El Metaverso para mi empresa

 

UN POCO DE HISTORIA DEL METAVERSO Y SUS PRECEDENTES

Fuera de los círculos interesados, hasta que Facebook cambió su nombre por Meta en 2021 apenas nadie hablaba del Metaverso como tal.

Esta palabra, compuesta por la griega Meta (=más allá) y “Universo”, significa literalmente “más allá del universo”. Lo que sea que eso signifique. Lo cierto es que el término lo utilizó por primera vez el escritor de ciencia-ficción Neal Stephenson en su obra de 1992 “Snow Crash”. En ella presentaba el metaverso como una especie de sistema global de realidad virtual. Desde entonces, los mundos virtuales inmersivos e interconectados se han convertido en un pilar de la ciencia ficción.

Ya en 2003 apareció “Second Life”, de la mano de Philip Rosedale y su empresa Linden Lab. Llegó a tener 1.100.000 avatares en el año 2007. En este mundo virtual se podía, y aún se puede, interactuar con otros residentes mediante un avatar, establecer relaciones sociales, participar en diversas actividades tanto individuales como en grupo y crear y comercializar con propiedades virtuales a través de su moneda virtual, llamada linden. En 2017 presentó su proyecto Sansar como una evolución de Second Life.

Su intención es competir con el proyecto de Mark Zuckerberg del que tanto hoy hablamos. Hasta muestra cómo sería un concierto en directo o un evento en Youtube.

 

ENTONCES, ¿QUÉ ES EL METAVERSO?

Dicho de una forma sencilla, es una nueva forma de conectarnos con Internet. Todo un nuevo mundo de experiencias e interacciones con otros humanos a través de sus avatares, en entornos imaginados o que reproducen otros ya existentes en el plano físico.

Pensemos en el camino que estamos andando hacia un mundo realmente virtual:

  1. Folletos en papel. Los de toda la vida que se quedan pegados al parabrisas del coche cuando llueve.
  2. Páginas web estáticas -su contenido apenas cambia y no es posible interactuar con ellas más allá de ponerse en contacto. Es básicamente un folleto digital.
  3. Páginas web dinámicas -el contenido cambia con frecuencia y sí es posible la interacción. Por ejemplo son las tiendas online, encuestas, atención al cliente, foros de soporte técnico, posibilidad de suscribirse o de comentar los contenidos, …
  4. Realidad Aumentada -combina las imágenes reales y la información vinculada a ellas que está en Internet. Se usa mucho en el diseño industrial (coches y otras máquinas), en la telemedicina, en los juegos (Pokémon Go) o la formación, por ejemplo.
  5. Realidad Virtual -un paso más allá de la aumentada. Hacen falta dispositivos ópticos que nos permiten “meternos” en ese mundo totalmente virtual, y que puede ser ficticio (un viaje estelar o a mundos imaginarios) o relacionado con algo existente, como las visitas virtuales a museos y cada vez más videjuegos inmersivos.

El siguiente paso sería el Metaverso, en el que los avatares de las personas físicas interactúan entre ellos mientras se mueven por entornos generados por ordenador, pudiendo hacer casi todo lo que hacemos en el mundo físico. Desde participar en una manifestación y hablar con otros manifestantes a ligar con quien tenemos al lado en un concierto o en una excursión a Saturno.

 

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO QUE OFRECERÁ EL METAVERSO

Dado que el Metaverso es la fusión del mundo real con el virtual, lo lógico es echar un vistazo a lo que hacemos presencialmente y estudiar cómo -si fuera posible/conveniente) duplicarlo virtualmente.

Por ejemplo, las obras de arte digitales NFT (Non Fungible Tokens). Ya no es necesario que la creación esté físicamente en un sitio, ni que haya certificados que demuestren tanto su originalidad como su autoría y propiedad. Ahora, estos datos están guardados por la tecnología blockchain, que es la misma que soporta las criptomonedas como el Bitcoin o el Ethereum. En 2021 se subastó el collage NFT "Everydays: The First 5000 Days" por 69,3 millones de dólares.

Otras posibilidades de negocio en el metaverso se corresponden perfectamente con las del mundo físico:

  • Compraventa de cosas, desde terrenos o estabecimientos a ropa, mobiliario  o coches, por ejemplo.
  • Publicidad
  • Inversión en acciones de mercados bursátiles virtuales
  • Creación (igual que la promoción de viviendas de ladrillo) de edificios e instalaciones
  • Exhibiciones y ferias virtuales, con sus stands y la búsqueda de contactos profesionales inherentes a esa actividad.

La lista es tan larga como puedas imaginar… y se ampliará con actividades y oportunidades que hoy aún desconocemos y que se irán viendo.

En cualquier caso, no lo esperes de pie. Faltan unos añitos.

 

REFLEXIONES FINALES SOBRE EL METAVERSO Y LA EMPRESA -SOBRE TODO LA PYME

Para empezar, aún no existe del todo así que calma. Se estima que aún faltan entre 7 y 10 años para que empiece a madurar y convertirse en un mundo paralelo al físico.

Pero sí que es posible entrenarse para ese nuevo mercado.

  • Respecto de los pasos que median entre el folleto de imprenta y la realidad aumentada, ¿dónde está tu negocio? Porque si ni siquiera tienes una web medio decente ya puedes ir encargando una.
  • -¿Tienes claro, bien claro, quién es tu cliente y dónde está tu nicho de negocio? Hagas lo que hagas para avanzar hacia el aprovechamiento del mundo virtual, empieza por saber a quién vendes. Luego ya verás dónde encontrarlo.
  • -¿Quieres tener una buena idea de lo que será el Metaverso? Pues
    • lee el libro “Ready Player One”, de Ernest Cline. Personalmente lo disfruté enormemente. También puedes ver su película, dirigida por Steven Spielberg en 2018.
    • juega a Fortnite o World of Warcraft. Ambas plataformas tienen hoy muchos elementos del Metaverso como la interacción de los personajes, la compraventa de poderes o herramientas.
    • si no la has visto aún, la película "Matrix" (1999) te dará una magnífica idea. "Avatar" (2009) es un buen complemento.

 

Como decíamos al comienzo, ni Facebook/Meta esperan sacarle rentabilidad a corto-medio plazo. Lo que tiene por delante es una inversión de miles de millones de dólares para ir dándole forma y ver cómo sacarle rendimiento económico... y poder.

Así que la mayoría de las empresas de hoy seguirán trabajándose el día a día aunque preparando el futuro y siguiendo las novedades y avances de la tecnología relacionada. Buscando innovaciones en su modelo de negocio o vigilando las señales de que hay que introducir cambios. De todas formas, lo importante es ver que tus clientes también están pensando en pasarse por las calles y espacios del Metaverso y, como siempre, evolucionar para adaptarnos y poder acompañarlos también en el mundo virtual.

 

AUTOR

Alberto Losada Gamst. Consultor de empresas especializado en la inteligencia colaborativa y la gestión de las ideas. Escritor de artículos y ponente sobre creatividad e innovación, comunicación en las empresas y repensamiento de nuestras actividades.

Como formador especializado en habilidades de comunicación e innovación en las organizaciones, he impartido talleres en más de 30 empresas (muchas de las cuales han repetido con nuevos grupos) y más de 1.300 participantes, tanto presencialmente como online. Y en todas las ocasiones he aprendido mucho de todos. ¡Gracias por ello!

IMAGEN: iStock

 

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Apúntate al boletín de Avantideas!

Te puedes dar de baja del boletín semanal cuando quieras. Lee más en nuestra política de privacidad

Si te ha gustado... ¡pásalo!

Comparte tu opinión



¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Buscar contenidos ...

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Categorías de los artículos

Suscríbete a nuestro Boletín

¡No te pierdas ningún artículo!

Cuando quieras te puedes dar de baja. Lee nuestra política de privacidad para más información.