Si hay una experiencia nueva, es un territorio inexplorado para ti

¿Qué hace que las cosas sean fáciles de usar? ¿Son los diseños de nuestro mundo moderno lo suficientemente fáciles de usar o demasiado complejos? Es triste ver que nosotros, como diseñadores, solemos dar por sentado que todos los usuarios finales son capaces de experimentar algo de la forma en que nosotros soñamos y de entender los comportamientos complejos, pero la verdad está muy lejos de ello.

 

Traducido y adaptado del original «If there is a new experience, it is uncharted territory for you«, por Özgür Ozserin en el blog de UX Design

 

Basta con pedir a alguien de una generación anterior que se cree una cuenta en las redes sociales y escriba algunos mensajes, siga a algunas personas, etc., y se sorprenderá de ver cómo cosas sencillas para nosotros se convierten en difíciles y frustrantes para ellos. No se les puede culpar por no realizar estas tareas, es responsabilidad del diseñador hacer que las cosas funcionen para el público en general (a menos que seas responsable de diseñar una interfaz específica, como una cabina para un avión comercial en la que, obviamente, puedes tener un público objetivo y requisitos especiales), pero aquí estoy hablando de las experiencias más utilizadas, como el uso de Facebook o un termostato de pared. Ambos pueden ser utilizados tanto por un adolescente como por una persona mayor. Voy a dar un par de ejemplos sobre experiencias de nuestra vida cotidiana en el mundo moderno para reflexionar:

 

LIMONES:

Empecemos por pensar en un objeto sencillo de nuestra vida cotidiana, como un exprimidor de limones. Digamos que estás en casa de tu amigo, necesitas exprimir un limón y ves esto:

exprimidor de limones incomprensible

¿Sabrías utilizarlo de inmediato? ¿Es intuitivo? ¿Necesitará un manual? Afortunadamente, las cosas son fáciles cuando la solución es obvia. En este caso, el objeto te invita a poner el limón encima, aunque no lo hayas usado nunca. Ahora bien, ¿qué te parece este otro ejemplo?

diseño de un exprimidor

Esto podría tomar más tiempo para resolver, ¿verdad? ¿Dónde lo sostengo? ¿Hay una forma correcta de hacerlo? ¿Qué lado es el superior? Las decisiones que toma el diseñador obviamente cambian la experiencia. Ahora imagina que el objeto tiene funciones más complejas y necesita botones y/o pantallas. ¿Es su interfaz de usuario atractiva? ¿Es autoexplicativa?

 

MÚSICA:

Las cosas empiezan a ponerse interesantes y complejas a medida que se añaden más. Piensa en reproducir música en un walkman (para los lectores más jóvenes, el walkman era el futuro de la música en los años 80). Si has nacido después de la generación del cassette, probablemente te costaría manejarlo. Mira cómo reaccionan estos niños ante un walkman:

 

TERMOSTATOS:

Si hay una experiencia nueva, es un territorio inexplorado para ti. La generación del cassette puede sorprenderse de estos niños, pero si se mira desde el otro lado, en realidad son los niños los que se sorprenden de lo compleja que era la experiencia, ¡y tienen razón! Tenías que seguir un patrón complejo sólo para oir algo de música.

termostato de diseño normal

Ahora vamos a ver otra experiencia, ya que la vida se vuelve más compleja casi cada día para nosotros, los usuarios finales. Hasta que llegó Nest, el mercado estaba lleno de rectángulos de plástico blanco/beige que escondían muchos botones debajo con una pantalla LCD básica. Este era el futuro de los termostatos. Como era de esperar, ninguno tenía capacidades de aprendizaje automático y no había Internet de las Cosas (IoT). Entonces, ¿qué hizo que el modelo de Nest tuviera tanto éxito? ¿El hecho de añadir estas características geniales para nuestro mundo moderno? En parte sí, pero lo más importante es que consiguieron ocultar la complejidad a los usuarios finales y volvieron a hacer que el funcionamiento fuera sencillo, como en los viejos tiempos. Por viejos tiempos, me refiero al Honeywell T87 en particular:
termostato analogico

Verás que el T87 no dista mucho del termostato de Nest en cuanto a los principios básicos de diseño. Girar un dial para cambiar la temperatura, simple. Bueno, en realidad no es tan sencillo, porque este diseño se basa en un montón de investigaciones de Henry Dreyfuss. Él fue el hombre que estuvo detrás de este diseño icónico y su filosofía de diseño se basaba en el sentido común aplicado y en principios científicos que siguen siendo válidos hoy en día, ¡aunque fuera 1953 cuando lo diseñó!

termostato digital

El usuario tiene que interactuar con el objeto fácilmente, tiene que ser ergonómico, sencillo de usar, intuitivo, etc., ya sabes, sentido común. Nest tiene éxito porque tiene una buena experiencia de usuario y es de uso intuitivo. El aprendizaje automático y todas las demás funciones interesantes se realizan principalmente entre bastidores.

 

 

ORANGUTANES:

Otro ejemplo, esta vez una investigación realizada en Australia por la Universidad de Melbourne, exploró cómo los orangutanes interactuaban con algunos colores y formas:

Como era de esperar, les encantaba jugar con el montaje y lo que más les divertía eran las animaciones, así que quizá haya una razón después de todo por la que las microinteracciones parecen funcionar bien para todos nosotros.

Una observación interesante de la investigación fue que a los orangutanes les encantaban las interacciones naturales; no utilizaban los dedos, sino todo su cuerpo, ¡uno incluso intentó oler la burbuja proyectada! ¡Una curiosidad asombrosa! Recuerda que cada nueva experiencia es un territorio inexplorado que debes explorar, incluso si eres un orangután.

monolito

El monolito está frente a nosotros en forma de mundo digital.

 

EN RESUMEN

Hace siglos, lo más complejo que utilizaba el ser humano era probablemente un ábaco, posiblemente el primer dispositivo inteligente interactivo, y las cosas fueron más sencillas durante mucho tiempo (suponiendo que se supiera utilizar un ábaco), pero hoy en día las cosas se han vuelto complejas muy rápidamente para que podamos asimilarlas. En el mundo actual generamos y consumimos cada vez más datos (de hecho, más del 80% de todos los datos disponibles en la actualidad se han generado en los últimos tres años, gracias a las redes sociales), lo que significa que, como diseñadores, tenemos que vigilar de cerca cómo presentamos los datos y la experiencia a los usuarios finales. Siguiendo el corazón y el sentido común, podemos dar sentido a todo esto. Si sientes que algo está fuera de lugar, probablemente lo esté, si sientes que la experiencia es demasiado compleja, probablemente lo sea, así que simplifícala y hazla más intuitiva. Intenta siempre ponerte en el lugar del usuario final y haz que la experiencia sea más fácil. ¿No es esto lo que deberíamos hacer como diseñadores después de todo?

 

AUTOR

Özgür Ozserin. Es un diseñador creativo con pasión por la HCI, UX y UI. Actualmente está simplificando problemas complejos en Zebra Technologies.

IMAGEN: la del artículo original

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos …

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Quieres recibir cada semana la última publicación del blog de Avantideas?
como gestionar ideas en la empresa y tener sistemas de inteligencia colaborativa

Te mandaremos ideas y reflexiones de expertos de todo el mundo que sin duda te serán útiles.

Si te ha gustado... ¡pásalo!
Holler Box