿Por qué me siento así? ¿Cómo puedo aprender a decir que no y no terminar sintiéndome mal por ello o no ofendiendo a la otra persona?Ruth

 

Traducido y adaptado del original «How to Say No: The Definitive Guide«, de Celestine Chua en el blog de Personal Excellence

 

¿Odias decir que no? ¿Siempre estás diciendo que sí a los demás a expensas de ti misma?

Lo admito, antes me costaba mucho decir que no. Cada vez que alguien se me acercaba por algo, ya fuera para aprovechar mis conocimientos o para ayudarles en un proyecto personal, yo decía que sí. Parte de ello fue porque no quería dejar a los demás en la estacada. Parte de ello fue porque no quería decepcionar a la gente. Otra parte fue porque tenía miedo de que la otra persona fuera infeliz si le decía que no.

Con el tiempo, sin embargo, me di cuenta de que decir que sí venía con sus consecuencias. Debido a que seguía diciendo que sí a todo el mundo, tendría poco tiempo para las cosas de mi agenda. Mis días estaban llenos de cosas que otros querían de mí, con poco o ningún tiempo para las mías. Habitualmente sacrificaba mi sueño para poder estar ahí para todos, y no pasó mucho tiempo antes de que me quemara.

 

Por qué es importante decir que no (y por qué nos resulta tan difícil hacerlo)

En un mundo ideal, claro que queremos decir que sí a todos. Pero como puedes ver en mi caso, decir «sí» a todo el mundo no es el camino a seguir. Necesitas decir que no para:

  •  Establecer límites. Cuando no trazas una línea entre tus necesidades y las necesidades de los demás, la gente asumirá que lo normal es que digas que sí. Cuando dices que no, empiezas a poner límites y a proteger tu espacio personal.
  • Tener tiempo para tus metas del Cuadrante 2 («lo primero va lo primero, hábito nº 3 de «Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen Covey, N. del T.). Las metas del Cuadrante 2 son las metas más importantes de tu vida, tales como encontrar tu pasión, comenzar tu negocio y desarrollar tus relaciones con tus seres queridos. Decir que no se trata de proteger tus metas del segundo trimestre y de asegurarse de que tiene tiempo para estas metas.
  • Cuidar de ti misma. A menudo estamos tan ocupados diciendo sí a los demás que nos olvidamos de decirnos sí a nosotros mismos. ¿Cuándo fue la última vez que te preocupaste por ti mismo? ¿Te estás descuidando a ti mismo porque estás gastando todo tu tiempo en los demás? Decir que no se trata de cuidar de tí mismo y de uu salud.

Sin embargo, para muchos de nosotros, nos resulta difícil decir que no. Esto puede deberse a un….

  • Miedo de hacer infelices a los demás.
  • Miedo al conflicto.
  • Miedo de ser visto como difícil.
  • Miedo a decepcionar a los demás.
  • Miedo a dañar la relación.

Cada miedo nos lleva a decir sí cuando realmente queremos decir no, porque no queremos perder la relación o ser vistos como una persona mala y malvada.

Aunque puedo sentir empatía, y estas fueron de hecho las mismas razones que me mantuvieron diciendo que sí en el pasado, tienes que preguntarte a ti mismo: ¿Qué valoras más, tu tiempo y tu bienestar, o hacer felices a los demás? Porque decir no se trata de valorar tu tiempo y a tí misma. Mientras que puedes pasar todo tu tiempo haciendo felices a los demás, en última instancia, esto te llevará al agotamiento. No es posible hacer feliz a todo el mundo. Tampoco debería ser tu responsabilidad hacerlo.

Personalmente, pasé años diciendo que sí para evitar el conflicto. Pero al final estaba creando el mayor conflicto, dentro de mí misma. Como dije un «sí» tras otro, me di cuenta de que las peticiones de los demás nunca terminarían. A menos que trace una línea y diga que no, siempre estaré diciendo sí a los demás y no a mí misma. Y yo no quería eso.

Respecto de ti, si valoras tu tiempo y tu felicidad, tienes que empezar a decir que no. Ten claro que decir «no» es normal y de hecho necesario – la gente rechaza a los demás todos los días y no hay nada negativo en ello. Sólo honrando tus necesidades puedes cuidarte a ti mismo y servir al mundo.

 

CÓMO DECIR «NO»

Cuando se trata de decir no, uno quiere lograr dos objetivos: decir no con eficacia y decir no con tacto. Aquí están mis 7 consejos para decir que no.

1. Sé directo (usa la regla de las dos frases)

Es más fácil decir «no» de inmediato que posponerlo (asumiendo que ya sabes que quieres decir que no). Cuanto más te demores, más complicado se vuelve, porque ahora tienes la presión añadida de explicar por qué tardaste tanto en responder. Sólo sé directo y ve al grano.

Como regla general, si te resulta difícil rechazar a alguien, empieza con un «Lo siento, no puedo». Luego, da tu razón en una frase. Limitar tu rechazo a sólo dos frases hace que el rechazo sea mentalmente más fácil, porque a menudo pensamos que necesitamos dar una explicación larga sobre por qué no podemos hacer algo cuando no es necesario en absoluto. Incluso si terminas contestando en 3-4 frases o más, la regla de las 2 frases te ayuda a empezar.

Por ejemplo

«Lo siento, no puedo ir a esta cita».
«Voy a pasar esta vez, lo siento.»
«Esto no satisface mis necesidades en este momento. ¡Gracias por tenerme en mente!»
«Estoy liado con algo y no seré capaz de hacer esto.»

 

2. Sé sincero

A menudo tenemos miedo de que si decimos «no», quemaremos puentes. Así que tarareamos y fingimos estar bien y decimos que sí. O nos damos por vencidos y decimos que sí después de que la persona insista.

Esta es la cuestión – creo que la gente entenderá y aceptará tu no cuando seas sincero en tu rechazo. Sin juegos, sin trucos. Por ejemplo, «No podré reunirme durante este período porque estoy ocupado con …», o «Esto no es lo que busco, lo siento». Las personas que se preocupan lo suficiente por los demás lo entenderán, mientras que los que se ofenden para empezar tienen probablemente expectativas poco saludables para ti.

Ten en cuenta que este consejo sólo funciona para las personas que respetan tu espacio personal. Si estás tratando con gente persistente que no respeta tu espacio, entonces es mejor decir que no sin dar demasiada información.

 

3. Concéntrate en la petición, no en la persona

Una de las razones por las que luché para decir que no en el pasado fue porque no quería rechazar a la persona. Mi madre no estaba presente para mí cuando era niña (en el sentido de que ella estaba emocionalmente vacía como persona), y eso me hizo querer estarlo para los demás. Sin embargo, como ya he dicho antes, decir que sí a todo el mundo hizo que me quemara. Era totalmente desdichada.

Al aprender a decir que no, aprendí a concentrarme en la petición y no en la persona. Esto significa que en lugar de sentirme obligada a decir que sí porque tenía miedo de defraudar a la persona, aprendí a mirar la petición y evaluar si encaja con mis planes. ¿Es algo que puedo hacer de forma realista? ¿Es algo que puedo permitirme hacer ahora mismo? A la luz de todas las cosas por hacer que hay en mi lista, ¿puedo hacer esto sin comprometer mis otras cosas pendientes?

Si la respuesta es «no», entonces lo rechazaré. No se trata de la persona. No es nada personal. Se trata simplemente de la solicitud en sí, y la solicitud simplemente no es algo que pueda cumplir en este momento. Cuando revisas las peticiones tal como son, rechaza de una forma objetiva aquellas que no son compatibles contigo, en lugar de sentirte mal por decir que no cuando es simplemente un paso necesario en tu comunicación con esa persona.

 

4. Sé positivo

Se nos ha enseñado a asociar el no con la negatividad, y que decir no conducirá al conflicto. Pero es posible decir «no» y mantener una relación armoniosa. Se trata de cómo lo haces.

Para empezar, deja de asociar «no» con negatividad. Date cuenta de que es parte de la comunicación humana. Cuando veas el «no» como algo malo (cuando no lo es), esta energía negativa se expresará inadvertidamente en tu respuesta (cuando no tiene por qué serlo). No hay necesidad de sentirse mal, sentirse culpable o preocuparse por los sentimientos de la otra persona (excesivamente). Esto no significa que debas tener falta de tacto en tu respuesta, sino que no debes obsesionarte con cómo se sentirán los demás.

Luego, cuando digas «no», explica tu postura con calma. Hazle saber a la persona que aprecias su invitación/petición pero que no puedes aceptarla debido a [X]. Tal vez tengas prioridades contradictorias, o que tienes otra cosa de la que ocuparte, o simplemente no tienes tiempo. Te encantaría ayudar o involucrarte si es posible, pero no es algo que puedas permitirte hacer ahora.

Aunque estés rechazando la petición de la persona, mantén las opciones abiertas para el futuro. Hazle saber que siempre puedes encontrarte en el camino para reuniros, colaborar, discutir posibilidades, etc.

 

5. Dar una alternativa (opcional)

Esto es opcional, pero si conoces alguna alternativa, compártela. Por ejemplo, si conoces a alguien que pueda ayudar, entonces comparte el contacto (con el permiso de la persona, por supuesto). Esto sólo debería hacerse si conoces una alternativa, no para compensar el hecho de no decir que sí.

 

6. No te hagas responsable de los sentimientos de los demás.

Parte de la razón por la que me resistí a decir que no en el pasado fue porque no quería hacer sentir mal a los demás. Me sentía responsable de cómo se sentirían los demás, y no quería que los demás fueran infelices.

El resultado fue que hice todo lo posible para hacer felices a los demás. Pasé incontables noches poniéndome al día con el trabajo mientras anteponía las necesidades de los demás a las mías y sólo tenía tiempo para mis propias cosas por la noche. Esto fue terrible para mi salud y mi bienestar.

En algún momento, necesitamos trazar una línea entre ayudar a los demás y ayudarnos a nosotros mismos. Para ayudar a los demás, necesitamos dar prioridad a nuestra propia salud y felicidad. No te hagas responsable de los sentimientos de los demás, especialmente si van a responder negativamente a tus «no». Si la persona acepta tu «no», genial; si no, pues qué pena. Haz lo que puedas, y luego sigue adelante si está más allá de lo que puedes ofrecer…. lo que me lleva al punto #7.

 

7. Prepárate para dejarla ir

Si la persona es irrespetuosa con tus necesidades y espera que siempre digas que sí, entonces es posible que desees reevaluar esta relación.

Con demasiada frecuencia se nos enseña a mantener la armonía a toda costa, por lo que no nos gusta decir que no – no queremos crear conflictos. Pero cuando una relación te está agotando; cuando la otra parte te da por sentado que dirás que sí y la dinámica de la relación está sesgada a favor de esa otra persona, entonces tienes que preguntarte si esta conexión es lo que quieres. Una relación saludable es aquella en la que ambas partes se apoyan mutuamente. No es una en la que una parte da y da constantemente, mientras que la otra persona sigue pidiendo y recibiendo.

Cuando evalúo las relaciones que me agotan, me doy cuenta de que son las relaciones en las que no soy yo misma, en las que se espera que diga que sí y la otra parte se siente infeliz si digo que no. Para tales relaciones, la otra persona es infeliz mientras haya un «no» – no importa cómo se diga el «no», ya que la persona simplemente espera un «sí».

Si estás tratando con una persona así, entonces la pregunta es, ¿merece la pena mantener esta relación? Si no, entonces es sencillo – déjala. Si esta es una relación importante para ti, entonces hazle saber a la persona esta inquietud tuya. Es posible que no sean consciente de lo que está haciendo y que una conversación abierta y honesta le abra los ojos. Saber cómo decir que no ayuda.

Así que en lugar de preocuparte por decir que no todo el tiempo a esta persona, que no es el verdadero problema, aborda la raíz del problema – que estás en una relación en la que se espera que tú seas la parte donante. Tal vez en el proceso de hacer esto, podáis fortalecer vuestra relación. Porque ahora puedes ser abiertamente honesta con él/ella y decir sí o no como desees, sin sentir ninguna culpa, miedo o duda – que es de lo que debe tratarse el decir no.

 

AUTORA

Celestine Chua (mejor llámala Celes).  Es la escritora y fundadora de PersonalExcellence.co.  Dice de sí misma: «Mi mayor pasión es ayudarte a alcanzar tu mayor potencial y vivir tu mejor vida. El propósito por el que vivo cada día, y por consiguiente mi declaración de misión para la Excelencia Personal, es: «Para alcanzar mi máximo potencial y vivir mi mejor vida. Ayudar a otros a alcanzar su máximo potencial y unir al mundo como uno solo».

IMAGEN: Zan Ilic en Unsplash

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

 

 

¿Qué es lo que crea la felicidad en el trabajo? Nueve consejos para aumentar el compromiso de los empleados

 

La felicidad es un precursor del éxitoShawn Achor, fundador y CEO de Good Think, Inc.

 

Tu gente es el activo más importante que tienes. No importa si tienes el mejor producto del mundo y millones en financiación – sin las personas adecuadas, tu organización nunca logrará el éxito a largo plazo.

 

Traducido y adaptado del original «What Creates Workplace Happiness? Nine Tips to Boost Employee Engagement«, por Joe Wedgwood en el blog de Delivering Happiness

 

Aquí viene lo difícil… Simplemente tener a la gente adecuada tampoco es suficiente. Si tienes una fuerza laboral desmotivada, entonces tendrás que soportar más absentismo, una tasa de retención más baja y una disminución en el rendimiento.

Las empresas necesitan un líder comprometido para asegurar que todos estén felices y motivados para tener éxito. Sin un impulso claro para lograr la felicidad en el lugar de trabajo, no podrás maximizar el verdadero potencial de cada uno. Los empleados felices son empleados productivos. Al dar pequeños pasos para crear felicidad en el lugar de trabajo, puedes reducir el conflicto, el absentismo y el presentismo. Esto puede conducir a un aumento de la participación y de los resultados.

Los gurús de la las publicaciones de empresas están de acuerdo – «Los empleados felices son un 12 por ciento más productivos que la media, y un 22 por ciento más productivos que sus compañeros infelices. Crear un lugar de trabajo agradable lleno de gente feliz contribuye directamente al resultado final«.

 

Teniendo esto en cuenta, hemos enumerado nueve maneras de crear la felicidad en el lugar de trabajo:

1. Crear un ambiente acogedor

Una gran parte del día se pasa sentado en un escritorio frente a la pantalla de un ordenador – para la mayoría de nosotros, al menos. Los turnos largos sin muchos descansos a menudo desmotivarán y desenergizarán a todos.

El estrés del trabajo puede deprimirnos a todos. Si quieres mantener a todo el mundo involucrado, entonces debes proporcionar un entorno de trabajo del que la gente quiera formar parte. Al crear áreas donde tu personal pueda recargarse y relajarse, podrás aumentar su productividad y rendimiento. Esto puede ser en forma de una zona con sofá, sala de juegos ¡o incluso una siesta si te sientes aventurero!

 

2. Capacitar a las personas para mejorar la cultura de la empresa

Ser un gran sitio donde trabajar es la diferencia entre una buena empresa y una gran empresa.Brian Kristofek

Los empleados comprometidos son el santo grial para cualquier líder empresarial. Son devotos defensores de la empresa, que siempre harán todo lo posible por ti. Esto tendrá un efecto en cadena, que puede crear una cultura de trabajo duro, responsabilidad y lealtad. Son grandes impulsores de la felicidad en el trabajo y ayudarán a crear y difundir la alineación con esa cultura empresarial.

Simon Sinek, autor y orador motivacional, añade: «Los empleados comprometidos tienen el poder de tomar decisiones sin un supervisor. Tienen derecho a salirse del guión, doblar las reglas y hacer lo que crean conveniente si creen que es lo correcto por el bien de la organización«.

Si deseas capacitar a tus trabajadores para que se sientan más comprometidos y así te ayuden a mejorar la cultura de la empresa, entonces debes confiar en ellos. Demostrando tu fe en ellos, al tiempo que se les da libertad y responsabilidad por sus acciones, se avanza a pasos agigantados para empoderar a todos.

 

3. Proporcionar flexibilidad para el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

En el acelerado mundo laboral de hoy, la línea divisoria entre el trabajo y el hogar se está volviendo borrosa. Los empleadores esperan más de su gente, lo que puede hacer que se sientan presionados para lograr sus objetivos. A menudo, esto resulta en más horas de trabajo y menos tiempo fuera de la oficina. Esto puede llevar a que los ojos empiecen a deambular….

Los horarios flexibles y los enfoques de trabajo permiten a todos encontrar el equilibrio perfecto entre el hogar y el trabajo. ¿Realmente puedes esperar que todos quieran trabajar para ti, si rara vez se van a casa y desconectan?

Es importante ayudar a tu equipo a encontrar el equilibrio adecuado, para que no consideren el trabajo como una deber y, finalmente, se «agote». Tómate el tiempo para hablar con la gente para descubrir lo que le ayudaría, y luego haz los ajustes necesarios.

Al darle libertad a tu gente y confiar en ellos para que cumplan con sus deberes, los harás sentirse más valorados. Esto se compensará con un aumento de la productividad y de los beneficios.

 

4. Demostrar transparencia

Cuando lideras con transparencia, tus problemas pueden ser resueltos más rápidamente y todos sabrán el propósito detrás de tus funciones. Si todo el mundo es consciente de los éxitos y problemas, habrá un mayor sentido de comunidad. Esto te ayudará a encontrar soluciones más rápidamente, ya que muchas cabezas son mejores que una….

La transparencia hará que tu personal comprenda plenamente la visión de la empresa. Esto les ayudará a entender cómo sus tareas y resultados encajarán en el panorama general de los objetivos de la empresa.

Si mantienes a tus trabajadores en la oscuridad, es probable que se sientan minusvalorados y alejados de la organización.

 

5. Comunicarse regularmente

Cada miembro de tu equipo tendrá sus propias frustraciones. El no escuchar y remediar sus preocupaciones puede resultar en una pérdida de productividad. Al mantener una comunicación abierta, crearás un equipo estable que quiere trabajar en tu empresa.

Para comunicarse eficazmente con tu equipo, necesitas crear sistemas para que todo el mundo pueda ponerse en contacto contigo. Dejar mensajes sin contestar hará que tu personal se sienta infravalorado, así que tómate tu tiempo para responder.

Al recopilar información instantánea a través de encuestas rápidas («Pulse surveys«) , estarás en una buena situación para entender a tu gente y a tu organización. Proporcionan una foto precisa a tiempo para ayudar a medir las emociones, la felicidad y los sentimientos dentro de tu organización. Las percepciones en tiempo real te ayudarán a medir cómo se sienten todos y te permitirán preparar planes de acción acordes. Esto te ayudará a motivar a todos y hacer que tiren en la misma dirección.

Las discusiones más importantes deben llevarse a cabo cara a cara. Su significado y tono serán más claros en persona.

 

6. Proporcionar oportunidades de crecimiento

Es difícil lograr la felicidad en el trabajo si tu gente se siente estancada. ¿Qué sentido tiene trabajar duro si no hay espacio para avanzar?

El desarrollo profesional es una parte vital del compromiso de los empleados. Si el deseo de tus empleados de «subir peldaños» no se cumple, lo normal es que empiecen a buscar en otra parte.

Reuniéndote con tu gente regularmente y discutiendo los objetivos acordados, podéis construir juntos una «hoja de ruta» hacia el éxito. Es importante aconsejar a tus gerentes que hagan lo mismo con sus equipos.

 

7. Enfoque en la inversión social

De la misma forma que el apoyo social es una receta para la felicidad, también es un factor esencial para los éxitos en el trabajo.Brian Kristofek

La felicidad en el trabajo y la inversión social tienen vínculos muy fuertes. Se refiere a cualquier actividad social que hará que tu equipo sea más feliz y lo llevará a generar un retorno financiero.

Al animar a todo el mundo a socializar tanto en el trabajo como en casa, mejorará la cultura, reducirá el estrés y, en última instancia, creará un entorno más feliz y productivo.

8. Motivar a las personas para que abandonen sus zonas de confort

Muy pocos de nosotros nos entusiasmamos por hacer las mismas tareas diariamente. Al otorgar a tu equipo nuevas responsabilidades,  también les darás nuevas oportunidades para crecer y desarrollarse. Esto es beneficioso para el individuo y la organización, ya que les hará sentirse valorados, lo que puede impulsar el compromiso y la productividad.

Algunos líderes pueden sentir que si su gente está ocupada probando cosas nuevas, entonces esto podría disminuir la eficiencia. ¿No es es un riesgo mayor tener empleados aburridos que buscan nuevas emociones?

Incluso puedes descubrir nuevos talentos y habilidades que antes pasaban inadvertidos.

 

9. Fomentar el tiempo libre

Las vacaciones son una necesidad, no un lujo.

Una pausa en el trabajo nos permite recuperarnos mental y físicamente de las tensiones diarias del trabajo. Esto es vital, ya que aumentará la concentración y la productividad del individuo cuando regrese. También ayudará a reducir la angustia psicológica de tus equipos. Esto se evidencia en un informe sobre la felicidad en el trabajo compilado por la Asociación Sociológica Americana (link no visible en la UE, N. del T.).

Anima a todos a utilizar todas sus vacaciones anuales. Si es necesario, aumenta la presión adoptando un sistema de «úsalo o piérdelo». En pocas palabras, los días que queden no se acumularán.

La felicidad es contagiosa. Si lideras con un comportamiento positivo y accesible, crearás un efecto dominó – goteando de arriba hacia abajo.

Al seguir estos consejos subirás la moral, lograrás una mayor retención del personal y mejorará la productividad. Todo lo cual creará felicidad en el lugar de trabajo y le dará un impulso a su balance final.

 

AUTOR

Joe Wedgewood – Narrador jefe de The Happiness Index – Joe es un conocido periodista y bloguero cuyos pensamientos sobre el equilibrio entre el trabajo y la vida privada y la cultura organizacional aparecen en la primera página de Google. Ha realizado consultoría y creado planes de comunicación para una empresa en el Índice FTSE 100, y ha ayudado a compilar y diseñar gráficamente informes globales sobre la felicidad en el lugar de trabajo y las puntuaciones de los Promotores de la Red de Empleados (eNPS). Anteriormente trabajó como gestor de contenidos, ejecutivo de marketing, profesor de idiomas, periodista y consejero para personas en riesgo de exclusión.

IMAGEN: Mimi Thian

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box