Cómo el trabajo a distancia se saltó la cola en el futuro del trabajo

La situación de COVID-19 no sólo está afectando a la forma en que funcionan las empresas, sino que también está dando forma a los debates sobre cómo lo harán en el futuro. Los recientes acontecimientos mundiales han afectado a las empresas de maneras inimaginables, poniéndolas a prueba de una manera no vista en varias generaciones. Sin embargo, las circunstancias actuales también han hecho avanzar rápidamente varias discusiones sobre el futuro del trabajo.

 

Traducido y adaptado del original «How Remote Working Jumped the Queue in the Future of Work«, por James Lloyd-Townshend en el blog de Innovation Management

 

Con la brecha de habilidades en la mayoría de los sectores siendo nombrada como uno de los mayores desafíos para los líderes empresariales por Gartner, ser capaz de ofrecer el paquete más atractivo a los candidatos es esencial para ponerse en la pole position.

Los empleadores que ofrecen beneficios como el trabajo a distancia se han encontrado durante mucho tiempo al frente de la cola cuando se trata de profesionales muy solicitados que deciden su próximo paso. Pero ahora que la mayor parte del mundo se encuentra de repente en casa, se ha forzado a que se incorpore a la corriente principal una ventaja que antes estaba reservada a una minoría de sectores.

Ya no son sólo los profesionales de la tecnología de la información y los que están más arriba en las jerarquías los que pueden establecerse a distancia; ahora desde la ingeniería hasta los call centers, la fuerza de trabajo mundial se está acostumbrando a una forma totalmente nueva de llevar a cabo su trabajo. Si a esto le sigue en el futuro un horario más flexible, o si las oficinas desaparecen por completo, ya es otra conversación: por ahora, parece poco probable que retrocedamos por completo en lo que se refiere al trabajo en casa.

El impacto a corto plazo es de disrupción, por supuesto. Los que tienen familia tienen que combinar su papel de empleados a tiempo completo con el de profesores y/o responsables del cuidado de los niños. Eso significa más y más días de prueba estando lejos del ambiente de concentración que proporciona una oficina, pero la situación actual no será permanente, y el deseo de que este beneficio permanezca en alguna medida parece bastante seguro.

Aunque nuestras horas en una semana de trabajo siguen siendo las mismas en la actualidad, el tiempo extra que pasamos en casa en lugar de ir y venir permite un equilibrio mucho mayor entre trabajo y vida. Por ejemplo, hacer ejercicio en un descanso para el almuerzo, o incluso poder pasar una hora con los hijos en mitad del día, es un lujo inesperado al que será difícil renunciar, y que podría llevar a una fuerza de trabajo desmotivada una vez que vuelva a estar atascada en el tráfico o en el transporte público cinco días a la semana.

 

LA FUERZA DE TRABAJO DEL FUTURO

Al hablar con los compañeros, se tiene la impresión de que cualquiera que dé un giro completo sobre dónde encontrará a su personal en el futuro, se encontrará con una fuerza de trabajo desvinculada e infeliz. Considerando que un estudio reciente sugiere que para el 2030, la escasez de talento podría llevar a que hasta 85 millones de puestos de trabajo queden sin cubrir, el no atender el deseo de flexibilidad que los empleados han probado podría ponerte al final de una fila muy larga.

Eso significa que las empresas van a tener que ver el trabajo a distancia como un extra más permanente a su forma de operar. Ya no pertenece a las discusiones sobre el futuro del trabajo, sino que ahora se trata de cómo lo acomodamos desde hoy en adelante.

Por supuesto, eso no significa que las oficinas serán cosa del pasado: por muy fascinante que haya sido este forzado juicio, definitivamente no hay manera de que podamos continuar indefinidamente con cada reunión que se lleve a cabo usando Skype o Zoom, con sólo las cuatro paredes de nuestros hogares como compañía. La gente necesita la interacción con sus colegas para ayudar al bienestar mental, y la motivación que trae el estar rodeado de tus compañeros. Pero esto definitivamente va a cambiar la forma en que trabajamos en el futuro.

Una faceta que podría cambiar mucho más de lo que creemos es la forma de atraer a los empleados. Antes, más de una hora de viaje era ya suficiente para forzar una reubicación o disuadir a alguien de unirse a tu organización. Por lo tanto, te encuentras en la necesidad de vender concienzudamente el puesto de trabajo, o los beneficios que se ofrecen, para atraer a los mejores candidatos potenciales.

Si el resultado de esta crisis mundial es un aumento del trabajo a distancia de forma permanente, entonces las empresas podrán buscar más lejos el talento que realmente impulsará su negocio. ¿Ese candidato de ensueño que vive a dos horas de distancia pero que no quiere trasladarse o viajar al trabajo? De repente se vuelve más accesible si sólo necesita visitar la oficina una vez por semana.

Por supuesto, también tendrá el beneficio de hacer que nuestra fuerza laboral sea más diversa. Por ejemplo, un enfoque más flexible de la jornada laboral puede atraer a las mujeres profesionales que son las principales cuidadoras de sus hijos a una nueva carrera a la que antes no podían acceder, o simplemente ofrecerles más opciones de empleo.

 

ADELANTÁNDONOS HOY

Como líderes empresariales, ser capaces de hacer un análisis comparativo de la productividad en este momento es una parte esencial para saber si el trabajo a distancia formará parte de tu futuro. Para nosotros, hemos visto un aumento de la producción en toda nuestra organización, pero eso no quiere decir que se replicará en todos los negocios o sectores.

Este es un período de tiempo turbulento, pero es necesario saber cómo medir el éxito de tener tu fuerza de trabajo basada en casa, para asegurar que puedes lograr una mayor aceptación de tu oferta de trabajo cuando se convierte en algo opcional en lugar de forzado.

Tener la opción de trabajar a distancia indudablemente te convierte en un empleador más deseable – cuando hemos encuestado a profesionales de la tecnología, a menudo se cita como un gran factor de influencia para aceptar una oferta de trabajo. Sin embargo, ser capaz de definir claramente si esto te beneficia como empresa es esencial para ir más allá del período de aislamiento forzoso que estamos experimentando en este momento.

Una cosa es absolutamente cierta: a finales de 2020, tener la flexibilidad de trabajar desde casa se convertirá en algo mucho más normal en el día a día de la gente que a principios de año. Estar al tanto de ello para poder defender su inclusión dentro de la operativa de tu propia organización, te pondrá por delante de tus competidores cuando se trate de buscar los mejores talentos para llenar el vacío de habilidades dentro de tu sector.

 

AUTOR

James Lloyd-Townshend es presidente y director general de la firma de talentos de la nube Tenth Revolution Group. Se graduó en la Universidad de Newcastle hace más de 20 años y desde entonces ha dedicado su tiempo a acumular dos décadas de experiencia en el sector  de la contratación, asistiendo en ese tiempo a varias escuelas de negocios en toda Europa.

IMAGEN: la del artículo original (Luke Peters)

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Buscar contenidos …

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.
¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box