Cómo encontrar tu zona de genialidad

La zona de genialidad procede del libro de Gay Hendricks The Big Leap (Tu Gran Salto). En el libro, Gay Hendricks habla de la zona de genialidad para todos los aspectos de tu vida, pero yo utilizo mucho la idea con los clientes para ayudarles a planificar la siguiente etapa de desarrollo de su negocio.

 

Traducido y adaptado del original "How to find your zone of genius", por Julia Chanteray en el blog de The Joy of Business

 

POR QUÉ LA IDEA DE "ZONA DE GENIALIDAD" ES BUENA PARA TU NEGOCIO

Pensar en tu zona de genialidad te ayuda a priorizar lo que haces en tu negocio. Es demasiado fácil encontrarse haciendo una cosa más para un cliente o dedicando tiempo a la administración, o navegando por Internet para encontrar más ideas útiles sobre cómo llevar un negocio con éxito. Entonces todo tu tiempo se va en esto. Y los proyectos que marcarán la mayor diferencia en los dos elementos que cuentan en el negocio se quedan sin hacer.

Estos dos elementos son:

1. ganar un buen dinero

y, al mismo tiempo

2. disfrutar de la gestión de tu negocio. O divertirse, como yo lo llamo. Aquí hay más sobre mi filosofía de cómo tu negocio puede crear toneladas de dinero y diversión

Centrarte en mantenerte dentro de tu Zona de Genio te ayuda a conseguir más dinero y más diversión.

 

CÓMO FUNCIONA LA "ZONA DE GENIALIDAD" DE GAY HENDRICKS

En su libro Tu Gran Salto, Gay Hendricks nos pide que pensemos en las cosas que hacemos en nuestra vida y las clasifiquemos de cuatro maneras. Nos pasamos la vida yendo de una zona a otra: incompetencia, competencia, excelencia y genialidad.

Hendricks sugiere que nos sentimos más realizados y felices cuando dedicamos más tiempo a las actividades de nuestra zona de genialidad. Me gustaría añadir a esto que tu negocio necesita que operes más en tu zona de genialidad para que tenga éxito.

Las actividades en las que eres competente, o incluso excelente, son probablemente aquellas en las que tus competidores también son, al menos, capaces. Donde puedes crear valor es concentrándote en las actividades de tu zona de genialidad, las que sólo tú puedes hacer, o en las que has hecho tus 10.000 horas de práctica deliberada para llegar a ser condenadamente bueno.

Las cuatro zonas son:

1- LA ZONA DE INCOMPETENCIA

Estas son las cosas que haces y que no se te dan bien. Probablemente porque no les prestas mucha atención, te aburren o simplemente no eres apto para ellas.
Las mías son:

  • Recordar cosas
  • Cantar
  • Ordenar
  • Gráficos
  • Lavar los platos

Verás que algunas de ellas son cosas que puedo compensar (tengo muchas notas y tareas recurrentes de ClickUp -una aplicación de agenda, N. del T.- para ayudarme a recordar cosas otras) son las que debería haber empezado a hacer a los tres años si quería ser buena (cantar). Sin embargo, la mayoría son tareas que no me importan, así que le pido a otra persona que haga el diseño gráfico y, de alguna manera, he conseguido que mi pareja me prohíba lavar los platos porque no estoy a la altura.

 

2- LA ZONA DE COMPETENCIA

En la Zona de Competencia pones las cosas que haces decentemente o incluso bien. Puedes hacer estas cosas, pero no te interesan tanto y no te esforzarías por mejorar en ellas. Se me dan bien las hojas de cálculo, pero sólo las he desarrollado porque me interesa encontrar patrones de información en los números. No quiero ser la mejor del mundo haciendo tablas dinámicas, así que cada vez que necesito algo más sofisticado que un simple código de colores o calcular el margen de beneficio bruto de un cliente, se lo paso a Peter (un experto en hojas de cálculo, N. del T.), que sin duda tiene hojas de cálculo en su zona de genialidad.

 

3- LA ZONA DE EXCELENCIA

Mi Zona de Excelencia incluye:

  • Hablar en público
  • Jugar a La Colmena (juego de mesa)
  • Ciclismo
  • Organizar proyectos
  • Cocinar comida india

Verás que mi lista incluye algunas cosas que disfruto haciendo y que no querría dejar de hacer. Me encanta cocinar comida india, y es una parte importante de mi vida tener amigos para comer mi curry de paneer y mi toran de judías verdes. Y se me da bien, según mis amigos, que se lo comen todo y vuelven. Pero no voy a volver a formarme como chef ni a abrir un restaurante. Soy feliz haciendo esto para mi disfrute. Porque sé que no tengo lo que hay que tener para llevar un negocio de comida y porque es muy poco probable que esto me traiga mucha riqueza; de hecho, es más probable que me haga perder todos mis ahorros.

Se me da bien hablar en público y disfruto haciéndolo de vez en cuando. Pero me estresa, y otras personas lo hacen mucho mejor que yo. Para ser sincera, prefiero sentarme en mi mesa y dirigir un taller.

Esta es la zona que Gay Hendricks describe en su libro como peligrosa. La Zona de Excelencia es peligrosa porque es donde la mayoría de nosotros tendemos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo, en lugar de la Zona de Genialidad. Describe el hecho de estar atascado en la rutina, o "cómodamente insensible" cuando estamos en nuestras Zonas de Excelencia.

 

4- LA ZONA DE GENIALIDAD

Las actividades que más te gustan constituyen tu zona de genialidad. Aquellas en las que te levantas por la mañana y piensas "Genial, hoy voy a hacer X". Y lo ideal es que las de tu trabajo y negocio sean las que más dinero te aporten. Tal vez no aporten dinero directamente, tal vez la gente no te pague exactamente por esa actividad, pero forman parte de tu forma única de hacer las cosas, lo que significa que tu negocio es, de alguna manera, único o mejor que el resto.

Me gusta pensar que tu Zona de Genialidad son las cosas que te encantaría hacer aunque no tuvieras que hacerlas para el negocio. Podrías pasar felizmente todo el día haciéndolas, y te sentirías muy bien.
Aquí está la mía:

  • Conversaciones con clientes
  • Estrategia
  • Mapas mentales
  • Aprender cosas nuevas
  • Escribir (quiero mejorar)

Nadie va a pagarme sólo por un mapa mental, no importa cuántos bolígrafos de colores bonitos utilice, pero trabajar en un mapa mental es una parte integral de conseguir que mi cerebro resuelva un problema. Los utilizo para planificar nuevos productos, para escribir artículos como éste y para llegar al corazón de una nueva estrategia para un cliente.

Y aunque vendo mis libros, sólo una pequeña parte de mis ingresos proviene de la venta de libros. Y mis artículos en Medium me hicieron ganar 0,27 dólares el mes pasado, así que no puedo decir que me gane la vida escribiendo. Pero me encanta hacer esto, y me hace feliz cuando alguien me envía un correo electrónico para decirme que una de las historias de negocios que envío cada semana por correo electrónico ha marcado una diferencia en la forma en que dirigen su negocio.

 

CÓMO ENCONTRAR TU ZONA DE GENIALIDAD

A continuación te explicamos cómo calcular tu Zona de Genialidad.

  1. Siéntate en algún lugar tranquilo con un lápiz, una goma de borrar, un papel y esta hoja de trabajo (ver formulario en el artículo original)
  2. Piensa en todas las actividades que has realizado durante la última semana y escríbelas en las diferentes secciones de la hoja de trabajo.
  3. Prepárate para borrar algunas de ellas y colocarlas en diferentes casillas a medida que vayas avanzando.
  4. En particular, prepárate para rebajar algunas de tus actividades de la zona de genialidad a la zona de excelencia.
  5. A medida que vayas avanzando, hazte estas preguntas, extraídas del libro de Gay Hendricks The Big Leap:

"¿Qué es lo que más me gusta hacer? (me gusta tanto que puedo hacerlo durante mucho tiempo sin cansarme o aburrirme)".

"¿Qué trabajo hago que no parezca un trabajo?"

"En mi trabajo, ¿qué produce la mayor proporción de abundancia y satisfacción con respecto a la cantidad de tiempo invertido?"

"¿Cuál es mi habilidad única?" (¿qué puedo hacer que otros probablemente no puedan hacer a este nivel?)

 

DESARROLLANDO TU ZONA DE GENIALIDAD

Tal vez quieras añadir: "¿qué me gustaría hacer a un nivel mucho más alto que los demás y disfrutar del desarrollo de mis habilidades en este sentido?" No es necesario que ya estés en el nivel más alto. Verás que incluyo la escritura en mi lista de ejemplos de la Zona de Genialidad. No soy Tolstoi, pero me encanta escribir y aprender a ser mejor escritor.

A medida que avanzas, puedes experimentar sentimientos de frustración. O recuerdas que la semana pasada pudiste pasar una tarde entera haciendo una de las actividades de tu Zona de Genialidad y sientes que el tiempo se detiene al estar totalmente absorto en lo que estás haciendo. O piensas que hacer esto fue un placer delicioso, mucho más divertido que lo que sueles hacer.

Me pongo nerviosa si no he podido dedicar tiempo a escribir artículos o a elaborar nuevas estrategias para los clientes. Necesito ese estímulo particular para sentirme bien con mi semana.

Cuando tenemos éxito en nuestra Zona de Genialidad, experimentamos lo que Mihaly Csikszentmihalyi llama "flujo".

 

TU ZONA DE GENIALIDAD NO SÓLO ES  IMPORTANTE PARA LA SATISFACCIÓN

Cuando desees que tu negocio se mantenga a largo plazo, para construir algo sostenible y tal vez escalar a un negocio más rentable, debes trabajar en tu zona de genio. No solo porque esto será más divertido, más intrínsecamente interesante y satisfactorio para ti, sino también porque ahí es donde está el dinero.

Mucho dinero; la clave de la ventaja competitiva proviene de hacer las cosas de manera diferente, no siendo lo mismo que todos tus competidores. Además, por supuesto, aprender las habilidades necesarias para administrar un negocio exitoso y persuadir a las personas para que te den su dinero, pero ese es un tema diferente. Y probablemente encontrarás la fuente de tu argumento de venta único dentro de tu zona de genio. Diría que soy una gran entrenadora de negocios debido a todo el tiempo que he pasado en mi zona de actividades geniales de hablar con los clientes y desarrollar estrategias usando mapas mentales. La mayoría de mis clientes no saben que utilizo mapas mentales para planificar nuestras reuniones. Y no les importaría si lo hicieran. Pero es parte de mi ventaja competitiva.

Cuando hagas tu ejercicio de la Zona de Genialidad, ten en cuenta esta idea: para mi trabajo, ¿qué me encanta hacer que también le dé a mi negocio su ventaja competitiva?

 

POR QUÉ NO NOS QUEDAMOS EN LA ZONA DE GENIALIDAD

Si trabajar en nuestra Zona de Genialidad es tan esencial para ganarse la vida bien, crear un negocio sostenible y es agradable en sí mismo, ¿por qué no pasamos la mayor parte de nuestro tiempo allí? ¿Por qué nos molestamos en las actividades de las zonas de competencia o excelencia? En parte, cuando diriges un negocio en solitario es que a veces tenemos que hacer tareas administrativas porque no hay nadie más que las haga. O nos da miedo conseguir un asistente virtual que nos ayude porque nos preocupan los cientos de libras al mes que nos costaría.

Y a veces, tal vez el trabajo de la Zona de Genialidad es demasiado delicioso como para permitirnos hacerlo durante mucho tiempo. Nos parece egoísta. O esto nos lleva a la otra parte del libro Big Leap de Gay Hendricks, el problema del límite superior.

El problema del límite superior es aquel en el que alcanzamos un determinado nivel de felicidad (o éxito, dinero o salud) y nuestro límite superior entra en acción. Algo en nuestro subconsciente nos dice que no lo merecemos, así que hacemos algo que lo estropea. Tal vez no sintamos que nos merecemos hacer el trabajo que nos gusta, y volvemos a contestar correos electrónicos o a hacer trabajos pesados.

Y a veces te sientes cualquier cosa menos un genio en esas actividades. A veces duele hacer este tipo de trabajo profundo o esforzarse por trabajar a un nivel superior. Puede hacer que te duela el cerebro, del mismo modo que esforzarte por correr 10 km puede hacer que te duelan los músculos de las piernas. O tenemos que hacer algo en nuestro proyecto que definitivamente no está en nuestra zona de genialidad, y nos quedamos atascados.

 

AUTORA

Julia Chanteray dice de sí misma: "Soy una asesora de pequeñas empresas, con sede en Brighton, pero que trabaja con clientes de todo el Reino Unido, e internacionalmente, como asesora de empresas online. Me concentro en trabajar con empresas con menos de 30 empleados, a veces con sólo una o dos personas. Estos negocios más pequeños son el tipo de empresa que más me interesa y a la que puedo dar un mayor impulso.

Ha creado un programa para mantenerse en la Zona de Genialidad llamado Sprint.

IMAGEN: Daniel Reche

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box