Cómo acoger la transformación durante la crisis

La pandemia de coronavirus presenta un momento especial en la humanidad. Es un momento único en el que experimentamos incertidumbre colectiva, dolor y toda una gama de emociones tanto positivas como negativas.

 

Traducido y adaptado del original «How to welcome transformation during crisis«, por Ale Duarte en el blog de THNK.

 

Como educador somático – con más de 15 años de formación de profesionales en los campos de la psicología, la educación y la terapia corporal, y trabajando directamente con las víctimas, los supervivientes y los trabajadores de primera línea en las secuelas de los desastres naturales y los conflictos – hay tres puntos importantes que hay que tener en cuenta como líder que navega por las crisis y la incertidumbre:

1. NO TAPES TUS EMOCIONES

Las emociones son tu brújula interior; te enraízan a la realidad y te ayudan a empatizar con los demás.

En esta crisis, muchas cosas te van a activar. Ahora es el momento de ser activado. Creo que tenemos que aprovechar este momento de ser desafiados emocionalmente. Necesitamos expandir nuestra resistencia  colectiva aumentando nuestro nivel de tolerancia. ¿Cómo podríamos no sólo manejar nuestra energía, sino también permanecer en este nivel de intolerancia e inquietud? Tal vez experimentando este malestar elevará nuestras «barras emocionales», permitiéndonos resistir más porque no sabemos si esto es el principio, el medio o el final.

Esta crisis también va a sacar a relucir nuestro pasado – y si no tuviste la resistencia para hacer frente a lo que pasó entonces, vas a ser desencadenado de nuevo y tomar un montón de decisiones basadas en el miedo y tu pasado inexplorado.

La pandemia está trayendo a colación una historia particular de mi pasado: En 2005, viajé a Asia después del tsunami para prestar apoyo. Cuando llegué, no sabía qué hacer. Estaba trabajando en una isla de la India, con padres y familias que habían perdido a sus hijos. En un esfuerzo por sacar a sus hijos de la isla, ataron una cuerda de la isla al continente y pusieron a sus hijos en un barco. Mientras los niños tiraban de la cuerda para llegar al otro lado, una enorme ola llegó y los aniquiló. Todos murieron.

Era mi trabajo apoyar a las madres de todos estos niños; nunca he experimentado una pena tan pura. Muchas de estas madres habían perdido tres, cinco, tal vez siete, niños a la vez. No estaba preparado para esta cantidad de dolor y conmoción. A pesar de que estaba en un modo de miedo, tenía que ir más allá de ese miedo y empezar a trabajar con todo el mundo. Lo que estoy viendo durante esta pandemia es que la gente entra en este mismo modo de miedo y de dolor.

Si podemos aumentar nuestra tolerancia a estar al límite de nuestras emociones, entonces podremos actuar en un modo de colaboración en lugar de volvernos y luchar unos contra otros.

Ahora es el momento de ser activado. Necesitamos aprovechar este momento de ser desafiados emocionalmente.

 

2. TRAE A TODO EL MUNDO PARA CREAR CAPACIDAD DE COLABORACIÓN

Una cosa es ser amenazado por algo en tu casa o en tu trabajo – este tipo de amenazas desencadenan el miedo individual. Pero cuando se habla de una pandemia, se trata de un miedo colectivo. Esta amenaza apaga un poco el teléfono de todo el mundo, por lo que todo el mundo está en alerta máxima y es incapaz de responder de forma razonable.

Por lo tanto, es importante que los líderes sean capaces de empatizar a mayor escala e incluir a todos en este duro viaje emocional. Veo muchos líderes que están en negación, que piensan que tienen algún tipo de omnipotencia. Este tipo de líderes tienden a pasar por alto a su gente – especialmente a los que son más vulnerables – y lo que sucede es que puede avanzar, pero los otros van a quedar atrás. Si un líder no empatiza con los demás, y en su lugar sigue su sentido de omnipotencia, va a tener un punto de vista muy estrecho.

Es por eso que debemos desafiarnos emocionalmente, como mencioné anteriormente. Tan pronto como empezamos a pasar nuestro umbral, empezamos a sentir incomodidad. A medida que estos niveles suben, también lo hace la tendencia a volverse contra el otro porque queremos salvar nuestro propio pellejo.

Pero, esta es la parte en la que necesitamos crear colaboración cultivando la curiosidad y la apertura con los demás. Este no es el momento de ser el llamado «líder carismático». En cambio, es importante que los líderes sean abiertos, reales y auténticos desde el principio, para que en cuanto necesite ayuda, su gente esté lista para ayudarla. Si nunca muestra vulnerabilidad como líder, le será muy difícil conseguir colaboración en estas situaciones.

La palabra importante aquí es inclusión. Tan pronto como sientsa que estás excluyendo a alguien, necesitas trabajar en tu empatía.

Ahora es el momento en que necesitamos crear colaboración cultivando la curiosidad y la apertura con los demás.

 

3.  JUEGA EN LA CAJA DE ARENA

Me especializo en el tratamiento de los traumas infantiles y en la capacidad inherente del cuerpo de un niño para recuperarse del impacto del trauma. En mi trabajo he podido observar las increíbles habilidades de los niños para jugar, perdonar y vivir el momento.

Lo primero que los adultos pueden aprender de los niños es que el impulso interior para jugar – y para hacer que los asuntos serios sean lúdicos. Siempre traen las cosas de vuelta a la caja de arena donde juegan. Volver al arenero es un signo de resistencia porque estás comenzando un nuevo ciclo. Quita el ego y permite que las cosas surjan en el entorno lúdico que has creado.

El perdón es otra habilidad que podemos aprender de los niños. Cuando los niños experimentan un conflicto, declaran firmemente que no se hablarán nunca más. Sin embargo, míralos sólo 10 minutos más tarde, y están jugando entre ellos otra vez. Han puesto condiciones: «Puedes jugar aquí si haces X». Los niños tienen una maravillosa capacidad de fluir a través de la emoción y la renovación. Así que, la próxima vez que te encuentres en conflicto con alguien más, toma una página del libro de juegos de tus hijos: practicar el perdón y hacer concesiones sin sacar a relucir tu ego.

* * *
Hace unos meses, mi pareja y yo dimos la bienvenida a nuestro primer hijo en el mundo. Tener un hijo en medio de una pandemia me ha ayudado a centrarme en el presente. Me pregunto: ¿Cómo puedo estar en la urgencia de este momento y al mismo tiempo mirar al futuro a medio y largo plazo? Un buen líder puede vivir el momento o puede centrarse en el futuro. Un gran líder puede estar presente en el momento urgente, y permanecer reflexivo y con visión de futuro – porque ahí es donde viene la nuevo.

 

AUTOR

Ale Duarte, quien dice de sí mismo que «Soy un educador somático que viaja por todo el mundo ofreciendo formación a profesionales que trabajan en los campos de la psicología, la educación y la terapia corporal. He proporcionado apoyo logístico a profesionales en áreas de desastres naturales y conflictos en muchos países, donde trabajo directamente con víctimas y sobrevivientes y ofrezco capacitación y apoyo logístico a equipos de crisis«.

IMAGEN: la del artículo original, por Danielle MacInnes en Unsplash

 

— ¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al boletín semanal de Avantideas! —

 

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.

Buscar contenidos …

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

Al hacerlo, aceptas la Política de Privacidad.
¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa
Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.
Holler Box