Cinco preguntas que hay que responder antes de empezar un crowdsourcing

Como directora ade la comunidad de IdeaScale Crowd, recientemente tuve la oportunidad de compartir algunas ideas y mejores prácticas para los innovadores que son nuevos en el crowdsourcing, y puede que aún no hayan realizado su primera campaña. Hablamos de cinco preguntas que hay que hacerse para preparar la primera campaña, por qué son importantes y algunos ejemplos de buenas y malas respuestas a esas preguntas.

 

Traducido y adaptado del original "Five Questions to Answer Before Crowdsourcing", por Sarah Stone en el blog de Innovation Management

 

Si ya has lanzado una o dos campañas, espero que este artículo te sirva de hoja de ruta para mejorar tus futuros retos, ayudar a que se desarrollen sin problemas y conseguir el tipo de interacción y participación que esperas.

En este artículo hablaremos de estos cinco puntos.

  1. ¿Cuál es mi motivo para realizar una campaña de crowdsourcing?
  2. ¿Cómo quiero desglosar mi reto?
  3. ¿Quién es mi público?
  4. ¿Cuál es el incentivo para la participación?
  5. ¿Cuáles son los criterios para una idea prometedora?

 

1. ¿CUÁL ES MI MOTIVO PARA REALIZAR UNA CAMPAÑA DE CROWDSOURCING?

La primera pregunta que hay que hacerse cuando se es nuevo en el crowdsourcing es: "¿Cuál es mi razón para realizar una campaña de crowdsourcing?"

¿Cuál es el problema que intentas resolver y por qué quieres que participe la multitud?

Además de una lluvia de ideas básica, hay muchas razones para involucrar a la multitud. Algunas de ellas son

  • Validación de la idea: ¿La idea que estás desarrollando resuelve un problema real? ¿Hay cosas en las que no estás pensando y que deberían tenerse en cuenta?
  • Desarrollo de nuevos productos o servicios: ¿Qué no estás ofreciendo a los clientes que les gustaría ver?
  • Mejoras en los productos o servicios existentes: ¿Cuáles son algunos de los puntos problemáticos que tus clientes encuentran en tus productos o servicios, y cómo se pueden mejorar?
  • Ampliación de los usos de tus productos o servicios: ¿Existen nuevos mercados a los que puedas acceder? ¿Hay formas en que la gente ha estado utilizando tus productos o servicios que tú no conocías y que podrían explorarse?

Cuando pienses en las razones para involucrar a la multitud en un proyecto, ten en cuenta las etapas de desarrollo. Una comunidad abierta puede ser increíblemente útil en las primeras fases de desarrollo de un nuevo producto o servicio, sobre todo para recomendar nuevas ideas. Un par de ejemplos:

  • ¿Cuáles son los nuevos productos que te gustaría ver en la línea de dormitorios de Target (una empresa de mobiliario, N. del T.) esta temporada?
  • ¿Cuáles son algunos de los nuevos elementos del menú de desayuno de McDonald's que te gustaría ver?

Pero el crowdsourcing no debería empezar y terminar necesariamente con tu proyecto.

Si alguna vez te has encontrado escribiendo y editando algo, y mirándolo una y otra vez hasta que empiezas a pasar por alto errores obvios, sabes lo importante que es tener un par de ojos frescos en él. Lo mismo ocurre con el desarrollo de productos y servicios: puede que tengas un equipo inteligente, creativo, complementario y muy trabajador, pero quizá te resulte valioso recibir comentarios de otras personas en las distintas fases de tu proceso de desarrollo. Es fácil caer en una cámara de eco, y obtener opiniones de la multitud es una excelente manera de escapar de ella y de pensar de forma diferente sobre el problema que estás tratando de resolver.

Cuando empieces a pensar en las razones para llevar a cabo una campaña de crowdsourcing, ten en cuenta estos puntos:

  • ¿Cuánto quiero conseguir del Crowdsourcing? ¿Quieres detenerte en la lluvia de ideas, o quieres tirar del hilo de algunas de las mejores ideas generadas en tu campaña, y conseguir que la multitud participe en el perfeccionamiento de la idea, hasta su desarrollo y, finalmente, su lanzamiento?
  • ¿En qué momento quiero involucrar a la multitud? Como ya se ha dicho, hay formas de hacer crowdsourcing en todas las fases de desarrollo: ¿en qué fase (o fases) quieres conseguir la participación de la multitud?
  • ¿Qué es lo que quiero conseguir en última instancia con esta campaña? ¿Quieres recoger ideas para llevarlas a tu equipo y perfeccionarlas? ¿Quieres que el público te ayude a perfeccionar esas ideas? ¿Quieres volver más tarde y pedir a esa misma multitud que pruebe un nuevo producto que hayas desarrollado basándose en sus recomendaciones?

Ejemplo de una mala respuesta:

"No lo sé / dejémoslo abierto".

Te expondrás al fracaso cuando empieces a reunir y evaluar ideas. ¿Qué quieres hacer con las ideas que has reunido, cuál es el objetivo de realizar una campaña? Si no lo sabes, te sentirás abrumado una vez que las ideas empiecen a llegar, y puedes sentirte decepcionado si las ideas no llegan al corazón de lo que estás tratando de averiguar. Es posible que no recojas la información exacta que buscas, o que no sepas qué hacer con la información que has recibido.

Ejemplo de una buena respuesta:

"Soy proveedor de alimentos de una gran cadena de cafés y quiero obtener el mayor número posible de ideas sobre nuevos artículos de panadería que la gente quiera ver de ellos. A continuación, buscaré tendencias en las ideas presentadas (como por ejemplo, si hay interés en determinados pasteles en función de la ubicación, la edad, la frecuencia de compra u otros datos), y desarrollaré una propuesta para presentar a esta cadena de café con recomendaciones sobre nuevos artículos de pastelería, y lo que podemos ofrecer como proveedor."

Esta es una gran respuesta porque hay un objetivo específico en mente para el desafío - desde qué información debe ser recopilada, en qué punto del proceso de desarrollo la multitud debe ser abordada, y lo que en última instancia se debe hacer con los conocimientos recibidos.

Esto te prepara para el éxito desde el principio y te permite pensar en todas las etapas de tu campaña, desde el desarrollo de la propuesta hasta la evaluación de las ideas y su desarrollo y lanzamiento.

 

2. ¿CÓMO QUIERO DESGLOSAR MI RETO?

Sobre la base de su primera pregunta, ahora debes preguntarte cómo deseas desglosar el enunciado del reto. Es decir, ¿cuánto quieres que responda la multitud?

Las campañas más exitosas que hemos visto en IdeaScale Crowd han tenido dos tipos de preguntas para nuestra comunidad:

Primero: ¿Cuáles son algunos de los productos nuevos que te gustaría ver ofrecidos por esta marca?

Por ejemplo, Target (una empresa de mobiliario, N. del T.) preguntó a nuestra comunidad qué productos nuevos les gustaría ver en su colección de dormitorios. La pregunta se centró en una sección particular de la tienda (y en realidad un subconjunto más pequeño dentro de la sección de muebles para el hogar más grande), lo que ayudó a reducir el enfoque a un solo departamento. Al mismo tiempo, brindó a las personas la oportunidad de pensar de manera creativa sobre los muchos productos que les encantaría ver ofrecidos a los estudiantes para que los usen en sus dormitorios. Las respuestas iban desde calcomanías adhesivas para espejos y pizarras, hasta sábanas de microfibra con bolsillos de almacenamiento, y mucho más. Basándose en esas ideas, Target lanzó siete nuevos productos para agregar a su colección esa temporada. Las respuestas ni siquiera tenían que ser muy detalladas, pero sí tenían que ser procesables, y la actividad durante la campaña (como los votos a favor y la discusión) ayudó a delimitar los productos más prometedores.

 

Segundo: ¿Cómo mejoraría este producto, servicio o actividad, o qué lo alentaría a comprar este producto, servicio o actividad?

Por ejemplo, el verano pasado, hicimos una campaña para un espacio de coworking que comenzó a perder miembros cuando llegó el COVID. Pidieron a nuestra comunidad ideas sobre qué los animaría a ser parte de un espacio de coworking una vez que las cosas fueran un poco más seguras. También querían aprender:

  • Lo que le gustó y no le gustó a la gente de trabajar desde casa o en la oficina.
  • Si tenían experiencia con espacios de coworking y qué mejorarían de ellos en general.
  • En qué tipo de actividades les gustaría participar con un espacio de coworking.
  • Qué les gustaría ver en términos de prácticas de limpieza y saneamiento.

Nuestra multitud publicó respuestas reflexivas y detalladas que cubrían todas esas preguntas, describían sus miedos y esperanzas y discutían cómo cambiaría fundamentalmente su vida laboral. Incluso publicaron enlaces a productos reales que les gustaría ver (como los picaportes de las puertas accionados con el pie).

Lo que tienen en común estos dos planteamientos exitosos de problemas es que son concretos y tienen un fin en mente. El primer desafío pedía a los usuarios productos qué les gustaría ver en un departamento específico; era una pregunta fácil y accesible que aún permitía la creatividad, el debate y las recomendaciones. El segundo desafío fue más profundo, pero dio a los participantes algunas pautas y puntos de partida para la discusión y la reflexión.

Ejemplo de una mala respuesta:

Mantener tu pregunta demasiado amplia o no dar lo suficiente para que la comunidad trabaje con ella.

Si bien no necesariamente deseas guiar a las personas en una dirección específica (por ejemplo, forzar un sí a una premisa previa, en lugar de reunir otras perspectivas potenciales), dar algunas cosas en las que pensar, e incluso ejemplos, puede ser muy útil. Esto puede ser especialmente importante si el problema que estás tratando de resolver es algo que requiere un poco de investigación.

Ejemplo de una buena respuesta:

Una campaña reciente preguntó a nuestra multitud qué productos y servicios del sector de seguros les gustaría ver que ayudarían a mitigar los riesgos para las poblaciones vulnerables. El patrocinador le pidió a nuestra comunidad que pensara en siete puntos diferentes, e incluso dio una idea de muestra completamente lista para usar después de esos puntos, para que la multitud pudiera pensar más allá de los productos y servicios de seguros que ya usan, o que son ubicuos. El seguro no es algo de lo que una persona promedio conozca los entresijos: dar algunas pautas y una idea de muestra ayudó a la multitud a pensar de manera creativa. Esto dio lugar a ideas que van desde la escasez de agua hasta el subempleo, el robo de identidad digital y mucho más.

Como resultado, casi todas las 60 ideas diferentes publicadas en esa campaña cubrieron los siete puntos en detalle, y el patrocinador pudo identificar de inmediato varias que querían explorar más a fondo.

Cada uno de estos clientes hizo preguntas realistas con un objetivo conocido en mente. Pudieron tomar los conocimientos adquiridos de la comunidad y desarrollarlos en nuevos productos, servicios y ofertas.

 

3. ¿QUIÉN ES MI PÚBLICO?

Cuando desarrolles el planteamiento del problema y los objetivos de su campaña, piensa en quiénes son sus seguidores. ¿Quieres que tu campaña sea interna, es decir, abierta sólo a los empleados de tu empresa? ¿O quieres que sea externa y esté disponible para el público? Además, ¿deseas segmentar su audiencia, tal vez geográficamente, o por áreas de interés o experiencia?

Dependiendo de la campaña que quieras realizar, es posible que quieras segmentar su audiencia.

  • Si lo que buscas es la opinión de los empleados -por ejemplo, para mejorar los procesos internos o para saber cómo gestionan los proyectos los distintos departamentos y colaborar en las mejores prácticas-, tiene más sentido hacer un crowdsourcing interno que externo.
  • Si lo que se busca son propuestas en profundidad -por ejemplo, un proceso de solicitud de propuestas-, es posible que se quiera hacer un acercamiento específico a las redes que tienen antecedentes y habilidades concretas.

La belleza de la comunidad que administro en IdeaScale Crowd radica en su diversidad, y eso ha sido increíblemente importante para reunir ideas creativas y perspicaces para campañas sobre una amplia variedad de temas, y para empresas y organizaciones grandes y pequeñas.

Casi todas nuestras campañas están abiertas a cualquier persona que quiera participar, y son autoseleccionadas. Es decir, si una persona no cree que tiene algo que aportar a un reto concreto, o si simplemente no está interesada, no va a participar. Por otro lado, hemos organizado campañas en las que personas que nunca han participado salen de la nada para compartir ideas detalladas y bien pensadas porque es el único reto en el que creen que pueden brillar.

Este es un ejemplo de un reto con una necesidad específica, pero que se benefició de una comunidad diversa de solucionadores:

Un socio de Nature Conservancy quería reunir ideas sobre cómo delimitar el lago Tanganica de Tanzania, uno de los mayores lagos del mundo y que alberga cientos de especies únicas y protegidas. Para proteger este ecosistema, el gobierno tanzano estableció un parque nacional que se extiende aproximadamente una milla mar adentro en una frontera virtual para restringir la pesca. Y como la pesca es una de las principales fuentes de ingresos de las comunidades que rodean el lago, resultaba difícil hacer cumplir el límite.

Se pidió a nuestra comunidad que aportara ideas sobre cómo marcar más claramente el límite, sin dejar de permitir la pesca en las zonas cercanas a él. Se trataba de un reto abierto a cualquier persona de nuestro público en general: aunque este reto era específico del lago Tanganica, el patrocinador estaba abierto a ideas de personas de fuera de Tanzania, y que no trabajaran necesariamente para un parque nacional u otro servicio medioambiental. En el plazo de un mes reunimos 90 ideas, con recomendaciones sobre tecnologías empleadas por otras comunidades y gobiernos, y usos creativos de productos existentes que no se utilizan necesariamente a esa escala, pero que podrían hacerlo.

Ejemplo de una mala respuesta:

Aunque esto es una especie de caso por caso y no hay necesariamente una "mala respuesta" aquí, te animaría a pensar en la riqueza de conocimientos que proviene de una comunidad diversa. ¿Es completamente necesario limitar tu reto a las personas que conocen de primera mano tu sector o nicho, o que viven en una zona concreta, o que encajan en algún otro grupo demográfico?

Alternativamente, piensa de esta manera:

Las mejores respuestas pueden venir de cualquier parte. Si estás buscando ideas para nuevos productos, formas de mejorar un servicio o nuevas maneras de animar a la gente a realizar una acción, abre tu reto a personas fuera de tu zona de confort o de tu red conocida (o supuesta). Hay muchos ejemplos de colaboración entre sectores en áreas que quizá nunca hayas considerado.

Un par de ellos son:

  • Los congeladores utilizados para almacenar los Dippin' Dots son muy similares a los utilizados para almacenar y distribuir vacunas, y de hecho algunos congeladores de los Dippin' Dots se han utilizado exactamente para ese fin.
  • Los carriles de autoservicio divididos de McDonald's se basan en los principios de una parada de boxes de Fórmula 1.

Y un ejemplo de una de nuestras campañas de crowdsourcing: Sterilite quería ideas para mejorar sus contenedores de almacenamiento. Y parece una pregunta muy amplia: ¿cómo innovar una caja? Pidieron a nuestra comunidad algunas ideas y, en el plazo de una semana, nuestro público publicó 146 ideas diferentes y, después de reducir las más prometedoras, Sterilite llevó una al desarrollo, que finalmente dio lugar a una patente. Ahora puedes comprar su caja Fresh Scent, que viene con un orificio de ventilación para una hoja de secadora en su tapa, lo que te permite almacenar la ropa a largo plazo sin que adquiera ese olor a humedad del almacenamiento. La idea surgió de nuestra comunidad en general.

Bueno a tener en cuenta:

Es posible que quieras seguir recopilando información de los participantes si te ayuda a conocer mejor sus antecedentes y hábitos de compra, y si te ayuda a reducir una idea prometedora o ganadora. A medida que vayas construyendo tu campaña, puedes preguntar esto, quizás en forma de una breve encuesta durante el proceso de presentación de la idea.

Pasemos a la cuarta pregunta que hay que plantear cuando desarrolles tu primera campaña de crowdsourcing.

 

4. ¿CUÁL ES EL INCENTIVO PARA LA PARTICIPACIÓN

A medida que vayas construyendo tu campaña y conociendo quiénes forman parte de tu público, deberás tener en cuenta los incentivos para la participación. Es decir, ¿por qué debería la gente compartir sus ideas? ¿Cuál es la razón para participar en tu campaña?

También puedes ser creativo con los incentivos: se me ocurren algunos:

  • Incentivos monetarios: Esto es súper común, y el que solemos utilizar con IdeaScale Crowd. Puedes, por ejemplo, pagar 1.000 dólares por la mejor idea y 500 dólares por algunas ideas secundarias. O, si lo que buscas es la mayor participación posible de la gente, puedes incentivar por idea: 10 dólares por idea procesable, relevante y lo suficientemente detallada.
  • Incentivos de reconocimiento: La persona que publique una idea ganadora puede presentarla a la Dirección. O puede aparecer en su sitio web y en los materiales de comunicación con el lanzamiento de su nuevo producto, o cualquier otro tipo de reconocimiento que se le ocurra.
  • Incentivos sociales: Esto es estupendo para fomentar el trabajo en equipo: si organizas un reto en equipo dentro de tu empresa, el grupo que desarrolle una idea ganadora puede, por ejemplo, conseguir entradas para un partido de béisbol, o tomarse los próximos dos viernes libres, etc.

Intenta vincular su incentivo al objetivo. La forma más básica de desglosar esto es calidad frente a cantidad.

Calidad: Si buscas ideas detalladas y bien pensadas, ofrecer un premio realmente sólido para la mejor idea (o ideas) anima a la comunidad a prestar más atención y esfuerzo a cada propuesta.

La campaña del espacio de coworking de la que hablé antes tenía múltiples puntos en los que los participantes debían pensar, como las preferencias de trabajar en casa o en una oficina, las oportunidades de compromiso con la comunidad, etc. No tenían que responder a todas las preguntas del reto, pero se les animaba a compartir sus pensamientos e ideas sobre lo que podían relacionar. Esta campaña tenía un gran premio y varios accésits, y descubrimos que en dos semanas, nuestro público había compartido ideas bien pensadas de varias páginas con las que el espacio de coworking pudo trabajar tanto para soluciones a corto como a largo plazo.

La segunda forma básica de desglosar los incentivos es por cantidad: No estoy diciendo que busques ideas de bajo esfuerzo, pero si tu objetivo es conseguir la mayor participación posible, del mayor número de personas posible -por ejemplo, si tu reto está más basado en encuestas o comentarios- puedes querer incentivar por entrada, dentro de lo razonable.

Por ejemplo, una empresa quería obtener opiniones de nuestra comunidad sobre cómo cocinan con pavo picado, sus recetas favoritas, qué marcas de pavo picado conocían o preferían, y otra información. Ofrecieron 10 dólares por cada idea relevante, y establecieron algunos criterios sobre lo que se consideraba "relevante" para ayudar a fomentar la mayor participación posible, a la vez que se desalentaba el envío de ideas de poco esfuerzo. En el plazo de una semana, recibieron más de 160 ideas, que pudieron utilizar para conocer los hábitos de compra, las tendencias, etc.

La "participación" por sí sola no es lo suficientemente convincente para que alguien se tome el tiempo de considerar su reto y ofrecer una respuesta reflexiva. Piensa en las formas creativas de animar a la comunidad a participar, y tenlo en cuenta antes de lanzar tu campaña.

 

5. ¿CUÁLES SON LOS CRITERIOS PARA UNA IDEA PROMETEDORA?

El punto final aquí se remonta a la primera pregunta que se hizo, que es: "¿Cuál es su razón para realizar una campaña de crowdsourcing?"

Algunas formas básicas de considerar ideas:

  • Actividad de la comunidad: ¿Cuántos votos a favor recibieron (o cuán controvertidos fueron)? ¿Algunos obtienen más visitas que otros, y hay comentarios y discusiones sobre esas ideas?
  • ¿Tu campaña tiene varios puntos a considerar y deseas que las mejores ideas cubran todos o algunos de esos puntos?
  • ¿Quieres recompensar a los participantes que envíen varias ideas?
  • ¿Deseas prestar más atención a las ideas de los usuarios en un grupo demográfico en particular; por ejemplo, si estás lanzando un nuevo producto en la costa oeste (de EEUU, N. del T.), deseas destacar las ideas de las personas que dicen que viven en la costa oeste?
  • ¿Quieres ideas completamente listas para usar, algo que tu equipo no haya considerado antes?
  • Restricciones internas: ¿alcance, costo y tiempo?

Ejemplo de una mala respuesta:

De nuevo, no saber, o mantenerlo completamente abierto. Es necesario tener una idea de lo que se busca en las propuestas más prometedoras, incluso a un nivel muy básico. Seguir activamente la campaña a medida que la gente comparta sus ideas te ayudará a familiarizarte con las tendencias que surgirán a lo largo del reto y -esto es especialmente importante si estás pidiendo respuestas en profundidad a una pregunta- podrás leer y digerir las ideas un poco más fácilmente que leyendo docenas o cientos de páginas de presentaciones al final.

Ejemplo de una buena respuesta:

Debes estar abierto a que te sorprendan. Es posible que en el transcurso de tu campaña encuentres, además de las ideas que pensabas obtener (o algunas muy interesantes, fuera de lo común y creativas), una tendencia en la que no habías pensado y que podría ser muy importante para tu producto, o incluso para tu sector.

Por ejemplo, en la campaña de productos y servicios del sector de los seguros para ayudar a las poblaciones vulnerables, si bien el patrocinador de la campaña encontró varias ideas que podían llevar inmediatamente a su grupo de trabajo, también descubrió que había una brecha en la comprensión de los participantes sobre los servicios disponibles. En una llamada de seguimiento para evaluar las ideas, el patrocinador dijo que estaría interesado no sólo en desarrollar nuevos productos y servicios basados en las ideas generadas por nuestra comunidad, sino también en explorar una mejor comunicación al público sobre lo que ya existe para ellos.

Conocer los criterios de evaluación de las ideas te ayudará en todos los puntos de tu campaña. Te ayudará a desarrollar las instrucciones y los incentivos de tu campaña, y a no sentirte abrumado cuando las ideas empiecen a llegar.

 

TERMINANDO

En resumen, las cinco preguntas principales que debes hacerst al lanzar tu primera campaña de crowdsourcing son:

  1. ¿Cuál es mi razón para ejecutar una campaña de crowdsourcing?
  2. ¿Cómo quiero desglosar mi desafío?
  3. ¿Quién es mi multitud?
  4. ¿Cuál es el incentivo para participar?
  5. ¿Cuáles son los criterios para una idea prometedora?

¡Conocer todo esto te ayudará a prepararse para el éxito! Y si necesitas ayuda con alguna o todas esas preguntas, estamos aquí para ayudarte.

 

Acerca de IdeaScale Crowd

IdeaScale Crowd es la comunidad pública de crowdsourcing llave en mano de IdeaScale, y ha trabajado con empresas y organizaciones grandes y pequeñas para desarrollar nuevos productos y servicios, proporcionar información sobre los consumidores y ayudar con la resolución creativa de problemas y la validación de ideas. Es una solución maravillosa si no tiene el tiempo o los recursos para construir y mantener una comunidad propia, y si desea poner en marcha una campaña de crowdsourcing rápidamente sin necesidad de aprender a utilizar el software IdeaScale. Con más de 30.000 solucionadores de problemas y pensadores creativos, hemos trabajado con empresas como Target, Hyundai, 3M y muchas más. También hemos trabajado con clientes de IdeaScale que ya tienen sus propias comunidades, pero que quieren pasar a una nueva para una campaña única fuera de su propia red. En IdeaScale Crowd, lo ayudamos con todos los pasos de su campaña de crowdsourcing, por lo que es lo más sencillo posible para usted, desde la planificación hasta la ejecución activa de la campaña (incluido todo el alcance a la comunidad), hasta la recopilación de todas las ideas. presentado durante el desafío y desarrollando un informe detallado con orientación para ayudar a evaluar sus ideas.

 

AUTORA

Sarah Stone es directora y editora general de InnovationManagement.se, y directora de IdeaScale Crowd. Con experiencia en comunicación y desarrollo empresarial, trabaja como consultora con una variedad de pymes y startups. En su tiempo libre, se desempeña como editora gerente de Frayed Passport.

Si está interesado en contribuir con un artículo a InnovationManagement o tiene alguna pregunta sobre este sitio web, envíe un correo electrónico a sarah@innovationmanagement.se y no dude en conectarse con Sarah en LinkedIn.

IMAGEN: la del artículo original

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box